cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Pajaros
Fantasía |
27.05.07
  • 5
  • 1
  • 1367
Sinopsis

Siempre creí lo que mis mayores me decían acerca de los sueños, pero a veces suceden cosas que te hacen dudar que esa leyenda es cierta...

El sueño llegó a mi mente nada mas quedarme dormida. Estaba en la azotea de un edificio, me acerqué a la oxidada barandilla que la bordeaba y de un salto me subí en ella. El edificio en el que me encontraba era alto, desde el vi las azoteas de los edificios colindantes y de algunos mas lejanos, vi los coches y los peatones allá abajo en constante movimiento. Oí el claxon de un coche, la sirena de una ambulancia, el llanto de un niño, pero por encima de todos esos sonidos, hasta la azotea llegaban los trinos de los pájaros de un pequeño parque situado unas manzanas mas allá.

Con un impulso solo comprensible en el mundo de los sueños, salté al vacío para ir con ellos. Descendí unos instantes en caída libre antes de comenzar mi vuelo. Aquellos que dicen que volar es sinónimo de libertad no saben la razón que tienen. Me sentía totalmente libre volando por encima de todas aquellas personas sin que ninguna reparara en mi existencia. Vi a gente conocida, descendí hasta la misma altura de sus ojos y ninguna se asombró de verme allí, sostenido en el aire. Pero pronto pude comprobar que para ellos era solamente un pájaro y ellos solamente humanos. ¿Humanos?. Después de presentarme ante los ojos de uno de los conocidos y de ver su total pasotismo ante mi visión, intente reanudar el vuelo ascendente pero un golpe de calor me derribó sobre la acera. Perdí el conocimiento unos segundos y cuando lo recobré me encontraba enjaulado junta a una ventana que daba a un patio interior. Allí tuve que acostumbrarme a comer unas hojas amarillentas y unos granos indescriptibles. A beber agua caliente y a soportar los golpes de bolígrafo que el niño de la casa me propinaba cada vez queno le veían sus padres. Me lastime un ala intentando salir de aquella cárcel metálica, deje peso, se me cayeron algunas plumas....

En esa cárcel pase lo que en mi sueño fueron tres días de sufrimiento.

Finalmente, cierta vez que el niño se acercaba a mi jaula con el bolígrafo en la mano.. desperté.

Ahora, mientras busco algún insecto que llevar a mis crías, sigo asombrado con ese sueño impropio de un pájaro. Desde pequeño los mayores me dijeron que los únicos animales que sueñan son los humanos y me dijeron que todos alguna vez han soñado ser un pájaro para poder volar, por que al fin y al cabo es para lo que estamos hechos, para volar.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta