cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
PALABRA DE BÍPEDO (11 y 12)
Varios |
11.03.19
  • 5
  • 0
  • 102
Sinopsis

Apuntes desclasados. Reflexiones a la luz de una vela impúdica...

NOVIEMBRE

 

 

     Todo está como dormido. Un lago de sal, un elefante de Anibal despeñándose en los Alpes, César cayendo con 24 puñaladas (“También tú hijo mío”), Pablo desmontado por su mula, cegado por la infinita misericordia de Dios.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

     Uno, dos, tres, cuatro, cinco: sangría o números en letras (¿se aprecia la contradicción de términos?) esto es: en primer lugar, margen habitual para distinguir un párrafo de otro (espacio) y en segundo lugar, índice de algo (cantidad, calidad, tamaño, etc) o transcurso (días, meses, años, minutos, horas, etc) tenemos entonces materia y tiempo. Con pensarlo un poco es fácil concluir que todo, sea concreto o sea abstracto, vive en y por (el “por” nos refiere al logos) la palabra escrita y hablada (letra y lenguaje: ácido de sombras o miel de beso inmóvil)

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

DICIEMBRE

 

 

     Hace frío. La razón y la pasión se encogen, se envuelven en papel periódico y arrojan sus narices por la ventana. Solo rostros ceñudos o tristes.

-------------------------------------------------------------------------------------------

    

     Pasos, pasitos, y pasotes Ojos alterados husmeando mujeres y vidrieras, versos que no se detienen y que se olvidan casi de inmediato (la luz de tus pezones alumbra mi lengua), instantes como ráfagas de algo que se explica y se diluye: sublime interacción de flores copulando censurada.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

     Un altar de lenguas golpeándose entre sí las espinas dorsales, hablando siempre lo peor y maldiciendo cuanto les rodea: hipócritas, serpientes, íncubos y súcubos, atroces simuladores que perviven tan solo para erizar de mierda las palabras, ergo: chismosos, cuenteros, habladores de paja, fanfarrones, sinvergüenzas que ejecutan cada letra con el sonido de su baba. No emito juicio alguno sobre ellos, ni sentencias eruditas, ni condenas a la horca, no puedo hacerlo, durante la mitad de mi vida milité en el ejército de los verdugos logotemáticos y filosóficos, sé lo duro que puede ser sufrir de pánico al qué dirán, o vivir para sostener la propiedad irrefutable de la razón y el turbio engaño del intelecto, siempre a la caza de la mosca que puede cagarse sobre la hoja en blanco del saber impoluto. Vivir de esta forma trastoca pájaros en fósiles, caras en caretas, caballos en estiércol, triste alegoría de la muerte sumiéndonos en un charco de opiniones ajenas, de cáusticas envidias, de sulfúrica verborrea,  de incuestionables mandamientos publicitarios, de íconos culturales y mediáticos, de esquemas y paradigmas necesarios para avalar nuestro coeficiente mental, tanto en las pasarelas de moda como en los bajos fondos o en los claustros universitarios o en las cartas del tarot con el colgado de primer naipe o en el homicida que elige la víctima vulnerable, o, para no joderte más con esta enumeración de falsedades, falsos, falsetes, y barítonos, en un larguísimo etcétera de flores marchitas, aptas para adornar la tumba, el trago, y el poema que me salva, que me divide en dos cada visión de insectos, de lunas, de segundos irrepetibles: el poema que se resuelve en crueles navajazos de hiel.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Un oldman alto, hosco, y feo; hastiado de cigarros, bares, y noches sin término (hembras que llegan y se van, botellas de Whisky, la vieja escuela, el último dinosaurio, y así de pendejadas una detrás de la otra) Me aburre el sexo sin caras ni compromisos (ya tuve suficiente de esas pajas modernistas) Hoy día no me gustan los bares: parecen agujeros para heridos de guerra. Me gustan las personas y los perros (“Esa misteriosa devoción de los perros”, decía Borges) Amo a mi hija y a mi nieta: mis únicas dos rosas, mis últimas palabras. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta