cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
PALABRA DE BÍPEDO (20 y 21)
Varios |
22.04.19
  • 5
  • 0
  • 138
Sinopsis

Algunas verdades particulares. Tal vez de mal gusto...o tal vez no.

AGOSTO

 

     Inicio el camino del olvido. De la “Crítica de la razón pura” a “Selecciones del Reader Digest” (un cambio drástico, lo admito, pero todo camino tiene senderos de imponderables que no pueden domeñarse) Por cierto, hablando del capítulo 8 de la Crítica, Borges aseveró que Kant solo podría comprender este capítulo si conseguía recordar al dedillo lo escrito en los 7 capítulos anteriores. El humor de Borges solía ser de una fineza intolerable y quirúrgica. En cuanto a mí, puedo asegurar que las novelas resumidas de Selecciones son la perfecta vía para alcanzar el vacío del Zen que conduce a la iluminada trascendencia, y de seguido (falsas lenguas de burdel han pervertido la noble búsqueda) el Nirvana.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------

 

     “Debes entender que no hay nada que entender” Tarde años en conseguir no entender este precepto. Logarlo me valió la felicitación de un Buda barcelonés titulado por correspondencia. Para celebrar mi inusitado triunfo nos fuimos de putas, porros, y faroles (Samsara puro, no apto para menores o cardíacos)

 

--------------------------------------------------------------------------------------------

 

     Ser cínico a costa del budismo Zen es Zen al más puro estilo del maestro que contesta a la pregunta dando un bastonazo en la espalda del que inquiere.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------

 

     El fuego que Prometeo entregó a los hombres es calor y quemadura, es pathos en su máxima expresión, es hacer, es ego, es Occidente. El fuego de Oriente no quema ni hiela, es quietud, lasitud, desapego, es Zen y Tao: no hacer, devenir en el Todo ausente del Sí mismo.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------

 

SEPTIEMBRE

 

     Decálogo del Poeta Inmaculado:

 

         1.- Le urge llenar su pipa y limpiar sus anteojitos de genio virginal.

         2.-  Llama a la hembra “delicada flor” y a la yegua “caballa”.

         3.-  Nada en un mar de sutiles efluvios sublimados.

         4.-  No sabe deletrear verga y esconde la cabeza en el primer agujero a mano (suerte de avestruz que repudia la palabra culo en todas sus variantes)

         5.-  Juega con banderitas de izquierda y derecha: poética de la política (versos politológicos) que suda los poemas más estúpidos e inútiles (no hay belleza en estos naipes de Napoleones, Maquiavelos y Marxianos, sostenidos por el afán humano de la admiración más rastrera y servil)

         6.- Se unge con una capa negra y con las dolientes lágrimas del incomprendido. Es el mejor poeta desde Byron a la fecha, pero nadie, absolutamente nadie, (no te jode) es capaz de entender la maravillosa complejidad de su innovador estilo.

         7.- No acepta críticas de ningún tipo. Aunque use palabras como esternocleidomastoideo o matemáticas o vaginitis, nadie puede hacerle ver que la poesía de las palabras no consiste en dejarlas de utilizar, sino en utilizar cualquiera de ellas en la forma correcta, la que dota de belleza incluso a las que no la tienen, a las que parecen provenir de una cagada o de un estornudo.

         8.- Explica sus versos con notas a pie de página.

         9.-  Se hala de los cabellos luchando por intercalar expresiones sabias en diversos idiomas, lo cual es válido solo si ellas surgen sin ser buscadas.

         10.- Asume que todo arte poético comienza y termina en la ventral dulzura babeante de sus poemas, y que no tardará en ser descubierto y honrado como el mayor poeta de su siglo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Un oldman alto, hosco, y feo; hastiado de cigarros, bares, y noches sin término (hembras que llegan y se van, botellas de Whisky, la vieja escuela, el último dinosaurio, y así de pendejadas una detrás de la otra) Me aburre el sexo sin caras ni compromisos (ya tuve suficiente de esas pajas modernistas) Hoy día no me gustan los bares: parecen agujeros para heridos de guerra. Me gustan las personas y los perros (“Esa misteriosa devoción de los perros”, decía Borges) Amo a mi hija y a mi nieta: mis únicas dos rosas, mis últimas palabras. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta