cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Papá.
Reales |
08.12.13
  • 4
  • 1
  • 1265
Sinopsis

Mientras yo viva mantendré tu recuerdo vivo.

Aún recuerdo cuando mi padre nos dejó. Ocurrió hace muchos años y las heridas de su partida se sienten como si acabase de suceder. Lógicamente era mucho más joven de lo que soy ahora, también era muy inmaduro pero eso no ha cambiado del todo.

Sucedió una fría noche de Diciembre. Recuerdo estar batallando para conciliar el sueño. Desde mi cama podía observar las luces del pasillo que conectaban a las demás habitaciones, tenía la puerta abierta cuando mi padre entró. En aquel entonces compartía cuarto con mi hermano mayor. Mi padre se acercó lentamente hacia él, se sentó a su lado y mientras mi hermano dormía papá platicaba con él, le dijo cosas que nunca atiné a escuchar, besó su frente y se dirigió hacia mí.

Hasta ese momento él no se había percatado que yo me mantenía despierto. Traté de hacerme el dormido pero no pude fingir por mucho, se sentó a mi lado y fue cuando se dio cuenta que continuaba despierto. Recuerdo que me miró fijamente, una mirada tan tierna y acogedora que antes no me había dado. No preguntó nada, no dijo nada, solo me veía a los ojos. Después de lo que para mí fue mucho tiempo sólo atinó a decir “Duerme, todo estará bien”, me besó la frente y se fue.

Todo fue muy extraño, mi padre nunca había hecho algo parecido. Después de un rato y gracias al paso de las horas me dispuse a dormir.

A la mañana siguiente me desperté como normalmente lo hago, mi hermano continuaba dormido así que bajé para desayunar. Al llegar a la cocina noto que en el refrigerador hay una nota pegada, no era de extrañarse puesto que ahí las ponemos cuando queremos que alguien recuerde algo, la tomé y la leí. “Una persona nunca morirá si sigue viva en tus pensamientos” – Papá. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 20
  • 4.53
  • 310

Estudiante universitario.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta