cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Para poder seguir jugando.
Varios |
12.08.19
  • 5
  • 8
  • 157
Sinopsis

Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

Todos tenemos mucho miedo, últimamente los noticiarios y los periódicos no paran de hablar de ese asesino que tiene atemorizada a la ciudad y la policía no es capaz de encontrarlo pese a que actúe cada día.

Salgo del baño algo mareado, cada día estoy peor, debo de plantearme ir al médico pero el trabajo y la situación de la empresa me hace retrasar una visita que se me antoja urgente.

El lavabo puedo ver huellas de manos ensangrentadas, el cristal está plagado de salpicaduras de sangre al igual que el suelo donde se puede ver que han arrastrado un cuerpo; me asomo por la puerta y veo en el pasillo un espectáculo digno de una buena película de terror, cuerpos por allí y por aquí, compañeros que solo conocía de vista pues no era muy de socializarme en el trabajo.

Me dirijo atemorizado e intentando no hacer ruido a mi zona de trabajo, allí esta Josefa, aquí Andrés, Pepe un poco más allá, por dios me tiro al suelo imaginando que el psicópata pueda verme, me arrastro entre las mamparas hasta mi cubículo para hacerme con mi móvil y avisar a la policía.

Me siento en mi silla agachado para que nadie me vea, me fijo que sobre mi mesa se haya un cuchillo que extrañamente se parece a mí preferido con el que suelo hacer de comer en casa, pero no es posible, lo cojo, está lleno de sangre aún caliente, lo miro con detenimiento y veo esa muesca que se hizo un día que se me cayó al suelo, mis piernas tiemblan, mi mente se nubla y mi otro yo toma el poder nuevamente.

¡Venga, aún tiene que quedar alguien por aquí!, tarareo; venga chicos, ¿no queda nadie que quiera jugar conmigo?, parece que no.

Suenan las sirenas, creo que nadie queda aún con vida que pueda reconocerme, inspiro con fuerza y me clavo el cuchillo en un sitio donde sé que no me causara la muerte pero si me dará una cuartada indiscutible, ya puedo imaginar los titulares: único superviviente de la matanza del edificio 3, oigo el ascensor, me arranco el cuchillo y lo dejo caer a mi lado para tener una buena excusa de porque mis huellas están en él, espero que mi otro yo se recupere rápido para poder volver y seguir jugando un poquito mas,

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1084
  • 4.59
  • 34

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta