cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
¿PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA?
Reflexiones |
15.02.17
  • 4
  • 13
  • 656
Sinopsis

A Borges alguien le preguntó para qué servían los poemas a lo que el argentino, lacónico y contundente, replicó: -¿Para qué sirven los amaneceres?

 

Nunca me sentí más alejado de mi primo Guillermo que en aquella ocasión en que me preguntó, con acento provocativo, el para qué rayos perdía mi tiempo escribiendo poemas.

En ese entonces yo era un adolescente de aires taciturnos con los ojos aún enceguecidos por el deslumbramiento de Rubén Darío y, aunque escribía poemas de pésima calidad cuyo insistente recuerdo todavía me atormenta, ya tenía ganada cierta notoriedad en mi secundaria como un poeta en ciernes.

Sin embargo, nada podía responder a quien me cuestionaba acerca de la utilidad de hacer versos porque hasta ese preciso instante yo mismo nunca me había planteado el asunto.

El dilema me salió al paso, nuevamente, hace unos días cuando un descarriado poeta, de bohemia incorregible, afirmó que el oficio de escribir versos no tenía cabida en el hombre actual.

Defendí mi postura diciendo que el hombre actual es el mismo hombre de ayer, y que tanto ayer como hoy la poesía sigue desempeñando un papel de catarsis psicológica, un desahogo emocional e intelectual absolutamente necesario para las almas sensibles.

No obstante: ¿tiene la poesía algún uso práctico fuera de la liberación emocional del propio poeta?

Para la mayoría de las personas hacer un poema no parece ser una actividad productiva, y en nuestra cultura obsesionada con el dinero tampoco luce como una actividad rentable.

De pronto, el propio artista se cuestiona si lo que hace tiene algún valor o si le servirá a alguien de alguna manera. Aunque a primera vista parece ser un simple dilema existencial típico, pronto se convierte en una crisis en la que el bardo se siente indigno y culpable de que sus musas sean hermosas. La solución provisional de algunos es convertir la poesía en un grito de protesta, convertirla en el megáfono de las desgracias sociales y del sufrimiento injusto, ya que muchos poetas se han convencido de que escribir versos cuando hay tanta miseria en el mundo es un lujo impagable o una especie de cobardía.

Al respecto, Albert Camus dice que algunas personas “les parece que escribir ahora un poema sobre la primavera es servir al Capitalismo”, pero luego remata magistralmente afirmando que “si el hombre tiene necesidad de pan y de justicia –y si hay que hacer lo necesario para satisfacer esas necesidades- también tiene necesidad de la belleza pura, que es el pan del corazón”.

Es necesario, pues, reconocer que la nueva poesía comprometida corre el mismo riesgo de la vieja poesía comprometida, es decir convertirse nada más que en un simple panfleto escrito en verso.

La primera condición del poema es ser poético, nada más y nada menos, de lo contrario correremos el riesgo de volver a la época en que la calidad de un texto dependía directamente de la moraleja, época oscura en la que el arte había perdido su misma esencia artística.

No obstante, hay un aspecto de la utilidad de la poesía que no hemos considerado y es éste: la palabra poética como defensa de la individualidad.

Cuando todo el mundo parece ir en dirección a la masificación y a la globalización, donde la humanidad no es un conjunto de individuos sino un hormiguero cuidadosamente mecanizado, sólo nos queda una última defensa de los límites personales: la Poesía.

Sólo la poesía nos habla de la individualidad y la originalidad de un ser humano y sólo ella tiene la virtud de hacernos ver que no somos legión, que no somos una masa, que podemos ser libres y que podemos pensar y sentir por nosotros mismos.

¿No es eso lo verdaderamente útil de la poesía?

Pero es algo que el Poder que nos gobierna no va a reconocer porque, aunque la poesía le sea útil al ser humano individual, se constituye en un peligro para la perfecta maquinaria de la sociedad de consumo, siendo pues que un poeta puede ser tan peligroso como un revolucionario, o quizás, en un sentido más profundo, sea el verdadero revolucionario... ¡El profeta de un mundo de pensamiento libre!

Así que si otro descarriado me sale al paso y me pregunta si la poesía tiene alguna utilidad mi primera reacción será: ¿lo estás preguntando en serio?

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Se nota que eres un estupendo escribir, sobre la belleza, el deleite, el arte, los amaneceres y la poesía. gracias, kfm
    cuando leo un relato, cuento, poesía u otra producción literario no tomo posición. Me gusta o no, en este caso se trata de un escrito de opinión y doy la mía. Es muy común que se mistifique la poesía y al poeta., y creo que como genero no sirve para nada, no es el vehiculo de las palabras lo que importa, el lo que se dice. un revolucionaro lo es aunque no sepa leer ni escribir, y el poder no le teme a las ideas sino a que ellas se conviertan en praxis., aquel que le pone el cuerpo a sus ideas mejor que calle. Por otra parte convengamos que la poesía hoy mayoritariamente es un pasatiempo estético, de romanticismo histérico onanista. o una presuntuosa retórica hermética. Buehhh, te puse cinco pero no es una valoración, es solo para acompañar a los que, no se con qué criterio consideraron que tu escrito tiene algún mérito.. Que lo disfrutes.
    Oh lala, ya vi que eres relato del mes y relato destacado! De ley trato de leer por lo menos 3 de estos 6 que salen cada mes. Al igual que al resto del publico, no me da tiempo de leer ni comentar ni escribir ni nada :( pero este lo lei ;) Y ya ves que yo siempre tengo preguntas para ti, enfocandome mas en “arte”, no en “poesia”, en parte porque soy de aquellos que no saben ni entienden ni nada que ver con la poesia: “Para que sirve la poesia?” es igual o diferente a “para que sirve el arte?” Porque una pintura cuesta tan cara y un libro tan barato? Que arte es el mas artistico? El mas autentico, el que esta en pleno contacto con los sentimientos? Y cual es el arte mas intelectual? Yo soy mas pintor que escritor, o soy mejor pintando que escribiendo, y soy mejor actor que pintor. Para mi el arte es lo mas importante en mi vida, tanto que me provoca problemas de pareja (no es broma, seguido me reclaman que me obsesiono con el arte y me exigen entregarme asi a las actividades de pareja). El arte para mi es lo que me da vida, pero en efecto me cuestiono si mi arte le sirve de algo a alguien mas.
    Muy bien descrito. Yo diría también, que la poesía es la forma de expresar en versos el alma de la vida.
    Buenas reflexiones. Que me inspiran otra reflexión.
    Valoro a los poetas, nos hacen ver que distintos somos y mostrar bellamente la diferencia es aportar de los mejores servicios a los demás. Estoy muy de acuerdo contigo, si me permites que te tutee. Me gustó que citaras a Camus como autoridad en el valor de la poesía.
    Muy buena reflexión sobre el alcance de la poesía
    Gracias Roberto... Aquí copio un par de pasajes que me encantan de Pavese sobre el Poeta y la Poesía... "(...) El poeta, digamos, inventa, comprende y sigue adelante. (...) el poeta finge ante sí mismo no saber lo que ya sabe. (...) El poeta, en cuanto tal, trabaja y descubre en la soledad, se aparta del mundo, no conoce otro deber que su lúcida y furibunda voluntad de claridad, de desmantelamiento del mito entrevisto, de reducción a normal medida humana de aquello que es único e inefable." (Cesare Pavese, POESÍA ES LIBERTAD)
    Excelente reflexión Roberto!!! Cualquier manifestación artística es válida. La poesía es el alma del autor, donde asoman emociones, sentimientos, la identidad de uno mismo, intensificando la conciencia y el estímulo de la mente. La búsqueda de las palabras no tiene fin, da igual el género. Un saludo.
    Como negado que soy al escribir poesía y que nunca ha conseguido escribir un verso, admiro a aquellos que haciéndolo me han conseguido emocionar, para mi, esa es la finalidad de una poesia
  • ¿Sabes lo que dicen de las balas? ¡Ellas nunca mienten! -DENZEL WASHINGTON, Hombre en Llamas.

    Este relato lo publiqué por acá hace algunos años y ahora que me encuentro editando mi libro LA PIEL DE LA LLUVIA le he retocado los detalles que me chocaban y he creado una nueva versión que espero guste a todos.

    A Borges alguien le preguntó para qué servían los poemas a lo que el argentino, lacónico y contundente, replicó: -¿Para qué sirven los amaneceres?

    En 1972, el dictador Anastacio Somoza envió a la Guardia Nacional a perseguir a los guerrilleros que se escondían en las selvas del Cuá, en la región norte de Nicaragua. En el huracán de muerte que se desató, miles de campesinos fueron interrogados y asesinados de manera violenta. Décadas después una amiga me narraría esta historia escalofriante, la que recordaba con nitidez a pesar de no haber sido más que una niña escuálida por ese entonces.

    Estas reflexiones son absolutamente personales y de ninguna manera son máximas indiscutibles. Las escribí en un cuaderno viejo como una de mis frecuentes sesiones de autocrítica y no espero que a nadie le sirvan por entero, aunque, por supuesto, si un par de ellas te son útiles me sentiré dichoso.

    Lo improbable no es encontrar el amor en un autobús. Lo improbable es encontrarlo en cualquier sitio.

    Octosílabos en la tormenta...

    Sí, cuando me pongo cursi escribo sonetitos en heptasílabos.

  • 109
  • 4.74
  • 123

Escritor del libro LA PIEL DE LA LLUVIA, además de ganador del Certamen Literario María Teresa Sánchez 2017, por su ensayo LA CEGUA y asiduo lector de TUSRELATOS.COM

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta