cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
PARTE 23
Reales |
28.03.13
  • 4
  • 1
  • 849
Sinopsis

Aquello es el mejor lugar que habéis pisado o viajado. Revuelto de sensaciones, impulsos y locuras que te hacen transportarte en un camino donde te conoces mejor. Allí no existe la realidad, es todo aquello que quisiste soñar, todo aquello que quisiste tocar y escuchar. Te dejas llevar por tu ser, aquello que quieres hacer, todo se contrae y expande a tu paso, todo tiene curvas y los colores se mezclan entre si. Yo yazco entre risas, entre paranoias, pensamientos, estadísticas, universos, mis planes, mis amigos, mi familia, pensé en la música y en el arte, comprendí mas de lo que pude llegar a pensar durante aquella noche. Solo estas tu y el mundo, dentro de ti, sin realidad ni tiempo que te agarre y te envuelva. Para ti solo sera un sueño, que te enseñara y te hará tomar decisiones raras, puede que estúpidas  pero que a la vez te hagan feliz. Y es que yo, cuando me dejo la policía suelto, al fin pensé hasta donde puedo llegar a parar.

 

Me encanta la marihuana, su morado que te pega en el cerebro, que perjudica tus pulmones con grabes canceres, que mata a personas cada día y que puede ser perjudicial para otro de tu alrededor, aquello que te produce una muerte dolorosa y lenta, eso es aquello que me encanta. Que te produce un leve cosquilleo en las sienes, que te atrapa, te relaja y hace salir tu lado mas creativo, te inspira y vuelas sobre su son.  Pero cuando me hizo efecto aquel pequeño cartón, respete lo que vivía, es algo que recordaras siempre, no es como fumar, es como viajar a un mundo paralelo, todo es igual, pero diferente.

 

El se incorpora en mi organismo, creando un camino diferente a cada uno, difícil de comprender pero satisfactorio. No parare de repetir que parece que estés en un sueño, y por lo tanto puedes soñar lo que quieras, aparte de tener efectos visuales bastante fuertes. Las farolas se doblaban a mi paso, mis pupilas se expandían como el Big Bang, y mi mente era un agujero negro que absorbía todo lo que veía  pensaba o imaginaba. No sabes si han pasado quince minutos como que dos horas, pero tu crees que vives al máximo, eres feliz, jodidamente feliz.

 

La policía nos detuvo y registro antes de llegar al parque. No parábamos de saltar al polideportivo, gritar repetidas veces que había fuego y básicamente porque corríamos de un lado a otro. A un colega nuestro le dio un mal viaje y poto hasta el estomago, gritaba todo el rato que llamaran a una ambulancia, decía que no habláramos, que le dolían las palabras. La policía nos acorralo, no les costó mucho, no parábamos de correr en círculo. Cow tiro la yerba a una papelera, los otros la dejaron escondida por allí  yo y Raquel tirábamos la marihuana y la meta, mientras que Rox se escondía detrás de unos arbustos. Justamente derraparon delante de nosotros, se bajaron, se volvieron a subir y se fueron a ver si podían pillar a los que se escapaban. Nos pedían la documentación, y yo no la llevaba encima, tuvieron que llamar a mis padres, pero llame a un colega haciéndose pasar por mi hermano, así que después de todo me dejaron suelto. Nos habían requisado un grinder y un porro, los cabrones querían multarnos y nos retenían allí por ello. A mi me vio la madre de un colega, vino para llevarse a su hijo, la salude pero no me dijo nada, sería por mi cara y mis pupilas, me delatan y se dilatan.

 

A la mañana siguiente no tenía ningún indicio de resaca ni nada, bueno, la verdad es que iba con algo de regustera, ya que me invitaron a unas rayas antes de meterme el tripi. Solo quedábamos en mi casa Rox y Cow, sinceramente no se como pudimos vivir tanto en una noche, para mi pareció un día entero a oscuras. Aun sufría aquellas ilusiones ópticas al mirar algo fijamente, o padecía de secuelas mentales, lagunas de cosas que había hecho y no recordaba. Entre tanto iba limpiando todo, cartones por el suelo, colillas, yerba, chivatos, ropa tirada entre los muebles, vasos, platos, sillas en medio del pasillo, estuve currando casi toda la puta mañana, hasta que pude dormir tranquilamente después de fumarme un buen canuto.

 

Me levante alrededor de las diez de la noche, continuaba con aquel constante pajareo que deja la marihuana al fumarla antes de dormir. Intente recordar todo lo que había pasado, pero tenía como lagunas que me impedían recordar bastantes recuerdos. No obstante recordé que tenía que venir Cow para darme treinta y cinco pavos, debía dárselos a Rest ya que me llamo y quería venir de rave. Me tuve que vestir y aun no me había picado, la verdad es que tenía aquel presentimiento que no iba a venir. Al final cancelaron todo, solo había una rave de trance en La Pau, no me emputeci ya que pensaba que no iría nadie, me dijeron de pillar Nexus, pero la verdad es que no me apetecía mucho cuando me llamaron y me informaron de que Cow estaba en el calabozo, y que no salía hasta el Lunes por la tarde. No sabe nadie porque esta, como esta o que hizo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Sigo
  • ¿Realmente sabes quien es Sid Trip? O deduces que es una breve descripción de cuando eras joven y la locura era tan adictiva que la tenias como fiel compañera...

    Sid Trip esta en su mundo, encerrado, es aquel que mueve de todo cuando tu estas de fiesta, tu le pagas y el te da una puerta hacía el paraíso, un paraíso que a las horas se te bajara haciéndote caer después en una depresión física y mental. Cuento su historia para que tengáis en mente que todo lo que es bueno tiene algo malo y así al viceversa. Se droga, ha matado, pegado y mentido, ha huido de la policía, okupado y arrestado, crece entre todo aquello que tus padres no quien que entres, es una ventana que te muestra todo a lo que no tienes que entrar, puede que las drogas sean buenas hasta cierto punto y la violencia te quite lo que tienes de razón, pero ante todo su vida es aquello que te prohíben a ti, que no te dejan ni mirar ni pensar, pensándolo así, es lo prohibido.

  • 47
  • 4.14
  • 396

Sid Trip se creó a partir de las experiencias que uno va tomando al ver un mundo muy diferente al que nos muestran los telediarios, los periódicos, diferente a las palabras de padres, maestros y demás. Involucrándose el tema en drogas, prostitución, amistad, fiesta y la vida del personaje principal que nos va explicando de forma anónima como va pasando su vida. La cuestión es que se inicio esta secuencia de partes publicadas en internet y tuvo su fruto.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 14 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta