cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pasando de hacerte, a serte.
Amor |
29.02.16
  • 5
  • 0
  • 2234
Sinopsis

Yo era el día que no salía sin tu sol, tu eras la noche que dibujaba con mi luna.

Hacerte de todo tipo de excusas, ese era mi plan para aprender a querer, para intentar amarte por encima de cualquier circunstancia, hacerte a base de excusas, hacernos a base de simulaciones.

 

Recordando todo sin nada que olvidar, olvidando todo lo que nos haría recordar a quien en verdad pertenecemos.

 

Eramos dueños del mundo cuando sonreíamos juntos, comprábamos la tarde mientras la pasábamos mirándonos a través del cristal que separaba nuestras ventanas, eran tus ojos, era tu pupila, era tu mirada, yo era la forma que me dibujabas mientras me observabas sigilosa. Yo era todo lo que querías que fuera, entonces llegó el día en que nos tocó dibujarnos por la ventana, en que nos fuimos acercando con fundamentos acrílicos. 

 

Yo era el día que no salía sin tu sol, tu eras la noche que dibujaba con mi luna.

Tú eras todo, yo era incompleto, pasé a ser mío, a ser de ti, incompleto, a desbaratarme por ti.

 

Yo era la soledad que tú no querías, yo era el vacío que tú llenabas, el aire que inflaba tus sueños de vapor.

 

Pasé a serte, a hacerte, a disminuirte el dolor que tenías de no verme cuando aparecía, a ser el analgésico de tus noches, el conflicto que no resolvías por no querer que me fuera, yo pasé a ser de ti sin demandas fiscales, sin oponerme, por culpa de tu cálida espalda, por los murmullos que hacías cuando reías para dentro, cuando eras conmigo, eras toda.

 

Yo era el completo estúpido que te miraba mientras me recordabas que lo era por mirarte así, yo pase de ser brisa, a ser el aire que te faltaba, pase de ser muchas risas, a ser tu silencio preferido, el peor sentimiento más bonito de recordar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Paso a paso, se decía.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta