cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
paseo
Varios |
05.03.06
  • 3
  • 1
  • 1412
Sinopsis

Subo unas raras escaleras y aparezco en la calle. Los coches van por las aceras. Los peatones por la calzada. El cielo es verde, las casas todas amarillas y no me encuentro con nadie que lleve una prenda ni verde ni amarilla. Un gato atado a una farola me mira, pretende que lo suelte, lo hago y comienza a volar. Lo sigo con la mirada y veo que se junta sobre el edificio con otro gato; los dos comienzan a perseguir a un perro. Todo eso sucede arriba, abajo continuo caminando. La escena de los gatos me ha dibujado una sonrisa en la boca, un hombre con gabardina y gafas oscuras que se cruza conmigo me toca la boca y se lleva mi sonrisa. Continúo mi camino y veo salir de un coche una fila de pájaros carpinteros que se meten en una tienda de muebles de la que sale un gran pájaro carpintero con serrín en el pico. En la calle donde estoy ahora no hay coches, es peatonal y el lugar de los coches, es decir, las aceras, está lleno de puntillas así que la gente tampoco puede caminar por ahí, pero la calle queda más espaciosa. Junto a mí cae un perro moribundo, los gatos de arriba lo alcanzaron. Un empleado de limpieza que esperaba su caída, se lo lleva en una bolsa transparente que deposita en un contenedor transparente a través del cual se ven más bolsas con más perros. La acera se vuelve verde y el cielo cada vez mas rosa. Está atardeciendo. Si quiero ver verde, ahora he de mirar hacia abajo. Los edificios siguen amarillos. Aparece de nuevo el hombre de la gabardina y gafas oscuras, se le calló la sonrisa y va murmurando algo entre dientes, al fondo unos niños la encontraron y se pelean por ella. La gana el más fuerte que sonríe a los otros, todos serios. Aunque me voy alejando más y más de mi casa, al doblar una esquina me vuelvo a encontrar en mi portal. Entro, bajo las escaleras y subo hasta el piso cinco. Ya en mi habitación me vuelvo a acostar y despierto. Todo ha ido perfecto, mañana quizás cambie algún color… y lo de los perros. Ellos no tienen la culpa de que yo fabrique mis propios sueños.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta