cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Paseo Interesante
Reflexiones |
22.04.17
  • 5
  • 1
  • 974
Sinopsis

La zona de la costanera me encanta porque invariablemente sus puentes me hacen acordar al Sena, parece un paisaje Parisino. Mi imaginación, más la suave música que escucho en el auto hace a éste momento sublime.

Hoy salí de casa, sacando tranquilamente el auto por el portón, con la firme intención de que se hiciera realidad la premisa, que dice
que la mayoría de las veces "no importa las situaciones que nos toquen vivir sino como elegimos sentirnos mientras las vivimos".

Me propuse en lo que otrora podría haber sido un viaje aburrido, sin pena ni gloria, transformarlo en un paseo interesante al mejor estilo turístico, donde todo nos parece lindo y atractivo.

Puse un pequeño grabador en el asiento del acompañante del auto, y comencé a grabar todo lo que se me ocurría decir y sentir.

"En este momento estoy parada en un semáforo, voy camino a que Fernanda mi fisioterapeuta me haga masajes, para verme y sentirme mejor.
Miro alrededor, hay gente muy apurada que frena el auto casi sobre la senda peatonal, y todos los que vienen por detrás, a la misma velocidad quedan pegados sin espacio intermedio, entonces si el primer auto quisiera retro ceder, para no pisar a un peatón que en todo su derecho está cruzando la calle, no podría.
Pasan algunos segundos y sigo en el mismo lugar, pero mi mirada se posa sobre el puente que tengo que cruzar cuando me den paso.
Veo una hermosa barandilla toda trabajada en cemento y rematada en una figura de hierro con formas redondeadas abstractas con aspecto de puntilla de crochet que sirve de base para sostener en su parte central un bellísimo farol colonial de hierro forjado, con ese color gris envejecido por el tiempo. 
Al comienzo y al final del recorrido del puente, hay focos iguales como los anteriores pero de pie.
Sin darme cuenta arrancamos todos, y cruzamos el Río Suquia, para acceder al centro de Córdoba, por la avenida ancha, que se llama General Paz, en honor a un prócer importante de estos pagos.
La zona de la costanera me encanta porque invariablemente sus puentes me hacen acordar al Sena, parece un paisaje Parisino. Mi imaginación, más la suave música que escucho en el auto hace a éste momento sublime.
Ya hice varias cuadras y decido doblar hacia mi derecha por Humberto Primo, otra avenida que cruza a la primera, de nuevo tengo oportunidad, de observar con la mirada de protagonista de una película ambulante.
Las imágenes desfilan delante de mi, como enfocadas por una cámara de filmación alcanzando a grabarse muchas y variadas en mis ojos hasta que el semáforo se pone verde, y me permite avanzar.
¡Qué lindo es el centro de la Ciudad! dejo deslizar la mirada a lo largo de toda la avenida, los edificios intercalados con negocios de todo tipo ya que no es una zona en la que se venda algo en particular ,pero es muy colorida, se destacan sus toldos, carteles
y pinturas color tierra en sus paredes.
Es muy pintoresca, tiene edificios medianos, algunos acabados en pirámides en su último piso.Me pregunto si los arquitectos se habrían puesto de acuerdo para diseñar, varios inmuebles con el mismo terminación en el techo, o pensarán que ese tipo de construcciones atrae la buena suerte? 
Llegue a mi destino sin darme cuenta, los veinte minutos que tardo normalmente en llegar se pasaron muy rápido, al rato me encontré tocando el timbre deseando seguir con el encuentro de mi ciudad, a la salida de las sesiones mágicas de cremas y charla...y ciencia por supuesto.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Exquisito relato turístico de la zona esa de la Costanera.
  • Los croatas no somos vikingos, pero él sin faltar ningún día a su ritual, me veía aparecer, camino del colegio, y cuando yo pasaba por su vereda escuchaba ¡hola vikinga!

    Le dijo su primer marido cuando ella le pidió el divorcio, “claro, no quieres depender de mi, Pero en un tiempito nomás, vas a depender del abogado, contador, amigos, mecánico etc”

    Bueno, ya hecho el plan, de alivianarme un poco la mochila de mi espalda sigo con esa sensación de algo que va a ocurrir, inminente no muy agradable.

    La zona de la costanera me encanta porque invariablemente sus puentes me hacen acordar al Sena, parece un paisaje Parisino. Mi imaginación, más la suave música que escucho en el auto hace a éste momento sublime.

    y me llevas contigo a la profundidad azul azul de los mares

    El día en que transcurrió mi historia era frío, la llovizna de a ratos mojaba la ropa y la cara pero aun así, preferí el medio de locomoción más interesante para mí en ese momento.

    Quisiera parar el reloj, que el día fuera mucho más largo, que todo quedara paralizado por un rato menos yo y mi computadora...pero no eso no es posible, parece.

    Creo que muchas cosas y situaciones estaban prohibidas, por ejemplo llorar, decir que se tiene miedo, llegar tarde, reírse fuerte, es decir a las carcajadas.Y sobre todo no hablar de las cosas privadas familiares. Hoy quiero y tengo algo para decir...

    La imagen de Dirk, bajando la escalera…con una nena rubia sentada en los hombros, sonriendo a la mañana,escuchando los parloteos de su voz cantarina, sentada en la mesa de la cocina color verde Nilo, la estufa a leña a sus espaldas,..

    El amor en la pareja, un tema que a mí, me atrae, me lleva a investigar, y me gusta escuchar

  • 26
  • 4.56
  • 122

Me gusta escribir sobre las relaciones y vínculos humanos.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta