cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Patucos
Varios |
19.12.06
  • 3
  • 5
  • 2374
Sinopsis

      Un par. Y quién me lo iba a decir a mí, yo que apenas si sé cuidar de mí misma. Mejor así, dicen, te lo quitas de un solo golpe. Golpe de efecto, sin duda.
      Me envidian, muchos me envidian. Un marido que me quiere con locura y un par de críos que berrean dulcemente desde su cuna. Me felicitan y les correspondo; no seré yo quien les lleve la contraria. Mi madre está desbordada; ha tejido tantos patucos que no hago más que darle vueltas; he de encontrarles ya mismo una utilidad alternativa, comienzan a incordiarme. Habría sido mucho más fácil si no tuvieran ese tamaño tan incómodo, o si fueran impermeables; en tal caso podría usarlos como preservativos, para prevenir un segundo episodio. Es inútil, mis problemas nunca volverán a ser la delicia banal con la que me torturaba a falta de algo peor.
      Confieso que me gusta verles mientras duermen, me hacen sentir viva. A veces simplemente me quedo junto a ellos y los observo en silencio, pierdo la noción del tiempo. Y escribo sobre la vida que tendrían, en mundos ficticios que yo les otorgo. Me siento en paz conmigo si les imagino felices.
      A veces, en sueños, escalo un muro; subo por él fácilmente hasta alcanzar la cima. Cuando estoy arriba, contemplo divertida el panorama que me espera al otro lado. Veo caras conocidas que me invitan a saltar. Y yo salto, no soy difícil de convencer. El tiempo se distorsiona entonces; mi salto se prolonga en el aire durante varios minutos, mientras me paro a dilucidar la cantidad de cosas que he dejado olvidadas del otro lado, sin preocuparme demasiado al respecto. Sólo al caer, cuando mis pies golpean efusivamente el asfalto, me hago consciente de la peor de las evidencias. La certeza de que el muro sólo es escalable por una de sus caras me invade, extrañada me percato de que en el fondo siempre lo supe. Ni siquiera lo intento, sólo lo observo atónita, acongojada quizá; inmóvil. Y reparto mi mirada entre tantas caras que sonríen, felices o maquiavélicas, no alcanzo a distinguir. Curiosamente, en mi sueño, soy incapaz de articular palabra en todo momento. Me despierto igualmente muda.


      Les gusta el sol, tanto como a mí; dejan de llorar si los llevo al parque, se dejan acariciar por el tímido calor de mañanas otoñales. Caen rendidos. Entonces yo escribo; escribo hasta que a los tres nos entra hambre. Escribo sobre cosas que nada tienen que ver conmigo.
      Aquella tarde, de camino a casa, no pensé en mí. Pensé en ellos, y en todo lo que aún tenía que hacer por ellos antes de alcanzar la cama, exhausta. Había dejado de imaginar vidas posibles, situaciones probables o improbables que incrustar en mis fantasías escritas, en amagos de historias que contar. Mis relatos sólo hablaban de bebés, al igual que mis pensamientos, mis horas e incluso mis inquietudes. Bebés que ríen, bebes que duermen, bebés que crecen. Yo ya no estaba, sin más.
      Desearía no haberle visto aquella tarde. Le reconocí al instante. Su melena juvenil se había visto relegada a un par de entradas impías que prolongaban su frente con crueldad. Su mirada seguía siendo igual de etérea, y casi podía intuir sus ojos color miel, a pesar de la distancia que nos separaba. Dicen que el primer amor nunca se olvida; yo sabía que no era cierto.
      No se giró. Absorto en sus pensamientos sigui&
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 71
  • 4.13
  • 672

¿Aficiones? y qué os voy a contar que no haya contado ya...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta