cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pedro perdió la fe
Humor |
02.10.12
  • 4
  • 12
  • 2479
Sinopsis

En una oportunidad, antes de iniciar un acto publico, pedro, como dirigente político, aprovechó para abordar al gobernador de una provincia, y le manifestó su preocupación por no haberle dado el trabajo de secretaria a una amiga, que le había recomendado; a lo que el gobernador le dijo: “no pasó la prueba porque escribió bolívar con v de verde (volívar)”, jajajaja.

Pedro, un autodidacta, había  conocido la “b” como b labial, b alta, b de burro y la “v” la conocía como v labidental, v baja, v de vaca.

En una oportunidad, antes de iniciar  un acto público, Pedro, como  dirigente político, aprovechó para abordar al gobernador de una provincia, y le manifestó su preocupación por no haberle dado  el trabajo de secretaria a una amiga, que le había recomendado; a lo que el gobernador le dijo: “no pasó la prueba porque escribió bolívar con v de verde (volívar)”, jajajaja.

En sentido figurado, por razones de fonética, en algunos países de habla hispana, la letra “v” se pronunciaba fe, como algo elegante para diferenciarlas.

Pedro era uno de aquellos, que con elegancia, en muchas ocasiones solía decir, por ejemplo, la fida hay que saberla fifir (la vida hay que saberla vivir).

Pedro, apenado, contactó a su amiga y le hizo saber el malestar que sentía al hacerlo quedar mal ante el gobernador por no saber diferenciar la B de la Fe (V); le dijo: cómo es posible que no supíste escribir Bolífar? , así lo pronunciaba elegantemente pedro.

Recientemente la real academia española, realizó algunos importantes cambios y entre ellos, la v ( fe para pedro) se llamará uve.

Así fué que pedro perdió la fe. …

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me ha gustado el juego de palabras del final. Aunque en España, no tiene mucho sentido, porque siempre la fe se ha llamado uve! jajaja Saludos!
    Siempre es interesante aprender cosas nuevas
    ME GUSTO EN MI PAÍS SOBRAN DE ESTOS DIRIGENTES
    2º párrafo, después de la 2º coma: los nombres personales siempre con mayúscula. Por otro lado, coincido plenamente con Gardenia. Agrego también que comencé a leerlo pensando que seria referente al relato bíblico, pero me sorprendiste. Tu relato esta muy bueno.
    Muy bien su aporte, a parte de ser educativo, es breve y tiene doble sentido, me refiero por su grado de humor. saludos.
    Esas faltas de ortografía, parece como si definieran destinos importantes. Bueno todos las tenemos y en cierto punto a veces me descojona ver que tanto cuidé mi escrito pero al final aparece una, por suerte alguien me aclara tales errores. Saludos dalsan, tu relato fue un buen aporte.
    Escribe tus comentarios...
    Original y educativo.
  • Y ESCRITORES, DESPUES DE LA ENCUESTA

    La suegra de Sara ya se había olvidado de ella y de su nieta; tenía a su lado a Saúl, su eterno bebé y el egoísmo le cerraba las puertas de felicidad para su hijo. Importaba ella y nada más. Saúl, tenía un régimen de visitas, impuestas por el juez, al declarar firme la sentencia de divorcio, de lo contrario, por seguir instrucciones de su madre no hubiese visto más a su hija. Era un mal padre en ese sentido.

    Allí estaba la pareja de mujeres con el niño; aquel rostro tan igual a su bebe recién nacido le revelaba que estaba en presencia de su hijo. Sara no se contuvo esta vez, y movida por La Fuerza de la Verdad, le pidió a Mirla que le ayudara a recuperar su hijo, a través de una estrategia que había pensado y repensado varias veces.

    Ya viviendo sola, disfrutó de la compañía de su madre, en los últimos días de su embarazo, que a pesar de tanta dificultad, se estaba dando bien y con más tranquilidad; en su empleo contaba con seguro de salud y podía ser atendida en hospital diferente. Ya el hospital del sur le daba pánico, allí volvería después de su parto, por razones de investigación sobre el caso de su hijo desaparecido. Tenía en mente recuperar su hijo a como de lugar.

    Casi se desmaya Sara al confirmar más las sospechas sobre su “hijo vivo”.

    A Sara se le complicó el embarazo y abortó; era una niña, esta vez si tuvo la sensación real de su hija muerta; muy diferente a lo que sentía por su hijo.

    Es mío es mío, decía Sara cada vez que lo veía, y en ese momento estaba allí, mientras esperaba ser atendida por el médico. Bajo una tormenta, con relámpagos y truenos, había llegado Sara a aquel sitio de atención médica.

    En una oportunidad, antes de iniciar un acto publico, pedro, como dirigente político, aprovechó para abordar al gobernador de una provincia, y le manifestó su preocupación por no haberle dado el trabajo de secretaria a una amiga, que le había recomendado; a lo que el gobernador le dijo: “no pasó la prueba porque escribió bolívar con v de verde (volívar)”, jajajaja.

    Cuando celesto se lo comunicó a su padre, don ortu algo contrariado le dijo: pero celesto chico! Hasta cuando te voy a explicar que yo deje de tomar colas o aventones hace ya mucho tiempo… eso da pava (algo así como mala suerte) a la gente. Yo me voy pagando un carro por puestos y no se hable más del asunto.

    La familia Heiss lo había creado y por circunstancias del destino, de haber nacido en año bisiesto, el águila inédito tenia destino incierto.

  • 15
  • 4.19
  • 635

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta