cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Pequeño, aunque odiabas que yo te llamara así.
Amor |
07.01.17
  • 5
  • 1
  • 150
Sinopsis

Sé que hay cosas que como siempre, ni hoy, ni nunca te importaran saber, leer, escuchar.

Pero es probable que estas palabras en ningún otro momento sean escritas, y que nunca en la vida nadie te dedique un pedazo de papel, al menos no como este.

 

Todo empezó ese día, no creo que lo recuerdes, pero la escena eras tú cantando y con una guitarra en la manos, luciendote porque sabes que lo que haces, lo haces bien, brillando, riéndote mientras cantabas.

Desde ese día me tienes, pero sé que no recuerdas de qué día hablo y creo que ese día ha empezado a perder importancia.

Crei que podria tenerte… tambien crei que podria ser tuya. Todos nos equivocamos a veces.

Esta es una historia que no tengo que contar, porque nunca terminó de pasar, porque yo me mentí, porque solo eramos, somos… ¿fuimos?, un par de noches en un auto…

Solo hay un problema, aun sigo escuchandote algunas veces cuando cierro los ojos, preguntándome porque fumo tan rápido, diciéndome que ya es hora de que brinque de los 16 a los 20 en un microsegundo…

Otras veces, solo te siento, respirandome en el cuello, buscando mi mano cuando me sentías ausente, pero cuando te veo, ese es el momento en que pido despertar, porque te veo sonriéndome una vez más y haciéndome esa expresión a la que sabes que siempre diré que si, en ese exacto momento, quiero dejar de sentir que alguna vez te tuve y así dejar de sentir que de alguna forma te perdí.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 68
  • 4.76
  • 113

"¡Alto! Ten cuidado conmigo, que soy especial. No me doblare ante nadie, no tendré miramientos. La ley del revolver es mi ley. Mi nombre es indomable. No creo en el consumo. Soy salvaje por naturaleza. Lo bello y lo bueno componen lo justo. Creo en la sobriedad y en la pasión. Los mitos no existen. Solo creo en mí y en unas cuantas cosas más. Primero juzgo y después tolero." Dorelia Brahona, Autora Costarricense.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta