cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Perdidos
Reflexiones |
04.10.13
  • 4
  • 14
  • 2321
Sinopsis

Tiempos cambiantes.

¿Hacia dónde? ¿Cuál es el camino? Los pájaros se han comido las migas y las piedras de Hansel no se distinguen de las demás. Cenicienta ha vuelto a su trabajo de limpieza después que al príncipe lo encarcelaran por malversación de fondos y la Bella Durmiente ha encontrado un tratamiento efectivo para su narcolepsia.

Así hemos quedado, huérfanos de mitos y dioses. El que nos inculcaron de pequeños ha perdido su mandato vitalicio y la dupla de Buda – Alá marcha como gran favorita en la sucesión de los cielos. Nuestros viejos se mueren o, peor aún, marchan a la tierra del olvido llevándose consigo las caricias reparadoras y los hombros donde reponer fuerzas.

Las promesas eternas se deshacen como un castillo de naipes. Las reglas en el amor han cambiado y nadie osa decir en voz alta las nuevas. Los hombres se atreven a mostrar sus emociones y las mujeres, sus instintos.

Nuestros hijos ya han soltado nuestra mano y son pares que nos miran a los ojos sin temor. Ellos saben, mucho antes que nosotros, que el séptimo de caballería aparece a último momento sólo en las películas yanquis y que si dan un paso en falso puede no haber vuelta atrás.

Reinventarse, reciclarse y rehabilitarse suenan a tarea ciclópea cuando no tienes ni la más somera idea de dónde acabarán tus huesos. Lo que nos da de comer hoy puede ser una simple anécdota de aquí a unos meses y esa certeza nos atenaza las tripas. La madrugada nos descubre más de una vez con la mirada angustiada y el miedo intacto.

Observamos alrededor y no hay costa ni puertos donde amarrar. Queda apretar los dientes y poner rumbo al horizonte. No pensar en todas las tormentas que nos esperan sino en la próxima ola, que según dicen los marineros, es la que puede voltear tu barco.

Para orientarme yo tengo mi propio faro; un cursor que titila 58 veces por minuto sobre una página en blanco.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Un canto de nostálgica desesperanza que, finalmente, encuentra el faro que guía hacia el refugio de la fantasía. Un relato muy bien escrito que contiene pasajes memorables, como el que habla de los personajes de cuento y el último, con la metáfora de la tormenta. Frases breves, medidas y contundentes que proclaman verdades como puños. Todo un lúcido y lucido análisis de la crisis espiritual de nuestra sociedad y una certera alabanza de la literatura como vía de escape y tabla de náufrago en medio del furibundo temporal. Y en otro orden de cosas, mi muy apreciada Selene, te ruego muy encarecidamente que dejes de eliminar relatos para no aparecer en el ranking. Mereces estar ahí. Un abrazo.
    Afortunado el que tiene un faro, es la única forma de mantener el rumbo. Un saludo.
    un escrito que se enfrenta al peso de la verdad. Que siga titilando la luz de ese faro y proyecte más de esas palabras necesarias.
    Terremoto tras terremoto, ventolera tras ventolera, caen los castillos de naipes que más sólidamente creíamos cimentados y los lugares donde encontrábamos las respuestas o se han ido o han cerrado por vacaciones. A eso se le llama crecer, o vivir, o cumplir años, o pasar etapas. No sólo me gusta tu reflexión, también la manera en que la has expresado, sobre todo la ironía sobre los cuentos infantiles.
  • Un guiño a la primavera. Gracias por leer y comentar.

    Un patio de tierra y dos hermanas.

    Amor: salto de fe que practican hasta los ateos.

    "lex talionis" Código de Hammurabi (1760 a.C.)

    Los guiños de Joene y Umbrio a Angelique me inspiraron esta historia. Gracias, querido Alberto Roma, por dedicarnos tiempo de lectura.

    Hace poco leí una entrevista a un superviviente de la batalla del Ebro. Me inspiré en sus anécdotas de la guerra para escribir este relato. A ver qué les parece. Un saludo, compañeros

    He hecho un pacto y cumplo mi parte no borrando textos ya publicados. Van estos micros a la salud de La Maga y Castelao, un par de asturianos que saben dar buenos consejos.

    Tiempos cambiantes.

    Argentina, hace 31 años.

    Dedicado con muchísimo cariño y respeto a los compañeros de TR. Gracias por el recibimiento cálido y cercano.

  • 13
  • 4.53
  • 326

Pluriempleada, trimadre y mujer inaburrible. Me interesan tus comentarios para aprender, acompáñalos de las estrellas que te apetezcan. Si quieres continuar el paseo lalunaticadetuvida.blogspot.com.es

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta