cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Perfecta idiotez III
Fantasía |
08.08.19
  • 4
  • 3
  • 298
Sinopsis

Miercoles. Llevo sentado un par de horas en la terraza donde la vi la última vez. Hace un calor sofocante y voy por mi tercera Moritz. He venido casi cada tarde, varios días a esperarla.

Por fin la veo llegar. Suerte que es de costumbres, como bien he leído. La observo con discreción y desde un alejado rincón sombreado. Ella no me descubre y siento ganas de ir y... pero no, voy a esperar un poco. Me gusta verla así, al natural sin que me perciba. De todos modos hoy ya no me respalda mi perfecta idiotez y fijo que no se me va a escapar.

Pide su verdejo y enciende un cigarrillo.

"Perdona ¿tienes fuego?"

"Todo el que necesites cariño"

Siempre he querido contestar a una pregunta así, pero como no fumo...

¡Satélite llamando a Tierra!... céntrate que te vas del tema colega.

¡Mira por dónde! Como si de un dejavú se tratara, se repite la llegada del motero machote, con la misma burra, la misma camiseta y el mismo.... ¿pantalón? ¿Es que no se lava la ropa o su vestidor es monotemático?

Se quita el casco y encamina sus pasos hacia ella. Está en su punto de mira y ello hace enrojecer a la bella presa como un tomate al sol de agosto. Se planta frente a mí preciosa escritora. La saluda con entusiasmo.

-Hola guapa, ¡estás bien!

-Hola, si, yo...

-No te pregunto, ¡lo afirmo! ¿Te apetece que me tome una cerveza contigo?

-Si, si tienes tiempo, claro... -contesta suavemente.

-Tengo toda la tarde para tí, princesa -le guiña un ojo y le obsequia con una elocuente sonrisa.

Entra en el bar a buscar su bebida.

Noto su nerviosismo y quizás un ápice de duda en sus ojos, que intranquilos, se despliegan observando a las personas de las mesas que tiene a su alrededor.

En un flechazo ocular me reconoce y la sorprendo. No puedo hacer más que sonreírle y levantar mi Moritz a modo de saludo.

-Hola, Seren... - la nombro.

Sé quién eres, sí.

Su cara resplandece. La mía enloquece bajo la piel.

Capitán América sale del bar con su cerveza en la mano y se sienta a su lado. Yo me doy cuenta de su pavoneo pero creo que ella no.

Sin dirigirle ni una mirada al superhéroe se levanta con una gran sonrisa en su cara y se dirige hacia mí. Está fantástica.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 61
  • 4.61
  • 17

No penseis que mis dedos valen más que cualquiera de los vuestros. Grito a los vientos que si por vos pierdo la razón mis dedos dejarán de ser eso, dedos. Porque aunque haya nacido con dedos en la mano derecha y en la izquierda, entre todos no sumarán más.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta