cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
¡Pero Finge un Orgasmo!”Rogelio Agencia de Investigación”
Humor |
14.08.14
  • 5
  • 2
  • 2866
Sinopsis

Tendrá que colaborar con la Brigada Central de estupefacientes, después de padecer la pérdida de un servicio gratuito con la “Negra” con final feliz.

13

Tanto pintar flechas en aquella pizarra me estaba volviendo “turumba”, me faltaba espacio en la pequeña superficie negra. Para arriba para abajo, tal él era el cruzar flechas con sospechosos y lugares ¡Tenia la picha hecha un lio! Retrocedí unos paso para tener más perspectiva ¡Coño si se que soy bueno! Aquella pizarra era lo más parecido a un cuadro expuesto en el Alison Jacques Gallery de Londres del pintor Tomory de Dodge.

Inclinaba mi esplendida cabeza a ver si era capaz de captar el mensaje del autor ¡Seré idiota! Que el autor de tal grandiosa obra era yo mismo ¡Joder lo que somos capaces de hacer los artistas! Vicente el verdulero, Pedro el concejal, calabacín en el culo, pera con ducha ¡Sin comentarios!, tomates con coca, la “Negra” la gran paliza, Mercado Central como centro logístico, mariconas sueltas con cuerpos de halterofilia  y yo como centro epicentro del terremoto ¡Un tío cojonudo! ¡YO!

El único punto que nos unía era la lista de morosos de la “Negra”. La puta “Negra” tenía que ser el celebro, la tenia sentada en una de mis sillas del despacho. La observe cuidadosamente, culo lo tenía grande justo le cabe en el asiento, las tetas eran de dimensiones industriales, los brazos como las piernas son recias como las del muñeco Michelin, pero la cabeza más bien de tamaño reducido ¡Como que no! Ella no podía ser el celebro ¡Seguro!

--¿Cómo te encuentras Rogelio?

--¡Joder Negra! Que aun no me buscado para encontrarme.

--¡A mí no me chulees! Bastante hago que me preocupo por tu salud, después de lo de los tomates.

No tenía que haberle contestado asi a la “Negra”, es que cuando estoy pensando cualquier distracción puede ser mortal, la vida de mis neuronas depende de mi estado de concentración. Si me despisto con distracciones se mueren un montón de mis neuronas y la consecuencias son fatales porque luego ¡Quién cojones se acuerda delo estaba pensando! ¡Yo no! Matan más neuronas el pensar  que la ¡Puta droga! Lo sabré yo.

-- Mira que eres oportuna Negra ¡Que no ves que estoy pensando!

--No si yo ya te miro pero como no veía tus pensamientos ¡Perdóname Rogelio! ¡Va hombre! Te invito a un servicio.

--¡Yo por follar! ¡Maaaatooooo…!

Dicho y hecho, en un abrir y cerrar de ojos ya estábamos en una de las habitaciones de la Sra. Patricia. La “Negra” acostada en la cama mostrando el color sonrosado de del interior de su vagina, apartando los labios mayores y menores, tiene un  bosque de pelo rizado que cubre todo el monte de Venus ¡Ya estamos, aquello llamarlo monte! Más bien era toda una cordillera por su tamaño.

Me desnude y a por trabajo que para lidiar a la “Negra” hay que ser muy torero.

--¡Me haras un homenaje! Cuando me corra al menos finge que a ti también de ha venido el gustazo ¡Vale!

--¡Que raros sois los tíos! ¡Echo! Gritare como las de las películas porno cuando simulan un orgasmo.

--¡Vale!  Eso, eso como las porno. Pero grita fuerte que te oigan en toda la pensión.

Me lance encima de aquel montón de carne oscura, buscando donde clavar mi pica. Ya tenia posición adecuada y apuntaba al objetivo ¡Para dentro pequeña! ¡A trabajar! Recorrí valles profundos y senderos por donde perdí el sentido de mi orientación por la inmensidad del horizonte que había delante de mis ojos ¡Darme un punto de apoyo y moveré la tierra! El punto de apoyo sí que lo tenía y bien metido entre aquellas femeninas piernas ¡Pero lo de moverme! Lo tengo algo “jodido”.

De repente la puerta de la habitación se abrió. Una sombra alargada se abalanzaba sobre nosotros. La “Negra empieza a gritar ¡Aaaaaaaaa, aaaaaaaaaa, aaaaaaa!

--¡Joder Negra que aun no me he corrido! ¡No hagas gemidos! Que mal finges.

--¡Por todos los Santos! Que susto ¡Que mala sensación!

--¡Mala puta! El susto nos lo has dado usted Sra. Patricia ¡Haber llamado a la puerta! ¡Coño que no cuesta tanto!

La Sra. Patricia tomo aire por que llego fatigada de la corrida que pego desde el recibidor de la pensión hasta nuestra habitación. Aclaración fue la única corrida que hubo entre aquellas cuatro paredes, porque lo que fui yo ¡Nada de nada!

--Que mala sensación me habéis dado erais como una aceituna negra pinchada por un palillo mondadientes. Tu tan blanco y delgado, ella tan negra y tan gorda.

--¡Joder Sra. Patricia! Haciendo chistes a su edad.

--Los que no cuentan chistes son los dos “maderos” que tengo en el recibidor que piden por ti Rogelio. Dicen ser de la Braga Central de algo de Estufas ¡No entiendo! De lo que sí que estoy segura es que son policías.

--Serán de la Brigada Central de Estupefacientes.

Me vestí y salí al recibidor de la pensión. Dos hombres largos como un día sin comer me estaban esperando. Se identificaron ¡Como “mola” lo de las placas! ¡Cojones mira que la he pedido! Pero me huele que no me darán placa. Me invitaron a llevarme a la central, en la calle nos esperaba un vehículo negro con las lunas tintadas.

Me sentía como el teniente Colombo el centro de atención de aquellos celebros preparados para matar ¡Bueno el celebro no estaría preparado! Pero aquellos hombres sí. A cada pregunta que hacia siempre había una respuesta inminente un ¡Afirmativo! ¡Negativo! Qué bien hablaban aquellos agentes se notaba que habían ido a colegios de pago. Me necesitaban, yo era su hombre, yo era el instrumento, yo era la calve ¡Yo era una mierda!

--El Comisario Romerales nos ha pasado el informe con todos lo que averiguado  en sus  indagaciones. Sr Romerales nos confirmo que tendríamos su colaboración.

--¡Bueno! ¡Vale! Perdón la fuerza de la costumbre de estar camuflado con la “chusma” barriobajera. ¡AFIRMATIVO! No faltaría más ¡A disponer!

Estábamos en una sala pasando diapositivas ¡Coño me podrían haber pasado algún DVD!  Aquello sin música no había quien lo tragara. Infinidad de gente que yo no conocía, hasta que por fin empezaron a pasar fotos de gente que si conocía.

--¡Joder una de las mariconas! Quería decir uno de los homosexuales que supuestamente me agredieron en los baños públicos del barrio.

--Este individuo se hace llamar Kasch, es origen Alemán. Había trabajado para un importante director de cine que lo introdujo en el mundo de la industria pornográfica.

--Mi nariz de sabueso detective me dice que el director de cine le introduciría algo más.

--El director de cine lo encontraron muerto con un palo de béisbol introducido en el ano. Se le desestimo como culpable por no tener pruebas. Se traslada a Ibiza y es donde conocio al Sr Vicente, en esa época trabajaba para un marroquí llamado Abdelbasset que es narcotraficante.

--Menos mal que no estaba cabreado conmigo porque a mí solo me metió una “pera” ¡Joder con el maricón! Y le metió un palo de béisbol.

--No lo asesino a usted porque no quiso. O es que le servía más vivo que muerto. El que le acompaña es de origen colombiano a aunque sus padres eran gallegos no sabemos mucho de él se, le apoda  como “el huevos largos”.

--Ese es el maricon que me aguantaba por los hombros cuando el Kasch me la estaba cascando con la pera ¡De pensarlo ya me duele el ojete del ano!

Me mostraron más fotografías, las de Vicente en la cámara frigorífica con el culo en pompa ¡Qué mal quedaba en la foto con el calabacín clavado! También me mostraron la fotografía de Pedro en la puerta del al sede del partido político en que milita el DPP. Confirmadas las diapositivas, empezó la ronda de ruegos y preguntas.

Todas las piezas del puzle iban encajando. El Kasch y “huevos largos” eran los mariquitas que trabajaban con Vicente. Huevos largos era la pareja sentimental de Vicente según las investigaciones. Kasch se sabía que últimamente había efectuado  viajes a Maraquees.

--Esto esta chupado ¿Qué no lo ven? Coño está más claro que el agua clara. El huevos largos con el Kasch es que meda por culo en la ducha. La maricona que salió corriendo en el Mercado Central era el Huevos Largos ¿Quién mato a Vicente? Él alemán el Kasch!

--Según usted Sr Rogelio el asesino fue Kasch ¿Qué motivos le indujeron al asesinato?

--Esta razonablemente claro ¡Porque quería que Vicente de diera por el ojete! Y como no  quería el Vicente la “jodío” ¡Ese culo  será mío o de nadie! ¡A cascarla! Para nadie.

--Y luego se juntan los dos y planean y desarrollan conjuntamente la violación de su persona en los baños públicos de su barrio ¡No cree! Sr Rogelio, algo se nos está yendo de las manos, algo no encaja. Se convirtió  usted en su blanco ¿Qué podían tener contra usted? ¿Por qué solo le metieron la pera y no lo asesinaron?

Tanta pregunta me estaba desquiciando ¡Vale! Eran dos pero muy seguidas ¡Que no es moco de pavo!, no había pensado en la respuesta de una que ya tenía la otra oprimiendo todo mi sistema Informatico que se procesa las respuestas en mi cabeza con sangre fría para contestar. Como saldría de esta atolladero el teniente Colombo ¡Coño recuerda lo que veías en los capítulos de la serie! Tenias que haber tomado anotaciones para saber salir de esta como un autentico Agente.

-- Tener, lo que se dice tener nada, porque yo todo lo que es mariconeo ¡Nada! Igual una maricona le dijo a la otra maricona que la muerte de Vicente fue debido por mi búsqueda de moroso de la lista de la “Negra”

--Otra pregunta Rogelio ¡No le molesta que le llame Rogelio!

--El señorío nunca ha ido conmigo, siempre he sido una persona muy cercana, ya me puede llamar Rogelio a secas ¡Lo de a secas no es porque este tan delgado! ¡Me entienden! A la pregunta de por qué no se me cargaron. Les daría pena al verme desnudo y tan poca cosa. Y no crean, que la vergüenza que pase cuando en el centro hospitalario se extrajeron el fruto del culo, como para pedirle ¡Peras a un olmo! estaba yo.

--Nos queda un interrogante sobre la actuación de estos individuos cuando golpearon y amenazaron a la Sra. Negra

--¡Bueno es que la “Negra” es muy puta! Pero muy honrada, ella no lo haría con unas mariconas ¡O si! Cojones ya no se qué pensar ¡Mil Demonios! ¡El Pedro! El Pedro  le dijo a la “Negra que se olvidará de él y que me despidiera del caso de la búsqueda de los morosos, ese mismo día le dieron la paliza.

--Rogelio creemos que ya tenemos varias piezas del puzle que encajadas. Vicente, Kasch, Huevos Largos y Pedro

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

No me conocen todos los que me tratan, ni me tratan todos los que no me conocen

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta