cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 110 - Buen granjero
Suspense |
29.03.19
  • 4
  • 3
  • 262
Sinopsis

Pietro recuerda a sus padres...

Ser hijo único tenía la ventaja de no pelearte con tu hermano por un plato de comida, pero tampoco podías echarle la culpa de las trastadas que hacías. No se podía tener todo en esta vida. Por eso yo veía a Tobías cómo el hermano que deseaba. Ojalá estuviera conmigo en estos momentos. Me sentía solo encerrado en la celda.

Me había despertado a las pocas horas por qué estaba acostumbrado a levantarme al amanecer desde que tenía uso de razón. Mi padre, que Dios tuviera a su lado, siempre me zarandeaba hasta que abría los ojos.

-El campo no espera a los vagos...-Afirmaba mirándome con gesto serio. Él llevaba su mono de tejano azul de trabajo mientras yo continuaba en pijama.

-Ya me levanto, padre.-Respondía saltando de la cama. Me puse el mono de trabajo a la carrera y me até los cordones de las botas embarradas. Me daba prisa por seguirle a la cocina. Si tardaba demasiado me quedaba sin desayunar.

-Nuestro hijo nunca llegará a ser un buen granjero.-Sentenció mi padre hablando con mi madre que nos esperaba sentada a la mesa. Gracias a ella desayunaba.

-Lo que llegué a ser nuestro hijo, sólo Dios lo sabe...-Afirmó mi madre con esa dulzura que derrotaba a mi padre. No era capaz de contradecirla. Y lo sabía.

-¿Qué será de él cuando nosotros faltemos?-Insistió mi padre poniéndose en lo peor cuando rebosaba de una salud de hierro que muchos quisieran a su edad.

-Aún falta mucho para que llegue ese día...-Aseguró mi madre sonriendo de nuevo.

-Hay que ser prevenidos.-Dijo mi padre en voz alta. No parecía confiar demasiado en mí.

-No os defraudaré, padres...-Respondí cansado de oír hablar de mí sin dar mi opinión. Yo había nacido gracias a ellos y correspondería a ese regalo lo mejor que pudiera.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 390
  • 4.57
  • 212

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta