cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 114 - Juez Wilson
Suspense |
09.04.19
  • 0
  • 0
  • 226
Sinopsis

El amable policía lo lleva ante el juez Wilson...

El paseo en coche fue aburrido y largo por culpa de mi mudo chófer. El policía no era muy hablador con su pasajero. Suponía que no le importaba mucho. Al fin y al cabo yo debía ser otro más en su rutina diaria. No intimaba con delincuentes desconocidos.

-¿Falta mucho para llegar?-Pregunté inocentemente.

El policía de los cuatro pelos largos me miró por el espejo interior sin quitarse las gafas de sol. Torció el gesto cómo si la pregunta le molestase. Si no le había llamado “jefe” para evitar enfadarlo.

-No...-Contestó a regañadientes y volvió a mirar la carretera.

Esa fue toda la conversación que tuve con mi chófer. A los pocos minutos, detuvo el coche y se bajó. Abrió la puerta derecha trasera. Por fin volvía a ver el sol.

-Vamos, muchacho.-Dijo, cómo no, el policía para ordenarme salir del coche. Todo originalidad.

-Sí, señor.-Respondí obedeciendo cómo un buen chico.

Subimos las escalinatas de granito gris de un edificio de piedra blanquecina. Vi un letrero sobre la entrada principal. Ponía “Juzgado de la Gran Ciudad” con letras rojas. Impresionaba.

Cruzamos la puerta entrando en una gran sala repleta de columnas con santos de mármol que me miraban acusadores. Me sentía muy pequeño y desnudo ante semejante espectáculo.

-No te entretengas, muchacho...-Me apremió el policía tirando de mi brazo derecho para que siguiera caminando. Llegábamos tarde.

Recorrimos un corto pasillo de paredes de madera con cuadros de personas que no conocía. Suponía que importantes para la Gran Ciudad. Todos hombres con bata negra, gesto severo y la misma mirada acusadora.

Llegamos ante una puerta de madera oscura cerrada con un letrero dorado a un lado. Indicaba “Juez Wilson” con letras negras.

-Siéntate, muchacho.-Me ordenó el policía señalándome un banco de madera ennegrecida situado enfrente.

Me tocaba esperar que me llamasen.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 390
  • 4.57
  • 212

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta