cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 126 - Buen hijo de Dios
Suspense |
13.05.19
  • 5
  • 0
  • 45
Sinopsis

Pietro barre fatal...

-Está bien, padre...-Acepté el encargo de mala gana por qué me sentía obligado por el juez Wilson. Mucho me temía que mi mes de trabajos para la Iglesia del Último Día sería muy largo.

-Aquí tienes la escoba y el recogedor, hijo mío.-el Padre me los dio sonriendo contento por mi buena voluntad forzada.

-Gracias, padre.-Respondí cogiéndolos. Crucé la puerta de la cocina saliendo a la sala principal de la iglesia. Ahora me parecía más grande que antes. Mis ojos se tuvieron que acostumbrar a la débil luz amarillenta de las velas.

Comencé a barrer con demasiada energía levantando el polvo gris acumulado sobre las baldosas durante días. Tosí violentamente sin poder evitarlo. Maldita sea mi estampa. Intentaba acabar lo antes posible, pero sólo conseguía rodearme de una nube de polvo gris.

-Así no se barre, chico...-Me dijo una voz de mujer mayor a mi espalda. No me había dado cuenta que no estaba solo.

-¿Cómo dice, señora?-Paré de agitar el molesto polvo y levanté la mirada para saber quién me hablaba. Absorto en mis pensamientos no la oí llegar. No quería estar aquí.

-Has de hacerlo de esta manera...-La anciana de cabellos plateados me quitó la escoba y se puso a barrer arrastrándola por el suelo lentamente. Se notaba que tenía muchos años de experiencia.

-Ya veo...-Asentí esperando que continuara por mí un buen rato más. No me importaría verla barrer toda la iglesia.

-Doña Genoveva, deje al chico que haga su trabajo.-Le interrumpió el cura saliendo demasiado pronto de la cocina. No había derecho.

-La juventud de hoy en día no sabe hacer nada bien...-Se quejó la anciana dando a entender que éramos unos inútiles.

-No se preocupe, doña Genoveva, que este chico aprenderá a ser un buen hijo de Dios. Yo me encargo en persona de ello.-Aseguró el cura asumiendo la tarea sin pedirme opinión.

-Confío en usted, pero ahora recuerdo, que yo venía a confesarme, Padre Tomás...-Dijo la anciana cambiando de tema.

-Vamos al confesionario, hija mía...-Indicó el cura.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 373
  • 4.56
  • 252

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta