cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 141 - Mi palabra
Suspense |
11.07.19
  • 5
  • 0
  • 100
Sinopsis

Pietro pierde la noción del tiempo...

Las tres bolas de helado me supieron a gloria. Parecía que le había caído muy bien a la camarera y ésta me mimaba cómo si fuera el único cliente del bar. Yo me dejaba malcriar por esa mujer entrada en años y carnes que me sonreía desde la barra. ¿Quién era yo para resistirme a sus encantos?

Correspondí a su sonrisa con una de las mías. Sí quería jugar a seducirme por ser un tierno adolescente que se ganase mis favores.

-Demonios.-Exclamé al mirar el reloj de la pared que había colgado detrás de la barra. Marcaba casi las doce de la noche. El tiempo corre muy deprisa cuando no estás atento.

-Tengo que irme...-Dije hablando en voz alta a la vez que me levantaba de la silla cómo si tuviera un resorte. Confiaba que el cura siguiera encerrado en su dormitorio con sus oraciones.

-Ten cuidado con el cura, niño.-Me advirtió Andrés.

-Lo tendré en cuenta...-Le aseguré. No me tocaría.

-Dame la cuenta, Manuela.-Le pedí a la camarera al acercarme al extremo de la barra donde ella limpiaba un vaso de cristal. Interrumpió su tarea al momento. Marcó la cuenta en la caja registradora y sacó un recibo.

-Aquí tienes, chico..-Me lo dio en mano.

-Cóbrate, Manuela.-Le entregué el billete que saqué del cepillo de la iglesia. Parecía que aún me sobraría dinero. Sospechaba que la cena tenía un descuento especial que la camarera pensaba recuperar más tarde o temprano.

-Vuelve pronto, chico, y te daré el postre de la casa...-Me prometió Manuela sonriendo con picardía. Me guiñó un ojo.

-Puedes estar segura que mañana nos veremos...-Respondí dando mi palabra de joven impulsivo. No iba rechazarla. Siempre estaba dispuesto a vivir experiencias nuevas.

Abandoné el bar. El nombre de Rincón de Perdición le hacía justicia. Me encontraba muy a gusto en él. Pensaba volver mañana.

Crucé la oscura y desierta calle con pasos rápidos. Subí la escalinata de la iglesia. Abrí la puerta confiando en mi buena suerte.

Me equivoqué.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 390
  • 4.57
  • 216

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta