cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 150 - El cuento
Suspense |
17.08.19
  • 4
  • 0
  • 138
Sinopsis

Pietro sube al autobús que le lleva a su "casa"...

Miré a ambos lados de la calle. Enfrente mío se encontraba el bar Rincón de Perdición dónde pensaba volver por la noche. Manuela me debía su postre especial, pero ahora tenía algo más urgente que resolver... Primero el deber antes que el placer.

No lejos de allí vi una parada de autobús. Me acerqué a ella y leí el tablón de horarios. El que me interesaba no tardaría mucho en pasar. Me senté en el banco de madera a esperar pacientemente.

-¿Es puntual el número seis?-Pregunté a la mujer mayor que estaba sentada en el banco antes que yo. Llevaba un bolso negro.

-Depende del conductor...-Respondió la mujer encogiéndose de hombros. Me miró de arriba a abajo sin disimular su desconfianza y apretó el bolso negro contra su pecho con más fuerza.

-Gracias, señora.-Contesté con amabilidad para disipar sus dudas sobre mis intenciones. En el fondo yo era un buen chico.

El autobús llegó, para alivio de los dos, y se detuvo en la parada chirriando los frenos. Abrió la puerta delantera. Dejé que subiera primero la mujer. No me lo agradeció.

-Un billete al Barrio Sur...-Pedí al conductor. Le pagué y me senté en un asiento con ventanilla. Quería disfrutar del viaje. Era uno de los pocos momentos que podía regresar a mi infancia feliz.

Permanecí en silencio el resto del trayecto. Mi cabeza le daba vueltas a lo que diría cuando llegase. Suponía que no me esperaban, pese a mi ausencia de varios días. Tuve que abandonarlos a su suerte por culpa del maldito Ángel.

Sí no fuera por él, yo no me vería obligado a ayudar al Padre Tomás en su iglesia barriendo sin nada a cambio.

Pulsé el timbre porque llegaba a mi parada. Me levanté y caminé tambaleándome a la puerta trasera del autobús. El conductor era bastante brusco.

-Por fin, me encuentro en “casa”.-Me alegraba de pisar el Barrio Sur. Una sonrisa iluminó mi rostro al pensar que volvería a ver a mis amigos de correrías.

-Pensar que el cura se creyó el cuento de mi madre enferma me confirma la estupidez de los mayores...-Dije hablando conmigo mismo.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 408
  • 4.58
  • 152

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta