cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 177 - Primera papilla
Suspense |
04.11.19
  • 5
  • 2
  • 69
Sinopsis

Pietro empeora por momentos...

Tuve la suerte de sentarme primero y elegí el asiento de la ventana. Así podía distraerme viendo pasar los edificios grises que la Gran Ciudad había construido de manera caótica. No tenía ganas y fuerzas para continuar hablando con Tobías. Sólo deseaba llegar lo antes posible.

Mi amigo respetaba mi silencio. Supongo que veía mi cara pálida y, aunque estaba preocupado por mí, no se atrevía a llevarme la contraria. Tobías era muy listo y sabía cuando debía callar.

Sentía que me dolía todo el cuerpo cómo si me hubieran dado una paliza. Los escalofríos no me dejaban estar quieto. Me agitaba en mi asiento sin poder evitarlo.

Tobías me miraba y fruncía el ceño disgustado.

Apreté los puños intentando controlar los movimientos locos de mi cuerpo dolorido. No lo conseguía y me enfadaba. Para acabar de fastidiarme, comencé a tener dolor de cabeza.

-No me encuentro bien...-Tuve que reconocer a mi pesar.

-Ya lo veo...-Respondió Tobías dándome la razón.

-Debo tener una cara horrible...-Intenté bromear aunque me sentía fatal. Notaba las gotas de sudor caerme por la frente. Me las sequé con la manga del chándal.

-Creo que deberíamos ir al hospital.-Sugirió Tobías.

-Sólo necesito dormir para recuperarme...-Le contradije por qué si íbamos al hospital podría encontrarme el policía dormilón.

-Cómo quieras. Tú eres el enfermo, Pietro.-Cedió Tobías viendo que no me convencería. Yo seguía siendo el jefe.

El autobús se acercaba a nuestra parada e hice el gesto de levantarme del asiento. Me sujeté en los respaldos de los asientos mientras caminaba por el pasillo hasta la puerta posterior.

-¡Nos bajamos en la próxima!...-Gritó Tobías al comprobar que el timbre no funcionaba y la luz tampoco se encendía.

El conductor se dio por enterado y frenó con todas sus fuerzas para conseguir detener el autobús en nuestra parada. Casi nos tira al suelo el maldito si no fuera por qué estábamos cogidos.

Abrió la puerta trasera y bajamos los escalones. Me faltó poco para echar la primera papilla...

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta