cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 221 - Santo borracho
Suspense |
31.05.20
  • 5
  • 1
  • 209
Sinopsis

Pietro convence al camarero...

Las ideas siempre llegaban cuando menos te lo esperabas... Si pudiera dar marcha atrás en mi penosa vida, lo hubiera hecho desde el día que abandoné la seguridad del hogar de mi madre. Allí me sentía a salvo del cruel mundo de los mayores.

-¿Sabes que me pareces muy joven para beber cerveza?-Me comentó el camarero mirándome desconfiado. Dudaba si dármelas.

-Todos me lo dicen, pero tengo la edad suficiente para beber, señor...-Repliqué dejando un billete sobre la barra.

-Ya veo... Que aproveche la bebida...-Me deseó dándome los dos botellines de cerveza helada. El dinero le convenció de mi madurez.

Regresé a nuestra mesa y me senté con mi amigo Tobías.

-¿Algún problema?-Debía haber oído la pregunta tonta del camarero “no hay servicio de mesa”.

-Ninguno, sólo que no se fiaba de mi edad, pero un billete lo solucionó...-Dije con una sonrisa traviesa. Los mayores no disponían de moral, sólo de prejuicios que el dinero hacía olvidar...

-Cómo siempre...-Tobías estaba de acuerdo conmigo.

-Brindemos por nosotros...-Propuse para cambiar de tema.

-¿Por qué brindamos?-Nuestra desgraciada vida no nos daba muchos motivos alegres para celebrar.

-Seguimos vivos y libres para conseguir nuestros sueños...-Me vine arriba demasiado pero, por una vez, quería ser optimista.

-A tu salud, Pietro...-Tobías se apuntó a soñar despierto.

-A tu salud, Tobías...-Respondí chocando nuestras cervezas.

Bebimos un buen trago procurando no reírnos cómo los dos críos que éramos. Jugábamos a ser grandes en un mundo por los mayores.

Los hombres mayores de la barra nos miraron con cara de disgusto. Hacíamos demasiado ruido para sus cerebros adormecidos por el alcohol...

El camarero se llevó el dedo índice a la boca para pedirnos silencio. Quizás creía que su bar era la iglesia del “santo borracho”.

-Lo sentimos...-Me disculpé intentando no sonreír.

-Lo sentimos...-Repitió Tobías aguantándose la risa.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta