cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - Caramelos de menta
Suspense |
07.11.18
  • 5
  • 2
  • 97
Sinopsis

Pietro acompaña a Guillermo a la farmacia...

-Hablando de mi desgraciada vida me olvido de comprarte el antibiótico.-Se dio cuenta Guillermo volviendo al presente. Ya había soltado todo el rencor acumulado.

-Espero que no.-No quería enfermar por culpa de la mordedura de la rata del Centro para Menores Delincuentes. Ya sufrí su fiebre cuando era un niño con pantalones cortos que jugaba donde no debía. Cómo ahora.

-Vamos, chico.-Me indicó Guillermo poniéndose a caminar. Le seguí. Parecía que hoy nos recorreríamos toda la Barriada de la Colina. Sería una interesante ruta turística a la pobreza, si no fuera por qué debía estar en busca y captura. Temía tropezar con algún coche de la Policía, pero todavía no había visto ninguno.

El padre de Tobías me llevó hasta una casa de aspecto envejecido, cómo el resto de la Barriada, situada en una calle estrecha y fea de edificios grises. Farmacia Cañizo ponía en un letrero colgado encima de la puerta de cristal. Cinta aislante negra tapaba una raja en diagonal del cristal. Entramos haciendo sonar una campanilla.

-Buenas tardes.-Saludó la dependienta, una chica joven pecosa con bata blanca.

-Buenas tardes, Carmen, necesito esto.-Guillermo le dio la receta del doctor.

-Ahora mismo se lo traigo.-Contestó la chica buscando en las estanterías.

Guillermo aprovechó para coger unos caramelos de menta del mostrador. Me miró y sonrió mientras se llevaba el dedo índice a los labios cerrados. Ahora era su cómplice.

-Aquí tiene.-Dijo la chica trayéndolo. Lo envolvió con papel de la farmacia. Lo puso en el mostrador y le pidió a Guillermo que pagase.

-Me he olvidado la cartera en casa...-Se excusó Guillermo después de buscarla sin éxito en sus bolsillos. Puso una cara de vergüenza que hasta yo me lo creería.-Este pobre chico necesita la medicación... ¿Podrías apuntarlo en mi cuenta, por favor?-Suplicó.

-Está bien, señor Fernández...-Cedió la dependienta.

-Muchas gracias, Carmen... Le has salvado la vida al chico...

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 298
  • 4.48
  • 388

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta