cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - Cuna de oro
Suspense |
10.10.18
  • 5
  • 0
  • 138
Sinopsis

Pietro recorre la Gran Ciudad dormida...

-¿Dónde quieres que te deje, chico?-Preguntó Max sacándome de mis recuerdos agridulces para traerme de nuevo al cruel presente.-Yo voy a descargar el camión en la Zona Industrial Dos de Mayo...

-Me bajo aquí.-Dije reconociendo la Gran Avenida en la que estábamos, pese a que era de madrugada y las luces amarillentas de las farolas le daban un aspecto extraño. No quedaba lejos de dónde quería llegar. El resto del camino tendría que hacerlo a pie.

-Cómo quieras, chico...-Contestó Max deteniéndose a la altura de un semáforo.

Aproveché para bajar mientras permanecía en rojo.

-Muchas gracias por el viaje...-Le dije a modo de despedida.

-Que llegues bien a casa.-Me deseó y se marchó en cuanto el semáforo se puso verde.

Me quedé solo. Miré a ambos lados de la Gran Avenida. No se veía un alma. La Gran Ciudad dormía esperando un nuevo día. No podía entretenerme esperando la llegada del amanecer. Debía buscar un lugar dónde esconderme antes que el policía durmiente, que dejé en el Hospital Comarcal, despertase.

Comencé a caminar dirigiéndome a las afueras de la Gran Ciudad. No sentía tanto frío cómo en la Carretera Comarcal, pero notaba el cansancio en mis piernas. Además, tenía mucha hambre. Las tripas se quejaban rugiendo escandalosas.

Seguí subiendo por una calle estrecha y retorcida que llevaba a la Barriada de la Colina. Este barrio poseía una merecida fama de conflictivo debido a la pobreza de sus habitantes. Si no has nacido en una cuna de oro has de robarlo para sobrevivir.

Por fin, entré en el Callejón del Pintor, y me paré delante de la portería número trece. Llamé al timbre del piso cuarto primera tres veces seguidas.

-¿Quién demonios llama a las tres de la madrugada?-Se quejó una voz ronca por el altavoz del interfono.

-Pietro...

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 309
  • 4.49
  • 380

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta