cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - Plaza del Pie
Suspense |
27.11.18
  • 5
  • 1
  • 101
Sinopsis

Pietro y Tobías llegan a la Plaza del Pie...

-Veo que las cosas no han cambiado por aquí...-Comenté mientras recorríamos las calles del Barrio Sur. Apenas había estado unos días fuera por culpa del padre Tomás. Le debía una visita para agradecerle el “favor” que me hizo. Y yo pago mis deudas.

-Sigue siendo nuestro barrio.-Respondió Tobías que se crió de niño correteando por sus callejuelas desde que llevaba pantalones cortos, pero una mala racha de su padre les llevó a malvivir en la Barriada de la Colina. Sí le preguntabas a Guillermo: la culpa era de su madre Aurora que lo sumió en una depresión brutal. Aún le costaba levantar cabeza sino recaía en la borrachera.

Me gustaba pensar que era “nuestro” barrio aunque algunos vecinos del mismo no podían vernos. Sobretodo el maldito vendedor de tabaco ambulante. Le asustábamos la clientela con nuestro aspecto. No le caíamos bien. Era culpa suya. No quería vendernos cigarrillos con la estúpida excusa que eramos menores de edad. Así que molestábamos a sus clientes hasta que nos echaba gritándonos.

Con el jaleo, a veces, le robábamos algún paquete de tabaco.

-Ya estamos llegando.-Dije entrando en la Plaza del Pie, así llamada porque allí apareció un pie ensangrentado que alguien tiró por la ventana, después de un pelea vecinal entre dos delincuentes con ganas de bronca. Se disputaban el territorio y la cosa acabó muy mal. Uno de ellos en la cárcel y el otro en la morgue con un pie menos...

El “Refugio” estaba en un envejecido edificio de cuatro plantas cuyas paredes amenazaban caerse. El dueño no se preocupaba por él. Nadie en su sano juicio querría comprarlo. Tendría que echarlo abajo. Mientras era nuestro.

-Subamos...-Abrí la puerta y entramos en la portería. Seguía sin acostumbrarme al intenso olor a humedad. Las luces de la escalera apenas iluminaban, pero era parte de su encanto ruinoso. Un hogar es un hogar aunque se caiga a pedazos.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 310
  • 4.49
  • 374

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta