cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Políticamente Incorrecto
Reales |
09.03.07
  • 4
  • 7
  • 2386
Sinopsis

Se llamaba Charles Smith, pero todo el mundo le llamaba CS3, porque dos ciudadanos de la Unión de Estados Terráqueos habían llegado a presidente antes que él con ese mismo nombre. CS3 fue el tercero, aunque sin duda sería el primero en todo lo demás.

Ya en su mandato novel, el presidente Smith consiguió reducir los desequilibrios económicos territoriales en un 10%, sin menguar la producción de los países ricos, incrementó la ocupación y puso fin a los dos principales conflictos armados del Planeta Tierra, sólo por ilustrar con algunos ejemplos la eficiencia de su gestión.

Sin embargo, ni su currículo ni su apodo impedirían que pasara a la historia como Charles Smith III el Maltratador, y es que un buen día, un intrépido periodista consiguió inmiscuirse en la Casa Presidencial, descubriendo que el Primer Hombre de la Unión de Estados Terráqueos pegaba su mujer y a sus hijos.
- Si, es cierto, en algunas ocasiones he llegado borracho a casa… y confieso que no es la primera vez que eso sucede – Declaró el presidente Smith en rueda de prensa, porque CS3, a pesar de ser político y maltratador, también era un hombre sincero.

Charles Smith III fue el único presidente de la Unión de Estados Terráqueos que tras ganar su segundo mandato por mayoría absoluta no figuraría como candidato en el siguiente periodo presidencial. Su partido, bien aconsejado por el gabinete de publicidad y relaciones públicas, decidió expulsarle, aunque no se puede decir que ellos fueran los responsables de su declive político, su credibilidad ante la opinión pública, desde la noticia, había caído en picado y a esas alturas ya estaba cantado que las próximas elecciones las ganaría el Partido Fundacionista. Su candidato, el cincuentón Jeff Millar, si que era un ejemplo de lo que debe ser una buen padre de familia, pero a pesar de eso y de haber conseguido el máximo honor en la Guerra de Secesión de Marte, sus cualidades para la paz eran tan menguadas como sus aptitudes políticas.
Durante el mandato de Jeff Millar se incrementó la criminalidad, se reabrió uno de los antiguos conflictos armados y surgió uno nuevo, y no hace falta decir que el producto interior bruto sufrió un pronunciado declive.
Eso sí Jeff Millar era un bonachón - nunca se pudo demostrar lo contrario -, un hombre de principios, de moral inflexible y exquisita generosidad a la hora de repartir sonrisas. Es decir, Jeff Millar fue un político mediocre que tuvo la desgracia de suceder a un gran político y la suerte de que su predecesor fuera un reprobado delincuente.

Mi hija ha muerto, una bomba que pretendía un objetivo militar debe haber errado el tiro, no se a que bando pertenece ni me importa. Mi hija ha muerto, yace lo que queda de ella en mis brazos, pero su corazón ya ha dejado de latir.
Es posible que esté confundido, que haya perdido la objetividad, pero me es imposible no culpar al Presidente Millar de los acontecimientos… o tal vez la culpa sea de aquel maldito periodista que un buen día descubrió a CS3 pegándoles a su mujer y a sus hijos ¿Por qué debería importarme a mi eso? ¿Por qué saldría a la calle, junto a tantos otros, gritando “Charles dimisión” después de ver el informativo de las 20:15?
Nuestro deber era el de escoger a buen un presidente, no a un beato, de eso ya se encargaba la Iglesia Ecumenista. No a un modelo a seguir para nuestros hijos, de eso bastaba con que nos encargásemos los que éramos padres.
Si existen miles de maltratadotes en el Planeta Tierra y sus colonias ¿Por qué sol
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me como una estrella por ciertos pasajes poco claros. Creo que revisando el texto antes de la publicación ganaría muchísimo. De todos modos mi opinión difiere mucho de lo que esta metáfora muestra, aunque eso no le resta belleza al conjunto.
    Lo siento...pero creo que es la única manera de aprender. En tu relato y en otros tuyos hay que prestar muchísma atención y releer varias veces para entender algo. Creo que deberías revisar la claridad de tus textos, mejorarían muchísimo y entretendían un monton. Perdoname de todos modos.
    Me has recordado muchísimo a Asimov, especialmente en lo que se refiere a la idea y estilo de narración. De todas maneras aprecio un toque propio que lo hace interesante
    cuando en una empresa se elige un empleado lo que importa es la capacidad para realizar su función, eso mismo se debe pedir a los gobernantes que estando sujetos a la ley pueden ser rechazados por sus familias si con ellas no se comporta debidamente
    Si es que el ser humano no está hecho para vivir en sociedad...
    Vaya, está genial, una reflexión de lo más coherente hecha relato. No sé si fue tu inspiración, pero no puedo evitar pensar en los americanos, en el cataclismo del presidente Clinton y tal. Entonces me pareció completamente injusto que un hombre perdiera su puesto de trabajo por serle infiel a su mujer, un político ejemplar puede ser también un auténtico cabrón (con perdón). Al igual que no se descalifican a pintores, escritores o arquitectos por serlo, estamos ante más de lo mismo. Lo has reflejado a la perfección en una historia llena de emotividad, resaltaría la siguiente frase :'libre, sin ligaduras de la gravedad, como si realmente tuviéramos alma, como si esta carcasa vacía, maquillada en un burdo interno de simular vida y vestida de tejidos sintéticos, tuviera algo de espiritual.'
    Desgraciadamente nos importan más las vidas privadas que las públicas, no obstante, en este caso concreto, creo que CS3 tampoco era una persona realmente fiable para gobernar, determinados escrúpulos, puntualmente, son necesarios para el buen ejercicio del poder. La ineptitud de su sucesor no quita que CS3 tampoco fuera apto para el cargo, pero, por desgracia, muchos votantes tampoco suelen ser aptos para ejercer la responsabilidad de su voto. No es broma aquello de que, en democracia, todo pueblo tiene el gobierno que se merece.
  • El capitán y único pasajero de una nave, abrumado por una muerte que se aproxima, reflexiona sobre qué es en realidad la vida y cómo sigue su curso imparable.

    Un relato corto de ciencia-ficción en clave de humor.

  • 93
  • 4.35
  • 537

Ingeniero de universos Cetrero de sueños Domador de quimeras

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta