cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
PONME UN TITULO
Reflexiones |
04.09.09
  • 5
  • 1
  • 1492
Sinopsis

Cosas que se me ocurren, si os atreveis poned un título, lo he dado muchas vueltas, más que para escribirlo, y no se me ocurre como titular estas nubes de pegatina en un cielo de verdad.

Otra vez esa voz a lo lejos. No entiendo lo que me dice.
No importa, estoy convencida de que tengo que seguir por aquí, que este es el rumbo que debo tomar.
Ando unos pasos y la vuelvo a oir, es una voz distante, aletargada, como si fuera un reclamo hostil, .

_ Por ahí no!

¿Por ahí no?, me ha parecido escuchar eso.
No importa, sigo andando.

_ Por ahí, no. Por ahí no! Es el mundo aaaaaaaal…

¿Como? La oigo de nuevo, pero ahora es como si hubiese comenzado susurrándome al oído para irse deprisa, sin poder terminar lo que me quería decir. Es el mundo que?...

Seguiré caminando.
No me da miedo esa voz, la he escuchado toda mi vida, pero ha cambiado igual que yo, antes me susurraba al oído y muchas veces me decía las verdades que no quería oir, me hablaba tranquila y clara, me avisaba de cuando se acercaba una tormenta o de cuando me iba a quemar un rayo de sol. Ahora la escucho enfadada y hostil, envejecida, ya no es la voz de ese niño tarareando mis canciones, vestido de verde y masticando chicles de sandia y regaliz, es una voz ronca, sin aliento. Ya no la entiendo y no será porque no la quiero oir.
Me había acostumbrado a tener una vocecita en mi cabeza, a que me ayudara cuando me encontraba sóla, cuando no era capaz de sumar dos más dos, o me era imposible quitar el envoltorio a un chupa chups, pero la voz de esta anciana arrugada no me gusta, me la imagino arapienta, canosa, con gafas y una verruga en la nariz, prefería al niño de verde, quiza ya no la quiero escuchar, me habla en un idioma extraño, en clave, las cosas ya no son fáciles, ahora siempre dudo si hacer o no hacer, si ir o no ir, si perseguir a la soledad o correr en sentido contrario. Esta voz hostil me hace dudar. Antes las cosas tenían más sentido, cuando me decía algo, era tan claro que no dudaba, nos reíamos juntas de las nubes de pegatina o de las olas de cartulina que tarareábamos en nuestras canciones, era gracioso y divertido pasar las tardes buscando a el arco iris en un cielo de verdad.

Sigo caminando…
_ Que es el mundo aaaaaaa…….

Otra vez, el mundo que? Dímelo claro, o no te escucharé jamás…
Es como si la vocecita de Peter Pan se hubiese convertido en la voz de la bruja de Hansel y Gretel, lo reconozco, no me fío de ella..
Me podéis reñir si queréis, probablemente estáis pensando lo mismo que yo, esa voz es la de siempre, pero igual que yo he cambiado ella puede que lo haya hecho más rápidamente, supongo que será porque esta cansada de que no la escuche, de que no la haga el menor caso en la mayoría de las ocasiones, supongo que estará agotada, destrozada y triste de que, a pesar de mi edad, mis rabietas me dicten el camino que he de seguir, y una vez más no la escuche o no la quiera oir.
¿Que será lo que ella oye?, ¿ me oirá decir, maldita bruja con verruga en la nariz no te quiero escuchar más, que nunca aciertas y todo me sale mal? ¿me oirá decir eso?...
Si es así, voy entendiendo porque se ha hecho mayor tan rápidamente, porque jadea a veces y en ocasiones casi la oigo llorar.

Sigo andando, a veces no vamos por donde queremos sino por donde nos dejan…

_ Por ahí noooo, que es el mundo alrrrrrrrreeeeeeeeeeeeeeee

Uff!! Hoy la bruja esta pesada, menos mal que a esta brujita todavía la tengo algo de cariño!!.. Por aquí SIIIII, no me queda otra, no puedo volver atrás, da igual lo que me tengas que decir, no puedo saltar los grandes charcos que he dejado en el camino, me ahogaría. No me enseñaron a andar hacia atrás, ni de puntillas, ahora mi camino sólo me deja girar hacia la derecha o hacia la izquierda y por el tiempo que esa vocecita ronca lleva diciéndome por ahí no, creo que el giro será en vano.
Comienzo a pensar, intento hoy más que nunca escuchar con todas mis fuerzas, no te pongas triste, creo que ahora lo voy entendiendo.

_ Por ahí no, QUE ES EL MUNDO AL REVES

Lo que me temía, puse mal el Gps, pero el destino de la vida no me deja programar de nuevo el camino. Me pregunto cuando pisé por primera vez la tierra del mundo al revés, puede que fuese el último día que saboreé aquellos chicles de sandía y regaliz mientras imaginaba por dónde iba a salir el arco iris en un cielo lleno de nubes de pegatina, un cielo de verdad.

(Otro día os cuento la historia del mundo al revés, recordad :
a veces no vamos por dónde queremos sino por dónde nos dejan)


Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 23
  • 4.27
  • 598

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta