cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Por la mañana... café, cigarro y fantasma
Amor |
17.02.17
  • 5
  • 1
  • 82
Sinopsis

«mi2-sol2-re3-re3-do3-re3-mi3-si2»
    —¡Buenos días, vecino! ¿Qué desea?
    —¡Oiga! Alguien ha entrado en mi casa está noche, ¿no habrá visto u oído algo?
    —¡Ay! ¡No me diga eso! ¿Cómo ha sido?, ¿les han robado?, ¿están ustedes bien?
    —Estamos bien y aparentemente no han robado nada. Parece que el intruso sólo se ha preparado un café y se lo ha tomado en la terraza mientras fumaba.
    —¡Ah!, ¡vaya! Me había asustado, es sólo el fantasma del edificio.
    —¿Cómo dice?
    —El fantasma... ¡Claro! Usted está recién llegado y no sabrá nada. Mire, no ponga esa cara, le explico: en este edificio hay un fantasma. De vez en cuando elige una casa para tomarse un café y fumarse un cigarro antes de que nadie se levante. A veces lo hace durante unas pocas semanas, pero otras veces está años. ¡Hable con cualquier vecino!, la mayoría lo ha tenido en su casa alguna temporada.
    —Creo que será mejor que llame a la policía.
    —¡Bah! No se moleste, ya lo saben todo. Tomarán nota, pero ni siquiera mandarán a alguien.
    —¿Qué?
    —Y ¡ni se le ocurra llamar a la prensa! Vicente, el del octavo, llamó a un programa de la televisión de esos de lo paranormal. ¡Le ocuparon la casa dos semana!, ¡les tuvo que dar de comer! y al final ¡para nada!: la taza y la colilla aparecían todas las mañanas cuando nadie miraba. Intentaron grabarlo, pero siempre se estropeaba la cámara. Además, el pobre Vicente tuvo que aguantar a medio barrio tratándole de loco.
    —¿Está usted bien, señora?
    —Si, hombre, no tiene nada de lo que preocuparse. Una taza se friega en seguida, el fantasma trae su propio tabaco y le deja el café listo por la mañana.
    —Pero, pero...
    —¡Relájese! En seguida se acostumbrará, es algo que da encanto al edificio. Mire, si me disculpa, tengo cosas que hacer.
    —¡Claro!, ¡claro!, no la molesto más. ¡Qué pase un buen día!
    —Igualmente... ¡espere! Se me olvidaba decirle una cosa.
    —¿Sí?
    —Nunca, bajo ningún concepto, se quede sin café.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 8
  • 4.75
  • -

Tras una vida escribiendo con menos continuidad y rigor que un universitario de primer año, el año pasado comencé a terminar y repasar mis relatos. Después de asumir que no iba a hacerme rico y famoso con ellos, los he decidido subir a Turrelatos porque me gustaría que la gente los leyera y me diera su opinión, especialmente si es constructiva y me hace ser consciente de mis fallos. Intentaré corresponder el feedback, por supuesto. También disponibles en mi blog: https://g2yoldi.wordpress.com/

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta