cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Prismas
Varios |
10.12.10
  • 5
  • 1
  • 1269
Sinopsis

Aquella mañana como muchas anteriores ese año, había llegado muy temprano al laboratorio. Estaba ansioso por terminar el ensayo que, por fin después de veinte meses y si todo se desarrollaba conforme lo esperado le otorgaría el título de doctor

Aquella mañana como muchas anteriores ese año, había llegado muy temprano al laboratorio. Estaba ansioso por terminar el ensayo que, por fin después de veinte meses y si todo se desarrollaba conforme lo esperado le otorgaría el título de doctor, eso si conseguía vencer su aguda agorafobia y lograba presentar su tesis final ante los catedráticos de la Facultad de Físicas.

La experiencia era de una sencillez fascinante, mediante la física geométrica conseguía determinar qué sustancia estaba presente en una disolución acuosa, era un paso importante en la determinación de tóxicos en aguas potables, drogas en fluidos biológicos y en general todo tipo de análisis de líquidos adulterados, de una manera rápida y lo más importante para la financiación de la investigación, barata.

El aparejo que había ingeniado constaba de una lámpara de haluros de tungsteno que irradiaba la muestra presente en una cubeta de cuarzo, la emisión de su luz se hacía pasar por un prisma de vidrio puro que descomponía su luz y magia, en teoría cada sustancia tenía su ángulo de refracción que él, pacientemente mediría, identificando el analito.

Mientras por pura inercia preparaba el instrumental pensaba en la terrible discusión de la noche anterior con ella, sabía que ya no la quería a pesar de ser la mujer de su vida, como científico se excusaba diciéndose que el amor como la ciencia, se rige por ciclos y éste tocaba su fin. Añoraba aquellos momentos en la cama, lugar de confidencias, cotilleos y sardónicas conspiraciones contra Hacienda cuando él fuera un famoso investigador. Nunca entendió su costumbre de dormirse con la radio puesta a un volumen inaudible masajeando la primera oreja que pillara pero reconocía que le gustaba escuchar su sueño mientras él trabajaba con el portátil. Adelantaba el despertador justo para desperezarse con un orgasmo, compartir los ardientes humores, y en definitiva poder desayunarse cada mañana. Ahora intentaba por todos los medios anticiparse a su despertar, la habitación se había convertido en un desafiante tablero de ajedrez donde el cruce de una mirada delataba sus almas. La bifurcación de sus caminos era inevitable, mientras él intentaba andar por su sendero de piedras y espinos, ella había preferido elegir el de tierra mullida y flores eludiendo la ayuda que él acallaba a bramidos..

Terminó de colocar el prisma, encendió la lámpara y..

-¡ Mierda!, no puede ser, esto no puede ser- aulló.

Revisó de inmediato todos los componentes y parámetros de la experiencia pero todo estaba correcto, todo menos la luz descompuesta por el prisma que no coincidía con la muestra a analizar. Con el puño cerrado golpeó la tambaleante mesa liberando todo el enojo, cien resentimientos y algún que otro rencor. El estallido de cólera fue tal que notó vibrar el suelo señal de que su voluminoso supervisor corría hacia él alarmado.

Los anhelados resultados ahora eran valores frustrados, veinte meses acababan de ser abortados ese día, la decepción le había dado un revés al éxito..

Una vista rápida y la incipiente risita en el labio criptado por un bigote espeso y amarillento del catedrático no tardó en aparecer, seguida de una profunda carcajada dejando al descubierto una gruta poco amiga del dentista y con las amígdalas intactas.

Secándose las jocosas lágrimas retiró el prisma que había puesto poniendo otro en su lugar apareciendo el resultado ansiado.

- Muchacho, todo depende del prisma con que mires las cosas, perdón me quedo con mi pisapapeles-dijo divertido alzando el pseudoprisma..



Ahora comprendo lo que de joven aprendí.

Ahora entiendo porque diablos te perdí.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • me parece un excelente relato. cuando ya iba a comentarte que por eso a los "senderos de piedras y espino" los llaman así, se revuelve el relato y te deja con una sonrisa al final. te seguiré leyendo!
  • la culpabilidad disfrada de caliente anhelo

    Ahora que el dolor me deja descomponer lo ocurrido te digo con impetuosa vehemencia que eres un ser egoísta, ingrato ególatra, presuntuoso protagonista, nosotros deberíamos ser las estrellas de tu vida..

    Las histéricas sirenas de la ambulancia interrumpieron el ulular del viento.. -Es viernes tarde, creo, quizá jueves.. -

    Aquella mañana como muchas anteriores ese año, había llegado muy temprano al laboratorio. Estaba ansioso por terminar el ensayo que, por fin después de veinte meses y si todo se desarrollaba conforme lo esperado le otorgaría el título de doctor

  • 4
  • 4.08
  • -

Analizar desde la lógica y el empirismo como científica y escudriñar la realidad de los hechos como persona.. Quiero agradecer a mis anónimos protagonistas sus historias..

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta