cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Problemas Cotidianos. La TV ( Opción 1)
Humor |
27.02.16
  • 4
  • 2
  • 850
Sinopsis

Pienso traer unos breves relatos sobre los problemas que nos abordan en este siglo.

Me quedé hipnotizado ante aquel acontecimiento. Una mancha surgió en medio del plasma, una cosa llamada televisión. Cogí el mando a distancia, ese aparato infernal que nos debilita las piernas. Mantuve el pulso a cada uno de los botones que incorporaba. En orden, fui pulsando cada uno de ellos.

                La mancha, que parecía bailar al son de mi desagrado, permanecía. Mi furia se fue incrementando.

Mi odio hacia ella se hizo cada vez más poderosa, un atentado de desprecio me invadió. Hice un falso amago de levantarme, pero lo apacigüé. Di media vuelta al mando y le quité las pilas, las coloqué en diversas posturas, las cambié de orden, le soplé a los muelles; no sé qué de cosas hice más. Pero, nada, la mancha continuaba burlándose de mí.

                Cogí mi móvil que descansaba en mi regazó. Un pequeño rayo, que no fue otra cosa que un calambrazo proveniente del cargador, me erizó los pelos. No sé si fue un <hijo de puta> o <maldita mierda de móvil>, pero algo sé que dije. Agité el dedo en busca del símbolo del acceso a internet. Él me devolvió el toque leyendo la yema de mi dedo, y siendo algo lento, me ofreció la página principal. En este caso: google.

Por fin, en aquella pequeña pantalla de no sé qué cuantas pulgadas y no sé qué otras chorradas más, surgió un teclado digitalizado. Tocando las letras adecuadas, conseguí crear una frase que sugería: servicio técnico de TELEPENE. (He tenido que inventarme un nombre para evitar ir a google y mirar cómo se escribe correctamente la marca de mi televisor) Un listín de teléfonos me avasalló.

                               Numero de asistencia al consumidor.

                               Servicio técnico:

                               España: 902 XXXXXXXX

                               Francia: XXXXXXXXX

Así sucesivamente con todos los países. Probablemente, el interlocutor que me asistiera al teléfono en España, fuese el mismo que el de Argentina y todos los países latinoamericanos.  

                Hubo una música muy ritmosa. Era una música alucinante, pegadiza y complicada de no tatarear durante el resto del día, noche y a la mañana siguiente. Le daría un 10 en el apartado de música de la valoración final de la llamada. Tras aquel concierto inesperado, surgió una voz extranjera. En un principio pensé que era el compositor de aquella pieza, y le di la enhorabuena. Tras ello, le vomité mi problema.

                < Señor, buenas mañanas. Mi televisión ha sufrido un incidente. Le ha salido una mancha justo en medio de la pantalla. Por su culpa no puedo ver mi programa favorito: Sálvame de Luxe. Un programa donde gente con estudios habla de famosos con estudios. ¿Sabe usted que la princesa del pueblo estuvo casada con un torero, que no por ser Andaluz, era un cateto? > (Yo soy de Jaén)

Durante un largo rato estuvimos intercambiando opiniones sobre el programa. Me comentó que en su país también se retransmite, y que tiene fama mundial.

                Tras ello, me dijo: < Apague y encienda la tele. Desconéctela. Dadle la vuelta. Desconéctela otra vez. Apague y encienda la luz. Encienda el grifo de agua caliente y apaga la tele. Vierte agua sobre la tele. Apaga y enciende la tele. Pulsé asterisco. Dale a inicio. Reinicia el ordenador. Cambie la configuración del Router. Rellene un formulario. Bloque el móvil. La contraseña es….

Nada de aquello surtió efecto. Y me dijo: <No se preocupe. Le vamos a pasar con el servicio técnico> Entonces, ¿Quién coño eres? pené.  

                Unos tres cuartos de hora de música más y alguien, más extranjero aun, me hablo. Fue cortes conmigo, me pregunto el nombre, el DNI, la cuenta del banco, la edad de mis padres, el domicilio del alcalde de la ciudad vecina, si hay 10 pájaros en un árbol y un cazador dispara a uno ¿Cuántos pájaros quedan?

Por fin, tras aquel cuestionario para confirmar la veracidad del producto, nos pusimos mano a la obra con el problema.

  • Acérquese a la televisión. No, no tanto. Un poco más lejos. No hombre, ni blanco ni negro. Ahí, ahí. Justo ahí. – Me dijo el técnico. – ¿Qué es lo que ve?
  • Una mancha bastante amplia. Es opaca, no deja ver nada.
  • ¿Cómo es?
  • Tiene forma alargada, con colores vivos. Y se escucha como un ruido.
  • ¿Qué se escucha?
  • No lo llego a entender. – Agudicé el oído. – Creo que dice: Papa, tengo hambre.
  • Enhorabuena señor – Un largo silencio. – Tiene usted un hijo.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta