cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Programa de prevención
Varios |
18.03.08
  • 3
  • 2
  • 2155
Sinopsis

Seguro que sí, pero he llegado a dudar sobre si hay alguien más como yo. He llegado a pensar que estoy solo. Mi familia no sabe nada de esto. Y no es que yo sepa mucho más que ellos. Cuando tu tarea es publicitar de forma subrepticia lo bonito que es vivir, puedes acabar abusando del prozac. Soy Mister optimismo subliminal. La primera persona de la que no deberías fiarte.

El P.P.S (Programa de Prevención del Suicidio) existe para mí desde hace dos años, pero no sé cuánto tiempo debe llevar activo. No sé cuántas personas más hay con mi cargo, y no sé nada de la gente para la que trabajo, aparte de que tienen línea directa con el Ministro de Interior y que no debo hacerles preguntas. Los funcionarios de Correos y toda esa gente con horario fijo y preocupaciones de clase media, bueno, no saben la suerte que tienen.

La chica de esta noche tiene un largo historial de depresión y crisis de ansiedad. El paquete básico. Su último novio la ha dejado por otra, eso comienza diciéndome. Y éste, dice, era el definitivo, tenía que serlo. Rompe a llorar en medio del restaurante. Nos es la primera vez que me veo así. Lo que tienes que hacer ante esa desesperación es seguir comiendo, atender a tu filete como si no estuvieras delante de alguien con el perfil óptimo del suicida inmediato. Poco después, la persona en cuestión te mira, desconcertada ante la falta de respuesta. En este contexto, la indiferencia siempre funciona. A una persona que podría querer morir le importa menos no ser el centro de atención. Coges cuchillo y tenedor y cortas un trozo de tu filete sangriento, te lo metes en la boca, y miras a tu acompañante. Dentro de tu comportamiento como Preventor, no se aconseja comer ensalada o nada que insinúe la idea de que pretendes llegar a viejo. Si la idea que tiene tu acompañante es la de quitarse de en medio, esas cosas le empujarán más hacia la tumba, comenzarás a caerle mal. El cinismo y la conversación casi inexistente pero certera, es lo mejor para comenzar a encauzar el problema. Es decir, ella quizá quiere morir, pero a ti tampoco te vuelve loco estar vivo; ése tiene que ser tu mensaje. El primer paso para comenzar a ganarte a tu Objetivo es la empatía.

El motivo por el que soy la versión oscura de un agente de la C.I.A, es que en los medios siempre se habla de asesinatos y guerras, de violencia de género, de profesores acosados, de lo que sea. Se habla de todo, menos del suicidio. Sabes que hay gente que toma esa decisión, pero no sabes con qué frecuencia, ni dónde, ni cuándo. En todo lo que respecta a la gente que se mata a sí misma, el periodismo no existe si no eres una celebridad. Cuando llevas un tiempo con esto y te sabes las estadísticas de memoria, sabes que el tema tabú por excelencia no tiene nada que ver con la violencia explícita o el sexo. El suicidio, a nivel mediático, sólo tiene cabida si antes de pegarte el tiro has matado a tu pareja. Los suicidas no pueden ser el blanco de tu compasión como ciudadano informado. Los soldados mueren en la guerra, los conductores en la carretera, las mujeres a manos de sus parejas, y todos merecen nuestro momento de luto. Los suicidas, en cambio, bueno, ellos sólo van de cabeza al infierno.

El caso es que un día, quizá hace muchos años, alguien decidió que podían tomarse medidas en cuanto al tema en cuestión. Alguien formó una agencia y comenzó a untar a los psicólogos que estaban dispuestos a cobrar en negro. Hoy todo eso del acuerdo legal de confidencialidad sólo es una ilusión del cliente. Los pacientes con depresi&oacut
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta