cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

45 min
Proyecto Chronos Semana 1 Parte: 1
Ciencia Ficción |
11.01.16
  • 5
  • 1
  • 1194
Sinopsis

Al fin les explican algo sobre el proyecto, aunque parece que se dejan mucho más en el tintero, empiezan a vislumbrar lo que vienen a hacer aquí, aunque se puede decir que el proyecto guarda algo muy oscuro entre sus paredes aunque las chicas le dan encanto, en su propio cuarto se lleva una sorpresa en la primera noche.

Proyecto Chronos Semana: 1

 

                Tras a ver cruzado el umbral de la puerta me sentí un poco tonta, me quede mirando la puerta, para ver si él llamaba o algo, pero no sentía nada a través de esa puerta, seguramente ya se había ido, me sentía muy tonta por no haberle dicho a Dani de repetir lo de esta tarde en el barril pero en una cama, me había apetecido mucho y que chico en su sano juicio se negaría. Pero a veces el miedo al rechazo es demasiado fuerte, aunque debía de admitir que en mi memoria no había habido nunca alguien que me rechazara y me preguntaba ¿Por qué?, ¿acaso era diferente? Y si lo era, ¿en que lo era?

 

Haciéndome todas esas preguntas, llegaron mis hermanas Miriam y Melissa charlando amistosamente con las demás, al poco se despidieron de sus amigas, cerraron la puerta tras ellas y preparamos para bañarnos las tres, con solo nuestra ropa interior, quizás ese era el único punto a favor de no haberle dicho a Dani que entrara, que no viera en ropa interior a mis otras dos trillizas.

Melissa: ¿en qué piensas?

María: en Dani

Miriam: eso digo yo, con lo lanzada que tu eres siempre cuando te gusta un chico y lo bien que os he visto en el comedor, ¿Cómo es que no le has dicho que se quedara?

María: no quiero correr, esta vez.

Melissa: ¿Entonces, te gusta de verdad?

María: no lo sé, tendré que conocerlo mas

Miriam: eso se siente o no se siente, ¿Qué te hace sentir?

María: que quiero estar con el

Melissa: ¿entonces, que duda te queda?

María: ¿me cansare de el rápidamente, como con los otros?

Miriam: quizás si no corres, será diferente

María: eso quiero probar

Una vez en la bañera…

Melissa: pues…a mí me parece un poquito capullo

María: lo es (Sonrió al recordar a Dani)

Miriam: pues yo me liaba con el

María: no seas zorra (le tiro agua a su hermana)

Melissa: yo también, pero no creo que llegara a mucho (recibiendo agua en su cara también) Pero, serás…

Miriam: pues ese en la cama no tiene que ser moco de pavo (Dijo con una sonrisa)

María: yo te mato (tirándose agua, como tres niñas pequeñas)

Así empezamos una pelea en la que pusimos el cuarto de baño muy bonito, ya mañana limpiaríamos este desastre cuando tuviéramos tiempo después de hacer lo que quiera que hiciéramos aquí. Tras el baño, nos liamos cada una, una toalla en la cabeza y una toalla normal enrollada en el cuerpo, pusimos todo perdido de pisadas y nos acostamos tan solo con las bragas. Yo no sé ellas, pero yo, echaba de menos los brazos de Dani y además estaba nerviosa por lo de mañana, no pegue ojo en toda la noche, así que mañana estaría horrorosa.

 

Cuando le había dicho de dormir con él, en realidad me refería a espalda con espalda, porque con notar eso, me hubiera bastado, ya que siempre que dormía con un chico, me sentía a salvo, de hecho por eso me había echado novio, pero claro, una tiene sentimientos y al final me había enamorado. Aunque claro es normal que él quiera dormir así, soy una chica, de gimnasio, por lo tanto tengo un cuerpazo, solo esperaba que no me metiera mano, porque claro si le doy una ostia, me echara de su cama y volveré a tener esos horribles sueños, si no se la doy, le estaré siendo infiel a mi novio y si le quito la mano, también puede ser que me eche.

 

Una de sus manos estaba tan pegada a mi banda que diría que la rozaba y tan pegada a la entrada de mis mallas que me tenía todo el tiempo en alerta. También estaba ese bulto en su entrepierna que estaba colocado justo entre los dos cachetes de mi culo, era un poco incomodo, aunque quizá más incomodo seria descubrir que no le ponía, pero es que juraría que palpitaba o quizá era el latido de él que lo notaba en mi espalda, solo sé que cuando note ese bulto, me puse recta como un palo, es que se había pegado tanto, aunque a decir verdad, en el fondo, así me sentía todavía más protegida, como si no pudiera pasarme nada en sus brazos.

 

Yo con mi novio nunca había dormido así, aunque podría acostumbrarme, era agradable sentirse así, una se sentía tan querida, aunque me daba hasta miedo moverme, no se fuera a pensar que me gustara y atacara. El no se había movido desde que se había acostado y su erección fue bajando, aunque por un lado me sentí apenada, por otro pensé: mejor, para que va a estar asi el pobre, si no vamos a hacer nada.

 

No sabía si era la habitación, que me había acostado con mucha ropa, que nos habíamos tapado demasiado, la posición en la que estábamos durmiendo o el directamente, pero, hacía un calor de muerte aquí. Yo no sé él, pero yo estaba empapadita de sudor, joder, mañana tendría que volver a ducharme otra vez y tendría que mirar si había en la habitación un regulador de temperatura, aunque no contaba mucho con ello, sino tendría que tomar otras medidas, aunque con el calor que hacía, no sabía si eso funcionaria tampoco.

 

No sé si eran los remordimientos de dormir con otro hombre, los nervios de mañana o el miedo a que me metiera mano, pero me costó horrores coger el sueño, casi me pareció, que cuando lo cogí, sonó poco después el himno de España, despertándonos a todas, excepto a Dani.

 

Mi primera noche con Mari José en la cama había sido horrible, había dormido con un pijama finito para no molestarlas, pero mañana pensaba dormir en calzoncillos si o si, yo no tenía pareja, era ella la que tenía un problema, no yo. Si estaba buenísima, pero no se había movido en toda la noche solo me usaba, para poder dormir calentita y confortable o porque echaba de menos a su novio, porque no la había notado temblar en toda la noche y lo sabía porque no había pegado ojo y tampoco había tenido un mal sueño o algo.

 

Tampoco se sentiría bien negándose a dormir con la pobre chica, porque si tenía terrores nocturnos de verdad y la dejaba sola a pesar de por fuera ser un malote, por dentro tenia corazón, aunque no dejara que nadie llegara a él, estaba en su sitio o al menos así lo pensaba. Empezó a sonar la excelente alarma para despertarnos que era el himno de España, canción que sabía que terminaría odiando, solo por ponerla de despertador.

 

Me sentía totalmente mojado por el sudor de ella y pegajoso por mi propio sudor, si tenía calor porque no se quitaba ropa o es que acaso le daba vergüenza, después de meterse en mi cama, tener menos ropa encima, no lo sé, las chicas son muy raras, ahora tendría que volver a ducharme, por culpa de ella, aunque también tenía que admitir que nunca había dormido con una tía y que tenía sus cosas buenas, además de que la tía con la que había dormido por primera vez, estaba buenísima.

 

Aunque no había pegado ojo, la chica olía muy bien, era agradable abrazarla y se sentía genial durmiendo con ella, tanto que no le importaría para nada repetir, eso sí, con menos ropa por parte de los dos, aunque también pensándolo bien, si ya la erección, había llegado a su máximo esplendor, cuando solo la fina capa de sus bóxer y de las braguitas de ellos les separara, seria insufrible, aguantar sin hacer nada, notándolo todo.

 

Necesitaba mear urgentemente y ducharme, pero estaba tan a gusto que no quería moverme, además no quería enfrentarme a lo que dijeran o hicieran al vernos así Paola y Sandra, porque total si hubiéramos hecho algo, me daría igual. Pero me parecía bastante ridículo para mi hombría, decir solo hemos dormido porque la chica tiene miedo, ¿pasa algo? Sería bastante ridículo sin duda y más cuando la erección matutina empezó a crecer, para mi sorpresa Mari José tampoco se movía.

 

Tras dejar de sonar la alarma…

Sandra: ¡¿Pero, esto, qué es?!

Mari José: nada, solo hemos dormido juntos…

Paola: ¿habéis dormido juntos, toda la noche?

Mari José: Si, es que si no, no puedo dormir

Sandra: ¿y tu novio?

Mari José: si me quiere, lo entenderá

Ninguna de las dos quiso decir nada mas del tema, yo esperaba que eso no significara que se lo pensaba contar, porque ya solo me faltaba tener a un capullo que me esperara a la salida para partirme la cara, encima de llevarme un calentón innecesario, esto sería el colmo. Cuando se me bajo la erección matutina, Mari José, me llamo, tocándome la cintura, yo me hice el que me despertaba y me dijo con una sonrisa en la cara, aunque con un poco de ojeras.

Mari José: Buenos días Dani, ¿has dormido bien?

Dani: si bueno... no mucho, hacía mucho calor

Mari José: Estamos empapados los dos (Se toco la frente como si solo tuviera sudor allí, aunque la realidad es que estábamos empapados los dos)

Dani: ¿y tú, has dormido bien?

Mari José: no he dormido mucho, pero lo que he dormido, ha estado bien

Mientras todo esto había sucedido, las chicas se habían cambiado de ropa y habían salido para afuera de la habitación, ¿nos habían dejado solos?, no creo.

Mari José: ¿tienes que entrar en el baño?

Dani: bueno si me dejas ir a hacer un pis, puedes ducharte tu primera si quieres

Mari José: vale…

Nos empezamos a despegar al fin, aunque siendo sincero nada mas separarnos tuve un poco de frio, me metí en el baño corriendo e hice lo debido, me hubiera hecho falta una paja, pero no tenía tiempo, algo me decía que hoy iba a tener un dolor de huevos considerable. Nada más salir, entro Mari José, tardo una media hora, yo había preparado mi ropa, cuando volvieron Sandra y Paola.

Sandra: no me puedo creer que no nos den ni un café recién levantados

Paola: Ni un chocolate caliente, eso no se le niega a nadie

Dani: ¿Qué os han dicho? (rugiéndome el estomago)

Paola: (imitando a alguien) Los horarios son los horarios

Ambas rieron y yo no por la imitación, pero si porque con un bolígrafo rosa se puso un bigote, como el camarero de ayer, no pude evitar sonreír.

Sandra: Anda, que sabes sonreír y todo (Dijo Sandra irónicamente)

Dani: y más cosas, lo que pasa que las guardo para cuando merece la pena hacerlas (Recuperando mi posición de malote)

Sandra: ya veo, ¿Qué tal la noche? (Dijo aludiendo al tema)

Dani: Bien… ¿Por qué? (Sabia a que se referían, pero quería evitar el tema a toda costa)

Paola: por tus ojeras no parece que hayas dormido mucho y tanto sudor es sospechoso (Dijo Paola volviendo a meterse en la conversación y analizándome)

Dani: es lo que tiene dormir juntos y con tanta ropa… (Me excuse)

Sandra: ¿solo habéis dormido? (Pregunto incrédula)

Dani: me pidió por favor que la protegiera por la noche y lo hice, pero claro que no haría nada, tiene novio. (Intente tirar por el lado de macho gallito, aunque no era mi estilo, podía funcionar)

Paola: si claro, te has sacrificado por ella (Dijo riéndose de mi)

Sandra: seguro que le has metido mano y todo (Sentencio)

Iba a contestarle, pero sabía que dijera lo que dijera, no se lo iban a creer, total, yo tampoco lo hacía, siempre pensé que un hombre y una mujer no podían dormir juntos y no hacer nada, visto lo visto, me equivocaba. Al poco salió Mari José totalmente arreglada del baño, yo les hice una última mirada de desagrado tanto a Paola como a Sandra por su estúpida reacción, celosa o lo que fuera, cogí mis cosas que había preparado en la cama y me metí en el baño.

Mari José: ¿Qué le pasaba?

Paola: se ha levantado con el pie izquierdo

Sandra: no se, se abra enamorado de ti

¿Enamorado? No, no lo creo, ese chico tan duro no podía enamorarse de ella, él sabía perfectamente que tenia novio y que lo de anoche era solo dormir, sino hubiera intentando algo y no lo hizo. Quizás estaba molesto por el calentón o por no haber dormido mucho, sin duda esta noche tendría que inventar algo para no morir de calor.

Mari José: anda ya, solo estamos un poco cansados

Sandra: ¿de qué?

Mari José: de intentar dormir

Paola: puede ser (Con su sonrisa inocente)

Sandra: si tu lo dices… (No muy convencida)

Y tras eso, las tres nos terminamos de arreglar…

 

Estaba en el baño, no había pestillo ahora que me fijaba y no se escuchaba apenas nada lo del cuarto, tampoco me importaba, solo quería relajarme, ya que no sabía qué clase de día me esperaba, tenía que darme prisa para no llegar tarde, había elegido mi ropa favorita, para empezar el año. Mi camisa negra más heavy, mi chupa de cuero, mi pantalón vaquero ajustado y mis zapatos negros de caminar, pensaba peinarme despeinado y tras todo eso, salí afuera.

 

Cuando salí me fije en cómo iban las chicas, ya que ellas también se fijaron en mi, Mari José se había soltado el pelo y se había puesto extensiones ya que tenía el pelo algo más largo, se había colocado un top deportivo sin sujetador y tenía unas mallas con algunas roturas que la hacían algo más sexy y debajo llevaba un tanga, haciéndola aun más sensual, si cabe, no se había maquillado, más que los labios de rosa.

 

Paola llevaba un vestido suelto de flores blanco con rosas rojas enlazadas en el escote, solo estaba ceñido por esa parte y el escote era bastante pronunciado, se había puesto el pelo rizado, se había puesto los labios de rojo pasión y se había maquillado los ojos, con el rímel y los parpados con un color gris, que hacia contraste con su vestido, además se había puesto lentillas de un color gris.

 

Sandra, llevaba unos mini shorts bastante ceñidos que no dejaban nada a la imaginación, porque se le marcaban tanto la separación de las nalgas, como los labios de adelante, llevaba debajo unos leggin negros y arriba llevaba una camisa vaquera de mangas cortas, con una chaqueta negra finita, esta se había peinado tan solo para dejar el pelo sin nudos, porque lo tenía igual que siempre, se había maquillado bastante.

 

Tenía colorete en las mejillas haciendo contraste con la base que le oscurecía un poco la cara, el rímel en los ojos un poco exagerado, tenía un tono celeste en los parpados que hacia juego con su ropa vaquera, tenía un perfilador negro en los labios que los hacía destacar y se había pintado de un color carne, haciendo sus labios mas carnosos.

 

Todas se me habían quedado mirando, tal y como yo las miraba a ellas

Dani: ¿Qué? (Dije con tono chulesco)

Mari José: nada, nada (Dijo disimulando)

Paola: ¿Cómo estoy? (Dando una vuelta sobre sí misma, haciendo que la falda de su vestido se levantara, enseñándome sus bragas blancas a juego, provocando que se avergonzara y sujetara su vestido, a la vez que provocaba las risas de nuestras compañeras y mi sonrisa)

Dani: muy guapa a y sobre todo, bonitas bragas blancas (Dije haciendo hincapié sobre sus bragas)

Paola: pervertido (Dijo con una cara de niña juguetona)

Dani: tú me has dicho que mirara y tú me las has enseñado también (Echándole las culpas a ella, que precisamente las tenia)

Paola: cállate, mirón (Dijo con la misma cara)

Provocándome una sonrisa

Sandra: estas muy guapo (Dijo metiéndose en la conversación)

Dani: lo sé (Sabiendo que lo decía para recibir un cumplido, ella)

Sandra: ¿no piensas devolverme el cumplido? (Dijo medio molesta)

La mire de arriba a abajo y de abajo a arriba

Dani: no (Dije siendo más chulo todavía)

Sandra: ¿Por qué? (Dijo estando aun más molesta)

Dani: te sobra maquillaje (Dije rematando la faena)

Sandra: ¡¿Pero, cómo te atreves?! (Dijo ya, incluso cabreada)

Dani: tú me has preguntado (Dije haciendo un gesto con los hombros, como si no me importara, aunque en realidad, me estaba divirtiendo)

Sandra iba a perseguirme, pero Mari José me sorprendió, saliendo a mi favor, mientras comenzábamos a salir del cuarto.

Mari José: déjalo, vosotras os metisteis antes con el (Dijo sorprendiéndonos a todos)

Paola: es verdad, nos la ha devuelto (Dijo Paola, mirando a Sandra)

Sandra: ¿estabas escuchando? (Dijo Sandra mas sorprendida que nadie)

Mari José: no, pero aunque el baño esta medianamente insonorizado, como iba a salir ya y me entere por casualidad (Nos explico)

Cuando salimos, pasamos por el cuarto de al lado, yo fui el único que miro distraído la puerta, pero nada, no se abrió, bajamos a la planta baja, donde nos encontramos al encargado.

Encargado: Buenos días, ¿Qué tal vuestra primera noche, en la residencia? (Dijo con las manos agarradas desde atrás)

Dani: bien (Dije yo sin mucho interés)

Paola: no ha estado del todo mal (Dijo Paola con su simpática sonrisa)

Sandra: La habitación me gusta, está bien organizada y las camas son cómodas

Encargado: Gracias, me alegro que os guste

Mari José estaba allí callada mirándolo, como queriendo decirle algo, pero como que se cortaba delante nuestro, yo le guiñe un ojo y me lleve a las compañeras, empujándolas desde las espaldas y ella me sonrió.

Sandra: ¿pero, qué haces?

Dani: leer entre líneas, algo que no sabes hacer tu

Sandra: ¿a qué te refieres?

Paola: ¿y Mari José?

Dani: ahora nos alcanzara

Tras salir nosotros de la sala

Encargado: ¿Qué quieres, chica? (Habiendo pillado en parte, la anterior escena)

Mari José: Pues… por las noches, hace mucho calor, eh estado mirando, pero las habitaciones no tienen un regulador de temperatura propio y creo que les hace falta (Dijo intentando evitar el tema, de que había dormido conmigo y por eso había tenido calor)

Encargado: ¿calor? Eso es raro, nadie más me ha dicho que lo haya tenido (Dijo rascándose la barbilla)

Mari José: Dani también lo ha tenido (Dijo metiéndome en el saco, aunque quería intentar evitarlo en un principio)

Encargado: bueno, veré lo que puedo hacer, se lo comentare a los administrativos del proyecto, aunque ya te digo que están intentando ahorrar costes por algún lado, así que no creo que pongan mucho de su parte, en cuanto me respondan, te avisare en el plazo de dos o tres días, ¿vale?.

Mari José: vale, muchas gracias, igualmente. (Agradeció la amabilidad del encargado de la residencia, aunque se imaginaba desde un principio que tendría que ponerle remedio ella misma a este problema y sus palabras se lo habían confirmado)

Luego corrió para alcanzar a los otros, que ya estaban casi en la plaza, donde habían recibido el día anterior el primer contacto, con los encargados del proyecto.

 

Allí esperaba esta vez tan solo el Doctor Chronos, que charlaba amistosamente con las trillizas, mientras llegábamos me fui fijando en todas, para distraerme ya que mis compañeras desde lo de antes estaban en silencio algo nerviosas, Melissa iba con el pelo suelo ligeramente ondulado, un vestido de dos partes bastante ceñido al cuerpo, por abajo la falda llegaba hasta media pierna y por arriba tenia manga larga, además no tenia escote, pero dejaba ver cada curva de su cuerpo, tenía un bonito collar dorado alrededor del cuello y apenas iba maquillada con un pinta labios rojo suave y un poco de rímel.

 

Miriam sin embargo, llevaba una camisa negra con rayas blancas verticales de mangas cortas, y unos pantalones cortos del mismo tipo, llevaba una chaqueta con líneas horizontales para contrastar, tenia frio, se notaba, pero se hacia la dura, no llevaba nada de maquillaje y tenía el pelo un poco despeinado.

 

María por último, a parte de sus ojeras que se veían a simple vista, llevaba una falda de colegiala, unas medias a media altura, una camisa blanca, el pelo suelto, demostrando que le llegaba más abajo que ayer la trenza, le cubría todo el culo a pesar de tener el pelo perfectamente ondulado y un lacito en el pelo de color rosa, como sus labios, que los tenia pintados de un rosa suave.

 

Todas eran muy guapas, aunque la ropa de María y su estilo me volvía loco, las demás no se quedaban atrás, sin duda en este curso, me iba a divertir, tan solo esperaba que el jugar un poco no se me fuera de las manos o que acabara cazado por alguna de ellas, cuando llegamos finalmente y llego Mari José.

Chronos: ¿ya estamos todos? (Pregunto haciendo una pregunta, más bien tonta)

Todos nos miramos

Mari José: creo que si (Contestando por todos)

Chronos: si tienes razón, los nuevos alumnos, se están instalando ahora mismo, seguramente los conoceréis en la hora del almuerzo y mañana, ya se unirán a las clases, acompañadme al salón de clases, que vamos a empezar, explicándoos como va todo esto. (Dijo demostrando que tenía muchas cosas en la cabeza para centrarse en nada)

Dani: ¿y para eso nos haces salir hasta aquí? Para eso quedamos en la planta baja, ¿no? (Dije más bien protestando porque tanto Mari José, como Paola, como Miriam y como María, tenían frio y qué coño, porque nos hiciera salir para nada)

Chronos: Señor Daniel Aceda, usted y yo hablaremos seriamente después, de un incidente que paso ayer alrededor de después de comer, así que hágame el favor de comportarse adecuadamente y respetar las normas (Dijo seriamente, provocando que todas me mirasen a mí, pero la primera en mirarme fue María)

Al contrario de lo que haría normalmente me calle la boca, porque sabía que era lo que me convenía, posiblemente no me soportarían dos o tres seguidas y no quería que me expulsaran como de los demás institutos, quería dejar de ser la oveja negra de la familia por una vez en la vida y hacer algo para ayudar en casa, ya que la situación no era muy buena.

Chronos: todo lo que se hace tiene una razón, aunque ustedes no lo comprendan aun, si os hago salir afuera es para que vayamos todos juntos a la clase y para mostrar un poco de disciplina (Explico molesto)

Todos guardamos silencio siguiéndole, María se puso a mi lado y acaricio suavemente mi mano derecha con su mano izquierda sin llegar a agarrarla, dándome un poco de apoyo y haciéndome sentir un poco la sensación de siempre, que casi era una droga para mí, la sonreí un poco incomodo y ella me devolvió una tímida sonrisa, que hizo que mi sonrisa se volviera una autentica sonrisa, luego de eso, volvió a separarse de mí, como si supiera, que prefería estar solo.

 

Chronos nos llevo hasta las escaleras que tenían rejas, paso su tarjeta por el visor de tarjetas y la puerta se abrió lentamente, luego de que la puerta se abriera, el se puso en el camino de la reja y nos hizo ir pasando

Chronos: bajad, hasta la puerta que pone número dos, que nadie entre en la uno

Aunque decirme eso justo a mi era como ponerme un botón de la diversión delante y decirme no lo pulses esta vez me contuve con gran esfuerzo, bueno eso y porque María me agarro antes de que me acercara a la puerta, susurrándome: “no lo hagas”, tenía razón, ya estaba el horno para pocos bollos. Al poco bajo el director y ella me fue soltando, solo que esta vez gradualmente y la sensación volvía a surgir en la misma intensidad, teníamos una extraña relación, pero como con todas, tantas chicas para uno, era demasiado, raro.

Chronos: la uno es el gimnasio y la dos la clase (Explico Chronos)

Saco una llave dorada del bolsillo y abrió la puerta que junto al pasillo demostraba su antigüedad, que crujió al abrirla, al entrar la clase todo cambio, olía a nuevo, no tenia ventanas, pero sin embargo tenía un ventilador detrás que se movía y renovaba el aire continuamente, las luces que tenia eran tipo fluorescentes,  había solo veinte mesas y veinte sillas, ordenadas de la siguiente manera, había tres juntas delante a la izquierda, dos juntas delante en el centro, otras tres a la derecha, luego en el centro de la sala había una con cuatro y detrás otra fila idéntica a la primera, estaba claro que este año íbamos a ser solo veinte.

 

Todo el material era madera de buena calidad, ya que olía como si estuviera recién cortado, pintado, barnizado y todo el tratamiento que se le da a la madera y la mesa del profesor, estaba justo al fondo en el centro más puro, estaba tallada en piedra maciza y aunque estaba ligeramente acolchada con pieles, parecía bastante incómoda. No había pizarra, solo en cada mesa un ordenador.

Chronos: id eligiendo mesa, además pensadlo bien, ya que no podréis cambiarla más en todo el curso. (Dijo avisándonos muy seriamente, ya que se notaba que este tipo no bromeaba al hablar)

Yo mire molesto porque no había ninguna solo, porque de veras que me apetecía estar solo o quizá más que eso es que no me apetecía elegir a nadie, iba a esperar a que eligieran ellas y entonces ponerme solo, pero María me cogió por un brazo, llevándome hasta la mesa de cuatro, se iban a sentar sus otras hermanas, Sandra salió corriendo para intentar sentarse junto a mí, para mi sorpresa, pero Melissa se le adelanto.

Melissa: mala suerte, te quedaste sin sitio

Sandra: otra vez será

Sin embargo Mari José fastidio a Miriam, quitándole su sitio.

Miriam: anda, déjame sentarme con mis hermanas

Mari José: no…

Miriam: vale, haz lo que quieras

Sandra, Paola y Miriam, se sentaron juntas en la fila de delante a la izquierda. El Director Chronos, se fue para cada mesa y con una maquina, puso el nombre de cada uno en la mesa.

Chronos: como veis vuestra mesa es individual, tiene vuestro nombre, numero de alumno y como tal, sois responsables de la misma.

En la mía ponía: Alumno: 002 Daniel Aceda, en la de Mari José: Alumno: 001 María José Fiel, en la de Melissa: Alumna: 005 Melissa Olsen y por ultimo en María: Alumna: 006 María Olsen.

Ambos grupos comenzamos a charlar entre nosotros

Mari José: nosotros somos numero correlativos (Me dijo a mi)

Dani: si, recuerdo verte salir de la consulta (Dije haciendo memoria)

María: nosotras fuimos a una consulta en Chiclana, quizá por eso, nuestros números no son correlativos

Chronos: exacto (Dijo metiéndose en nuestra conversación) ahora callaos que voy a hablar yo (Ordeno)

Tras conseguir con eso que nos calláramos

Chronos: os voy a explicar un poco, como va esto. (Mientras se dirigía a su mesa) encended los ordenadores (al sentarse encendió el suyo) en cuanto esta antigüedad encienda, os mando los horarios y ahora os lo explico (a pesar de que el suyo parecía ser un ordenador nuevo de bastante mejor calidad que el nuestro, era increíble que le pareciera una antigüedad)

Tras un rato de total silencio, reanudo lo que tenía que decir:

Chronos: Os he enviado a vuestros ordenadores el horario, cada uno tenéis que elegirme una lengua de las optativas además de las obligatorias y otra materia extra. A parte de averiguar cuáles son vuestras habilidades especiales y ayudaros a controlarlas, nuestra idea es que cuando salgáis de aquí, salgáis con estudios superiores a los de una carrera universitaria, así dejareis de ser un lastre para la sociedad actual y podréis sobrevivir en el mercado laboral, sé que no será fácil, pero nadie dijo que lo fuera, además vuestra estancia aquí, también os dará experiencia laboral.

Tras una pausa para retomar aire

Chronos: Como tal esto se considera una escuela taller, que además os va a ir pagando mes a mes, quizás, no todos llegareis al final, aunque esperamos que si, a la semana tenéis dos días libres, que son sábado y domingo, el resto tendréis que estar en la plaza a las ocho de la mañana, el que falte, será penalizado en puntos y perderá el dinero de ese día. Si uno de vosotros falta demasiado a menudo será expulsado, si alguno de vosotros (mirándome a mí y a María, poniéndonos los pelos de punta) vuelve a salir de aquí sin permiso por el motivo que sea, será expulsado, (siguió mirando al resto) ¿ha quedado suficientemente, claro?

Todos menos yo: ¡Sí!

Chronos: eso espero… Bueno, ¿alguna pregunta? Cuando hayáis elegido los horarios, dadle a guardar y me serán enviados automáticamente (Demostrando como siempre que estaba en mil cosas)

Mari José: ¿Cuántos años dura, esto? (Pregunto, haciendo una buena pregunta en realidad)

Chronos: cuatro años, por ahora y si llegamos al segundo (Aclaro el director)

Mari José: ¿a qué se refiere con por ahora y con eso de, si llegamos al segundo? (Pregunto confusa)

Chronos: nada divagaciones mías, bueno, haced lo del horario. (Se excuso el doctor, ya que por lo visto aunque lo había soltado no quería hablar de eso)

Materias Obligatorias:

-Lengua

-Matemáticas

-Ingles

-Francés

Materias Optativas:

-Italiano                                 -Astronomía                          -Ingeniería

-Portugués                             -Astrología                             -Informática

-Alemán                                 -Cosmología                           -Psicología

-Chino                                    -Grafología                             -Magisterio

-Medicina                               -Ciencia                                  -Manitas

-Investigación paranormal   -Fisioterapia                          -Estilismo

Mari José: ¿Qué vas a elegir, tú? (Pregunto)

Dani: ¿para qué quieres saberlo?  (Pregunte, volviendo a mi actitud)

Mari José: por saberlo (Contesto con una sonrisa)

Dani: aun no lo sé (Conteste, para volver a mirarlo)

Mari José: avísame cuando lo sepas (Me pidió)

Tras pensarlo bastante bien, elegí Alemán y Astronomía, no es que pensara irme a Alemania ni nada de eso, es solo que en España, lo que más había visto era Ingleses, Franceses y Alemanes, luego entre las optativas y las opciones que había, solo me había gustado Astronomía, lo seleccione, le di a guardar, siendo enviado automáticamente al Director.

Dani: Alemán y Astronomía (Dije a Mari José)

Mari José: vale, gracias (Me agradeció)

Melissa: ¿No te gusta más el italiano? (Me aconsejo)

Dani: la verdad es que no (Conteste con mi actitud normal)

Mari José: yo he elegido alemán y Estilismo (Me dijo a mi)

Melissa: yo Italiano y Fisioterapia (Lo dijo contestando a Mari José)

Dani: ah, vale (Dije, para no decir, no me importa)

María no dijo nada, cuando todos habíamos elegido…

Chronos: Ahora que ya habéis elegido, os pasare el horario al ordenador…

Lunes:

9-10: Lengua

10-11: Matemáticas

11-12: Desayunar

12-01: Idioma extra

Martes:

8-9: Ingles

9-10: Francés

10-11: Lengua

11-12: Desayunar

12-01: Materia extra

Miércoles:

8-9: Matemáticas

9-10: Ingles

10-11: Francés

11-12: Desayunar

12-01: Idioma extra

01-02: Lengua

02-03: Materia extra

Jueves:

8-9: Matemáticas

9-10: Ingles

10-11: Francés

11-12: Desayunar

12-01: Idioma extra

Viernes:

8-9: Lengua

9-10: Matemáticas

10-11: Ingles

11-12: Desayunar

Chronos: (mientras mirábamos el horario) como podéis ver son un total de: veinte horas semanales de clase, de las cuales cuatro son de lengua, cuatro de matemáticas, cuatro de ingles, tres de francés, tres de idioma extra y por último, pero no menos importante dos de materia extra. Mi horario de clases de apoyo es de una de la tarde a cuatro de la tarde, el que venga antes o después se quedara con las ganas de que le ayude, ¿alguna pregunta?

Esta vez yo levante la mano, sabiendo que de lo contrario me llamaría la atención.

Chronos: si, ¿señor Aceda? (Intentando provocarme)

Dani: No ha dicho nada de sus dos colegas (Dije intentando, ser todo lo amable que pudiera, como si con él me costara más que con los demás)

Chronos: El comandante Acero, presentara sus asignaturas mañana y el doctor Richard, el lunes de la semana que viene, el ha preferido esperar a que estuvierais todos. (Dijo con una sonrisa amable, al contrario de lo que era su actitud)

Paola levanto la mano y él, la señalo

Chronos: dígame, señorita Palacios (Dijo amablemente)

Paola: ¿Qué horario tendrán? (Hizo una buena pregunta)

Chronos: no lo sé, pero supongo que justo después de mis clases (Se encogió de hombros, pero con ella intento ser mas especifico) ¿alguna duda más?

Nadie levanto la mano

Chronos: ah sí, casi se me olvida… (Se ajusto las gafas) los puntos van de la siguiente manera: una asistencia completa: ganas un punto, faltas una hora, pierdes un punto, falta completa: pierdes tres puntos, si sacas de seis a ocho en los exámenes recibirás de uno a tres puntos, cuando sacas un nueve, recibes seis puntos y cuando sacas un diez, recibes diez puntos, cuando sacas un cinco pierdes un punto, de cuatro a dos, pierdes de tres a cinco puntos, si sacas un 1, pierdes nueve puntos y si sacas un cero, pierdes catorce puntos. ¿Alguna duda?

Todos levantamos las manos

Chronos: esperad, haber las tarjetas os las daré mañana (las manos de Miriam y Melissa se bajaron al oír eso) el límite de puntos de las tarjetas es mil, de negativo no tienen (Las manos de Paola y Sandra se bajaron) Lo que cuesta cada cosa, estará en una lista en el despacho del encargado de la residencia y junto a los precios en las cartas del comedor (La mano de Mari José se bajo) Cuando tengáis buen comportamiento se os regalaran puntos, desde uno hasta diez puntos y cuando tengáis mal comportamiento, se os bajara entre tres y treinta. (La mano de María se bajo) y estos puntos, los positivos por cada cien, pueden darte un punto más en los exámenes, excepto en los finales y por cada cincuenta negativos te bajaran un punto en los exámenes, en los finales tan solo por cien negativos, a menos que los pagues con dinero, claro. (Al ver que mi mano, no bajaba) Si termináis el curso con mil puntos, recibiréis una bonificación en forma de paga extra de mil euros, si lo termináis en cero, tendréis que devolver: mil euros para aprobar, pero por cada punto por debajo de cero que tengáis, deberéis cinco euros. (Mi mano finalmente bajo, haciéndole sonreír)

Tras unos segundos que se llevo en silencio como recopilando información en su cabeza y nosotros nos dábamos cuenta que aprobar aquí, sería difícil…

Chronos: ah y para aprobar necesitáis como mínimo un seis en todo, para que no os echen del proyecto, un cinco, teniendo que repetir, todo el proyecto entero.

Todos nos miramos un poco preocupados al decir eso y sin darnos tiempo a asimilar todo esto, como era martes y eran ya las nueve, empezó con: francés, empezó con un nivel básico de Francés, era fácil seguirle, lo que nos asusto es que la semana que viene el jueves, ya teníamos el primer examen y que mando un par de hojas de ejercicios. A las diez, cambio a: Lengua, empezó con un nivel muy básico también, pero aparte de que nos mando un par de páginas de caligrafía y un par de paginas mas de ejercicios, nos puso el primer examen también, para el viernes de la semana que viene, la campana del desayuno finalizo las clases.

Chronos: Apagad los ordenadores y vamos todos a desayunar

Habían sido dos clases, pero dos clases bastante frenéticas en las que aunque el nivel era bajo, requería máxima atención, un solo movimiento, una sola mirada a otro lado y te habrías perdido algo, ya que este hombre a pesar de sus avanzados sesenta años, no se estaba quieto, jamás, tenia mesa, pero aun no lo había visto sentarse, tras haber apagado el ordenador, el director cerro las clases y nos llevo hasta la planta baja de la residencia, allí se despidió de nosotros dejando nuestra mente descansar un poco, para usar el ascensor.

Dani: hoy han sido solo dos horas… los demás días será horrible… (Dije angustiado)

María: anda no te desanimes, ya nos iremos acostumbrando (Dijo intentando animarme)

Dani: pero ¡¿habéis visto que tenemos ya dos exámenes encima y acabamos de empezar y encima no para de enviarnos tarea?!

Sandra: y luego tenemos la materia extra (Dijo para rematarme, ganándose solo mi mirada de “te odio”)

Mari José: venga hombre, nos ayudaremos entre todos (Esto sí que me animo)

El pensar que me ayudarían, que nos ayudaríamos, me hizo más soportable la carga, aunque a decir verdad este hombre me agotaba, hubo una mirada entre Mari José y María, que no supe desentrañar, solo sé que ambas se miraron durante un segundo o quizás menos, si eso era posible.

Paola: ¿vamos a desayunar? Me muero de hambre (interrumpió Paola)

En ese momento me rugió el estomago

Melissa: yo conozco a otro que también (Señalando y tocando mi estomago)

Todas rieron por ese comentario

Miriam: anda, no pensemos en clase ahora, vamos para arriba (Me animo, tocando mi hombro)

Dani: vamos, que esto de no desayunar hasta esta hora me tiene frito (Dije algo más animado)

Sandra: y a mí, yo sin mi café, no soy persona (Dijo Sandra a las chicas)

Dani: ¿alguna vez lo eres? (Dije con mi típica sonrisa de malote, para buscarla)

Sandra: y-yo t-te mato (Tartamudeo del propio nerviosismo, me persiguió un poco en las escaleras hasta que se canso)

Me choque con un tío, al ir mirando hacia detrás para huirle a Sandra y por poco nos caemos ambos por las escaleras, al tirarlo a él, yo lo agarre con la mano y el agarro mi brazo, quedándonos en un equilibrio perfecto, mas por los pelos que otra cosa. Durante ese segundo de adrenalina, pude ver como reacciono cada una, María, Mari José y Sandra iban a hacer el intento de agarrarme, Miriam se había tapado la boca en plan susto, Melissa se aparto y Paola se había quedado petrificada, vamos, que si me hubiera caído, me hubiera llevado por delante a casi todas.

Chico: huy, ten cuidado nene, que me rompes una uña (Dijo con voz bastante afeminada)

Cuando conseguí enderezarme del todo lo solté con suavidad

Dani: ¿estás bien? (Volviendo a ofrecerle la mano para levantarle)

Chico: si, ¿y tú, monada? (Acariciándome la mano)

Al instante lo solté un poco molesto por su actitud, me metí las manos en los bolsillos y comencé a subir solo, siendo seguido por María y Mari José.

Chico: auch, no me sueltes así, ¡so bruto! (Dijo tocándose la cabeza)

Paola: ¿estás bien? (Dijo agachándose para acercarse al nuevo, mostrándole un sugerente escote)

Chico: ¡Fenomenal! (haciendo el gesto de ir a susurrarle algo en el oído) lo tengo loquito (le susurro)

Haciendo reír a Paola, entre Paola y Miriam lo ayudaron a levantarse

Chico: hola chicas, ¿cómo os llamáis? (Dijo como una mas)

Paola: Paola (Se dieron dos besos y un abrazo)

Chico: Encantado

Miriam: Miriam (Se dieron dos besos y cuando le iba a dar el abrazo Miriam se quito)

Chico: tranquilo chica, que no muerdo, al menos a ti.

Provocando las risas de las demás, pero Miriam no se fiaba de nadie y eso no iba a cambiar dijera lo que dijera

Sandra: Sandra (Se dieron dos besos y el chico, la abrazo)

Chico: uf que bien vistes, me tienes que ensañar luego tu armario eh, ya te enseñare el mío, que es ¡Todo Glamur! (Estaba fuera de sí mismo)

Melissa: Melissa (Se dieron dos besos y el chico, la apretó contra si)

Chico: (Susurrando) tu hermana es muy desconfiada, ¿eh? (Gritando) Me encanta como hueles, es un perfume caro, ¿eh?

Melissa asintió avergonzada, cuando volvió a rugirle el estomago

Chico: eso es verdad chocho, tenemos que ir a desayunar que me muero de hambre

De camino al comedor

Paola: ¿Cómo te llamas?

Chico: Charlie o Charlina, para los amigos

Mientras tanto subía a gran velocidad las escaleras, siendo seguido de cerca por Mari José y un poco más lejos por María, mientras escuchaba el alboroto, que montaba el de abajo.

María: ¡Espera, por favor!

Entonces mire de reojo y me fije, que ellas dos me estarían siguiendo por algo y una vez llegaron ambas a mi altura, jadearon un poco y respiramos, continuamos la marcha

Mari José: ¿Qué ha pasado?

Dani: me ha magreado la mano

María: entiendo

Dani: no tengo nada en contra de los homosexuales, pero pido respeto, ya que yo los respeto a ellos

Mari José: ¿Por qué no lo hablas con él?

Dani: tienes razón, ya lo hare

Subimos a arriba del todo, Chronos estaba en una mesa sentado solo siendo atendido ya por el camarero, nosotros llegamos a la mesa de ayer y nos sentamos.

Mari José: ¿en qué piensas?

Dani: tengo ganas de estar libre ya, para hacer lo que me dé la gana

María: ¿aunque no puedas salir, mas?

Dani: aunque no pueda salir más, algo hare

María agacho la cabeza al oír eso, pero cuando iba a preguntarle, aparecieron el resto por la puerta riendo de los comentarios y bromas del nuevo, Miriam se fue para mí y me dijo:

Miriam: ¿estás bien? (Acariciándome el flequillo)

Dani: si, gracias (Le guiñe un ojo)

Sandra: que sepas que me alegro (Solo paso por mi lado y me lo dijo)

Dani: ¿ah sí? (Pregunte con incredulidad fingida, ya que en el fondo había notado su preocupación cuando iba a caerme)

Sandra: si… (Confirmo, no muy segura de sus palabras)

Dani: pues gracias (Le agradecí con una sonrisa)

Sandra: de nada (Me devolvió la sonrisa)

Paola: me quede helada, lo siento, yo… (Dijo Paola, siendo una de las más afectadas por fuera)

Dani: no tienes porque disculparte (Le dije lo que pensaba directamente)

Melissa: lo siento, me salió apartarme, primero pensé en mi, fui un poco egoísta (Se disculpo y encima dijo que se había comportado mal)

Dani: no pasa nada (Le quite importancia)

Charlie: Encantado chocho, soy Charlie o Charlina, como prefieras (Intento acercarse a darme dos besos, pero yo le puse la mano por delante)

Charlie: que antiguo eres… (Me la dio, aunque extrañamente sonrió en lugar de parecer afligido)

Gracias a que tenia a María a un lado y a Mari José a otro no se me sentó al lado, una vez que estábamos sentados todos, el camarero vino a atendernos y entre que nos traía el desayuno y todo eso, la conversación esta vez se centro en el nuevo.

Miriam: ¿y cuál es tu cuarto, Charlie? (Dijo como si se imaginara algo)

Charlie: Charlina por favor, el número dos (Respondió sinceramente)

Miriam: ah… el nuestro, Charlina (Dijo sin mucha emoción en su voz)

Como me lo temía, era el cuarto de María, yo le eche una mirada a María, que no paso desapercibida por Charlie ni por nadie, mientras pensaba: “ten cuidado con él, algo me dice que no es lo que parece” y ella me guiño un ojo, como si me hubiera entendido, pero no, eso era una tontería, yo solo mire para otro lado, para evitar ponerme colorado por ese gesto, que yo había interpretado un poco, como tonteo.

Charlie: ¿Quién mas esta en ese cuarto? (Dijo Charlie)

Melissa: yo (Dijo Melissa siendo simpática con él)

María: y yo (Dijo con algo de recelo, mientras él, ponía una sonrisa que no me gusto nada)

Charlie: que pena hombretón, no vamos a compartir cuarto este año (Dijo aparentemente apenado)

Dani: me alegro (Respondí claramente)

Mientras que Mari José y María sonreían al comprenderme, Sandra parecía tener problemas para interpretar el porqué los trataba de manera tan parecida a ambos, Melissa y Paola, me miraron mal a mí, mirándolo a él en plan pobrecito y por ultimo Miriam, que tampoco se fiaba mucho de él, miraba la escena con una ceja levantada, analizándola.

Charlie: pues yo no, haríamos buenas migas (intentando acercar su mano a mí)

Dani: eso quisieras tú (quitándola de un manotazo)

Charlie: y que lo digas… (Tocándose su mano, como si le hubiera dolido, Melissa la cogió y se la beso y Paola lo abrazo, al poner cara triste, poniéndole la cara en el escote)

Tras estas tonterías, Paola y Melissa, se pusieron a hablar con él, María y Mari José, empezaron a hablar conmigo, Sandra estaba sentada pensando y Miriam, permanecía callada escuchando ambas conversaciones.

Charlie: ¿y tú en que cuarto estas, Paola?

Paola: en el uno

Charlie: déjame adivinar, con la chica rubia, la chica del pelo rizado y el macarra bruto, ¿verdad?

Paola: ¿macarra bruto? (y soltó una simpática risa)

Charlie: es bruto, mira lo que me a echo en la mano, me ha roto una uña y casi me mata por las escaleras (Dijo Charlie)

Paola: anda ya exagerada (Sonrió Paola)

Charlie: ¿Cómo es contigo? (Intentando averiguar cosas sobre mi)

Paola: es simpático, pero lo es más con Mari José (Soltó como un poco molesta)

Charlie: ¿y eso? (Pregunto ahora más interesado Charlie)

Paola: no se… anoche durmieron juntos (Confeso Paola sin malicia alguna)

Melissa: ¿Qué, ¡qué?!  (Nada más oír eso, sintió que necesitaba oír más, para contárselo a su hermana)

Pero Melissa había pegado tal grito, que tanto el doctor Chronos nos miraba con curiosidad, ya que nuestro amigo Charlie no hablaba precisamente con un volumen bajo, como que la otra conversación en la mesa había parado, haciendo a Paola bajar la cabeza y guardar silencio.

Charlie: ya hablamos nosotras tres (Charlie que había interpretado a Paola perfectamente, busco una solución fácil)

Paola: vale (Dijo ella un poco cortada, por nuestras miradas)

Melissa: vale, pero que no se quede a medias la cosa (No podía contarle eso a medias a su hermana)

En la otra conversación

Mari José: ¿hoy haremos ejercicio, como ayer, no? (Me pregunto a mi)

María: me apunto (A pesar de que no la había invitado a ella, ella se auto invito)

Quizá eso era lo que me gustaba de ella, que era como yo, no le importaba lo que pensara de ella nadie, simplemente hacia lo que quería, cuando quería. Al hacerlo Mari José le echo una mirada que no fue precisamente simpática, pero María ni la miro, ni siquiera espero una respuesta mía, simplemente lo dio por hecho.

Dani: claro, en cuanto demos la clase que toca ahora, así hacemos la digestión, subimos nos cambiamos y hacemos ejercicio, hasta la hora de comer (Dije planeando lo que haríamos)

María: buena idea (Me felicito)

Mari José: ¿crees que nos dará tiempo? (No muy conforme con mi plan)

Dani: bueno, si tenemos que reducirlo media hora, tampoco pasa nada, ¿no? (Propuse yo que estaba un poco agobiado, por lo de las clases)

Mari José: bueno… (Dijo no muy conforme) pero entonces tendremos que darle más caña (Propuso ella)

María: ¿pero cuanto tiempo hacéis de ejercicio vosotros? (Comenzando a asustarse)

Dani: ayer hicimos tres horas (Informe)

Mari José: yo con mi novio hacia dos horas, pero en un gimnasio y como esto no es un gimnasio, lo hemos compensado con una hora mas (Añadió a mi información)

María: uf… ¡estáis locos!, me vais a matar (Quejándose de lo brutos que éramos)

Mari José: cuando no puedas mas, te vas y ya está, no pasa nada, sin rencores (Echando a María disimuladamente)

María: no te preocupes, que yo aguanto (Informando que no sería fácil, echarla)

Melissa: ¿¡Que!? (Ese grito nos saco de la conversación)

Yo mire con desconfianza a ese grupo, ya que pude sentir como tramaban algo, poco después nos fijamos que ya habían traído el desayuno de todos, churros para Sandra, Melissa, Charlie y Paola, Chocolate caliente para Paola, Café con leche, para Melissa, Miriam, Sandra, María y para mi,  zumo de naranja recién exprimido para María, Mari José, Charlie y para mi, las medias tostadas con mantequilla para Miriam, María y para mi, Charlie se pidió un té para beber, por último, pan integral con jamón york, con un té y una pieza de fruta, para Mari José, al pedirse eso, todas excepto María, pusieron cara de sentirse culpables.

 

Acabamos de desayunar a lo justo todos, excepto Mari José, que comía mas lenta, porque decía que engordaba menos, ella tuvo que dejar un poco en el plato, porque el desayuno había acabado, el director Chronos, nos llevo hasta clase a todos menos a Charlie, que se despidió de nosotros, quedándose en el cuarto solo, porque él hasta mañana, no tendría clase.

 

Al llegar al aula de antes cada uno se fue a su sitio

Chronos: muy bien chicos, veo que sois inteligentes, eso me gusta, ahora os explicare cómo va la materia extra, se que dije que no iba a añadir más profesorado, pero estaba el problema de que no podía daros clase a todos a la vez, así que os vais a dividir en las asignaturas que habéis elegido y cada actividad, tendrá un tutor privado que solo os atenderá a todos los que hayáis elegido la misma asignatura.

Yo y María nos quedamos en el mismo lugar

Dani: ¿elegiste Astronomía o no lo has entendido? (Pregunte inocentemente)

María: a mí también me gusta el espacio (Ella me contesto disipando cualquier duda)

Nuestro tutor era el mismo Doctor Chronos, el de Mari José con estilismo era un chico muy afeminado, si, incluso más que Charlie, el de Melissa era el típico musculitos al que ella miraba admirándolo, como si se le callera la baba. El de Paola era una chica vestida de enfermera, el de Sandra parecía un maestro por su forma de vestir y el de Miriam parecía un obrero.

 

Cuando yo vi que nuestro tutor era el doctor Chronos se me vino el mundo encima, no tenia que aguantarlo bastante ya en las asignaturas obligatorias, que también tenía que hacerlo en las optativas. Aunque para mi tranquilidad, su ritmo de trabajo en las obligatorias, no tenía nada que ver, con su ritmo de trabajo en Astronomía, empezamos a investigar cosas Astronómicas de la tierra, entonces aparte de ser cosas que algunas ya sabíamos, que no nos acordábamos, había otras que eran fácil de comprender con las conclusiones que habíamos sacado, no nos puso fecha de examen aun y solo nos mando una tarea, ir a la azotea esta noche y mirar por el telescopio, apuntando lo que viéramos, nos dio una llave y al fin habíamos acabado las clases, por hoy.

 

Nos adelantamos a todo el mundo, Mari José, María y yo, por el camino a nuestros cuartos…

Mari José: démonos prisa (Metiéndonos prisa, para aprovechar en lo posible, el tiempo)

Dani: vamos (Le seguí el juego)

María: esto nos va a servir, para desconectar un poco (Jadeando de la velocidad)

En el pasillo el encargado estaba con una chica nueva y todos nos miramos preguntándonos: ¿Quién será?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Aplauso hombreee me encanto aun que.. Se me hace muy larga mmm
  • Pilaf y su banda hacen de las suyas, mandando a otro lugar a Goku nuestro protagonista, esta trama tiene lugar tras la batalla de Black Goku, bien narrada por el maestro Akira Toriyama, el que me ha inspirado para escribir esta trama sin meras intenciones más que entretener...Contiene personajes de Marvel y Dc

    Al final la patrulla de rescate, rescatan a Ryoko y a Marcos, tras intensas batallas de supervivencia, todos llegan al refugio excepto González, ¿qué le pasara a este pobre hombre, donde acabara?

    Al fin la partida de rescate llega a su objetivo sin dificultades pero empezaran a tenerlas ahora, por su parte el protagonista sigue en su mundo preguntándose infinidades de cosas, lo único que le consuela es que salvo a la gente del refugio a la que tanto le debía, pero le apena no volver a verlos...

    En el último momento el protagonista decide no matarse, termina de luchar y arrastrándose de puro milagro consigue esquivar a los monstruos y esconderse en la nevera. En el refugio empiezan a enterarse de lo que verdaderamente a pasado y mandan una misión de rescate, mientras tanto el parece que a vuelto a su mundo original, ¿qué está pasando?

    El personaje finalmente llega hasta el campanario no sin dificultades de por medio, pero ahora bien equipado se dispone a cumplir su misión y se enfrenta a todo ser que intenta impedírselo y aunque se prepara los planes no siempre salen bien y acaba con su propia pistola en su cabeza, para disparar.

    Del sótano salgo a la realidad cruel de este mundo y me paseo por los peores sitios que hay en el camino, lo más directo que puedo hacia el campanario, sino fuera porque me pasa algo raro en mi alma y me enseña que camino debo escoger, ya estaría muerto, lo que no se es que hay en ese maldito autobús.

    Esta historia habla aun mas sobre los rituales de la familia "Nera" y sobre la historia de la misma, en esta historia Pablo nuestro protagonista solo tiene 13 años, aunque esta historia se centra más en el abuelo, también se verá al resto de la familia y dos hermanas tomaran bastante protagonismo, también conoceremos la posible primera chica de Pablo o no, otra de las habilidades de nuestro pablo, pero, sobre todo, esta historia trata sobre que el amor, no tiene edad, pero a veces, si tiene condiciones...

    ¿Salí de mi mundo, para aparecer en otro? ¿Estoy en dos mundos a la vez o en ninguno? Solo que formo parte de todo, pero a la vez, no soy de ningún sitio, echo de menos mi mundo pacifico, con amigos, donde estoy en algún mundo Post-apocalíptico y a veces tengo sueños raros con otro mundo, ¿estoy loco?

    ¿Primero despierta dos veces, que significa esto? luego, en una solo oye y mal en otra, su ropa se ha convertido en un harapo a causa de su tamaño, este es solo un capitulo de transición, ¿pero alguien entiende algo? me gustaría que colaborarías un poco mas con votos y comentarios, gracias.

    + 18; relato con alto contenido sexual; Quede con un amigo para ir de discoteca, aunque no suelo ir por esos lugares ya que no va el tipo de chica que me interesa, me convenció y gracias al destino, me dio las herramientas para que tuviera lo que yo quería, a pesar de todo, acabo la noche con otra, que es un proyecto de futuro o lo será.

  • 66
  • 4.54
  • 258

soy un escritor no profesional al que le gusta escribir por aficion y le gustaria algun dia ganarse la vida asi, se que tengo muchas faltas de ortografia, pero uno hace lo que puede, ya ire mejorando, supongo. Me voy a Barcelona 6 meses a trabajar, volvere a escribir cuando vuelva, gracias.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta