cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

18 min
Proyecto de Responsabilidad Social.A
Amor |
10.01.22
  • 0
  • 0
  • 117
Sinopsis

Cristina Takeshi es una irresponsable quinceañera. Disfruta una vida de lujos y comodidades, gracias al esfuerzo de su padre, un alto ejecutivo de una transnacional.  En medio de su vacía existencia, un día  encuentra una niña mendiga y desamparada. Con la misma idea de tener una mascota, empieza a tratar de cuidarla, según su particular criterio. Creando diferentes lazos con la niña, que la llevaran a tomar retos cada vez más grandes, hasta llegar a uno muy peligroso. La Historia de una chica común y corriente que se transformó en una súper GIRL CRUSHER. Amor, Romance, Novela, Juvenil, Urbano, Contemporáneo.

Cristina Takeshi es una irresponsable quinceañera. Disfruta una vida de lujos y comodidades, gracias al esfuerzo de su padre, un alto ejecutivo de una transnacional.  En medio de su vacía existencia, un día  encuentra una niña mendiga y desamparada. Con la misma idea de tener una mascota, empieza a tratar de cuidarla, según su particular criterio. Creando diferentes lazos con la niña, que la llevaran a tomar retos cada vez más grandes, hasta llegar a uno muy peligroso. La Historia de una chica común y corriente que se transformó en una súper GIRL CRUSHER. Amor, Romance, Novela, Juvenil, Urbano, Contemporáneo. 😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😛 + 10 años. #romance #novelascortas #urbano #contemporaneo #generacionmilleniumnomada  CRISTINA TAKESHI       😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍                                                                         Parte A 😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀😀                                       I     💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐💐   Cristina    comía    su  tradicional,  helado de    chocolate, con montaña de maní y baño de sirope de frambuesa...     Lo devoraba con    avidez  mientras caminaba, en retorno a su hogar.  Hoy también se había volado de las clases. ¿Para qué? Si no entendía nada de Química, Física y Matemáticas. ¿Que como llegó a quinto año? Pues  a la  verdad  no  lo  recordaba , ni le importaba.  Copiando en los exámenes,  rogando a las demás para que la ayudaran. No le gustaba leer y mucho menos practicar matematicas, química y fisica. Era el ejemplo de una friki perdida sin llegar al concepto. !En fin!; en realidad  era uno de esos misterios insondables. ¿Por qué su mamá se divorció y se fue a vivir  a  Australia?.  ¿Por  qué  Guillermo   José  no terminaba de declararse?... ¿Por qué no estaba divirtiéndose en Tokio en ese preciso instante?  Esa era su máxima preocupación ante la vida, pues para lo demás tenía solución con la poderosa tarjeta de crédito de su padre. Su escudo y espada contra cualquier eventualidad,  para satisfacer cualquier capricho inimaginable. Caminando y   A mitad del chocolate vio a la niña parada en medio del sol. Sucia, flaca, con la cara  de   derrota  de  los  derrotados. Miraba hacia ninguna parte. Parecía esperar algo ó a alguien que no llegaba.  Ella  indiferente, continúo comiendo    su helado de    chocolate. Miles como esa niña pululaban a toda hora en todos los sitios, molestando, pidiendo, mendigando. Robando, suplicando. Continuó caminando, alejándose,  mientras veía de reojo a la niña. A lo lejos se detuvo y dirigió la mirada. Todavía estaba allí. Detenida, estática, en medio del rebullicio de la gente. Miraba el río de autos pasar, absolutamente indiferente al sol que derretía las piedras.  Se encogió de hombros y se marchó, disfrutando su helado. 🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻🌻 Después llegó a  su apartamento y entró en su  rutina. Su divina rutina. MP4 con música de Rihanna., Selena Gómez, Ariana Grande, Pat Malone,Ta Yeon, Pink, SIA y para cambiar el estilo, Adele.No le gustaba mucho la musica actual.Y es que era una romantica empedernida. 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄  Se duchó con agua muy caliente, disfrutó su baño de cremas ,se  dispuso  a  almorzar  la  ración  que  le  dejó  la muchacha del servicio. Su apartamento era para ella sola.  Su   padre  llegaba  siempre  tarde.  Si  es  que llegaba. A veces desde su cuarto veía la luz de la sala. A veces voces alegres, las voces incluían generalmente  mujeres. A veces al levantarse se topaba con él,  delgado, en su flux ejecutivo, bañado y perfumado. ◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀ Hola hija. —saludaba el hombre disponiéndose a  viajar. Hawái, Bolivia, Alemania, Surinam, filipinas, Indonesia o Nepal…Su padre era un  incansable trotamundos, dedicado en cada poro de su ser a su Corporación, de la que ella era la máxima beneficiaria; pues todo el sueldo de él, ella siempre encontraba la manera de gastarlo en esto o aquello.  ◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀◀  Hola padre.—era su máxima conversación en meses, dándole un  beso rápido y frio, viendo alejarse al hombre, arrastrando la infaltable maleta con ruedas. 😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐 Vio sus  mensajes  de  texto.  La  Chela,  La  Yuri,  la Negra, la Gorda y la Niña.  😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐 Un mensaje de su padre en uno de sus regaños que hacía desde la oficina o avión. 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄◀🔄🔄🔄🔄 “El  liceo  me  envió  un  e-mail  con un reporte de  tus  notas.  6 MATERIAS APLAZADAS. Creo que la fiesta de tus quince  años está muy, pero muy lejos. Tengo que viajar a Jordania desde aquí, donde me encuentro. Nos veremos el Sábado  de la otra semana. Fue un imprevisto.  Portate bien. Besos. Vladimir” 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄 La muchacha se introdujo en el cuarto de su padre, vio algunas series de Netflix;luego encendió el Blue Ray de última generación, disfrutó toda, pero toda la tarde ver películas  3D HD hasta que  durmió, haciéndolo toda la noche. 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄 Por inercia  se  levantó.  Eran  las  6:30  AM.  Vio  la montaña de ropa sucia. Eso lo resolvería el servicio. Algunas para la tintorería, otras para la lavadora.  🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄                                                                                                        II 🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🏬🏬 Estuvo en clases físicamente, pues su mente volaba a la playa, a la discoteque Sugar Hell, lo último de lo último, donde era lo máximo en sus tardes de adolescentes. Trató de  pasar desapercibida, no quería llamar la atención de los profesores. Hoy tenía crisis  de  fastidio.  Se  había  cansado   de   hacer  el ridículo persiguiendo a José Cristóbal, el bello  del Quinto     B. 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄 Recibió clases de    Castellano,    Física,    Biología y Responsabilidad Social. La profesora de esta última materia las exhortaba a ayudar al prójimo, a tener una mascota recuperada de la calle; a participar en cualquier movimiento de ayuda escolar, practicar la responsabilidad social, explicándoles que ellos pertenecían a una minoría que tenía de todo y allá afuera había todo un pueblo con todas las carencias inimaginables... Todas y todos los alumnos bostezaban indisimuladamente.  La rubia Erika se pintaba las uñas , con toda tranquilidad le dijo a la profesora, que los pobres se merecían todo lo que les pasaba por flojos, por no querer estudiar ni trabajar. Además ella se iría para Estocolmo dentro de 15 días. Lo dijo en el tono de un “Pobrecitos ustedes que se tienen que quedar”  🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄   Igualmente ella, En medio del paroxismo del fastidio; pensando en qué daño había hecho a la vida,  no entendía por qué no estaba en Sao Paulo o en Tokio con los familiares de su padre. .  Aunque sabía perfectamente que en Tokio existían algunos sectores o habitantes que no la considerarían muy apropiada. Era una HOFU, una mestiza, aunque de entrada sería muy difícil averiguarlo por su físico, aunque era una japonesa con cuerpo de latina. Se darían cuenta cuando pronunciase horriblemente y sin delicadeza el idioma. 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄 Salió al patio del recreo y vio el comedor.Nunca  almorzaba   allí. Era muy mal visto entre el alumnado. Invariablemente  significaba que la chica o chico que entraba a comer ahí, su familia no la tenía para nada bien económicamente y pronto tendrían que irse caminando por las carreteras del paìs en busca de la frontera e irse a otro país a limpiar pisos con la lengua de domingo a domingo en tandas de 16 horas de trabajo.  Sin darse cuenta, minutos más tarde ella entró al salón casi vacío. Únicamente algunos profesores y obreros lo hacían conversando entre ellos. Cristina sintió la mirada de todos en su espalda. Comentarios... Muchos; seguramente de todos... Tomó  la opción de comida para llevar. Puré,  chuleta,  ensalada  de  repollo  y  un  cartón  de leche de cabra light. De inmediato se dirigió a la salida. Hoy no quería saber nada de las chicas.    Casi  arrastrando   el morral  caminó  por  la amplia avenida hacia la bifurcación. El Norte, su lujosa zona residencial. El Oeste, los pobres y míseros,los estúpidos que creìan los embustes del gobierno. Al Sur no sabía que había ahí y al Este, el aeropuerto... Al que algún día iría para abordar un avión y comenzar a vivir… 🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄🔄 -- Comenzar a vivir.-- susurró para ella misma. 😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐😐  Vio a los malos del Quinto C desplazarse velozmente en una Opel Insignia Diesel State. Todos le habían roto el corazón; entendió que no querían nada con ella, no por fea,  sino por fastidiosa, bruta y no bailar muy bien.  Adicionaban   no  querer  acostarse  con ninguno de ellos. Comenzó a llover. Un fuerte chaparrón de verano. Duraría unos minutos. Esperó hasta que saliera el brillante y fuerte sol. De alguna manera apuró su paso. Quería experimentar la sensación de tener una mascota... Pero que no ensuciara, que no molestara… ¿Por qué no?. Una nueva idea que pululaba en el maní que era su cerebro. Vio a la niña exactamente en el mismo sitio y en pleno sol, ahora absolutamente mojada de pies a cabeza. Se mantenía en su misma actitud de esperar a alguien ó algo. Era una silenciosa y olvidada parte del paisaje de la concurrida esquina.  Ella en silencio se detuvo  enfrente de la niña. Le extendió el pote de anime. En morboso silencio vio el efecto de la vista del almuerzo en la  sucia niña. Sin embargo la chica miró  muy  bien  la  ración,  la recibió de sus manos  en un silencio diferente; con cuidado tomó el tenedor,  cuchara y cuchillo de plástico que ella le extendió. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Muchas gracias. Se lo llevaré a mis hermanos.--dijo muy normalmente, viéndola directamente desde su carita llena de sucio remojado. El pelo empegostado de grasa, tierra, sudor, agua de lluvia, sucio de pobres  y piojos… Sucio superlativo, ejemplo de toda suciedad.  🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 ¿Vives en los barrios?--preguntó por romper el hielo, rogando a dios, que ninguna de sus compañeras de clase la viera haciendo Responsabilidad Social con una fracasada desde el primer segundo de su vida. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟  --No.   Vivo   cerca  de  aquí.  ¿Quieres  venir?. --dijo repentinamente la niña a la otra, señalando la avenida, con una mano de un sucio diferente, para no olvidar nunca. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 Era una invitación nada agradable. Su uniforme de liceo de alta sociedad era peligroso en algunas zonas. Precisamente hacia donde señalaba la niña. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 ¿Dónde?.—preguntó, viendo que los edificios de la zona. Alguna vez fueron de clase media, pero tampoco eran tan marginales. Tenían esa arquitectura de los edificios construidos en los años 20, que tuvieron esa majestuosidad de esa romántica época. Lo peor se veía a lo lejos. Para allá sí que no iría.  Tenía curiosidad. Algo para contar. Una experiencia de cómo subsistían los sobrevivientes del mundo real. La niña  por  respuesta  extendió nuevamente  la    sucia  mano  y señaló la avenida de los industriales, la de los viejos edificios de la época anterior a los años 20. Los que en alguna oportunidad abrigaron a los inmigrantes judíos, y a los polacos.  Caminaron en silencio, durante algunos minutos. Cristina vio como la amplia  calle  con  árboles  viejos, no  era  ni  tan  fea. La gente eran obreros de las zonas industriales, tenían autos viejos, y los autobuses eran más o menos aceptables. Los huecos de las calles eran los mismos huecos de su urbanización. Llegaron al viejo edificio de  ladrillos, de tres pisos y escaleras  oscuras, sin puerta en su fachada, justo en una bifurcación de avenidas.   La  niña  la  llevó  por  el oscuro  corredor pintarrajeado  del  segundo  piso  hasta  el  último  del corredor. La niña empujó una desvencijada puerta sin cerradura. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 Ya llegue— anunció a los ocupantes de la hedionda y oscura habitación. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟  Cristina entró detrás de la niña, con mucho cuidado. Los vio.  Una niña  semidesnuda y con el mismo sucio de unos cinco años. Otro     de    unos    tres    años,    ambos    parados silenciosamente, viéndola directamente, recostados de la pared. Todos tan sucios como la primera. El apartamento en el último estado de suciedad y olor a pobreza miseria, a hambre. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Está  muy   oscuro   y   sombrío--   susurró   Cristina. Viendo  cómo vivían los pobres y sobre todo cómo olían. No pudo evitarlo, sin disimulo se llevó su mano a la nariz. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --No hay luz. —aclaró normalmente la niña, entregando el pote de comida a los dos niños 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Qué más no hay? ¿No hay un adulto con ustedes?—preguntó mareada la adolescente, sin poder creer cómo podían los niños tolerar un ambiente así…tan nauseabundo. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --No hay Agua ni gas. —contestó la niña a lo primero y guardó silencio a lo segundo. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Y tus padres?—repitió Cristina. Todo niño tenía un padre y una madre. Ella los tenía, así nunca estuvieron con ella. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Mi mamá salió a buscar trabajo. —respondió la niña, ayudando a sus hermanitos a comer. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Viene ahora? 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Salió hace tiempo y no ha regresado. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Y tus papis? 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 -- No sé. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Y tú eres? 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Soy Aida. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --Aída. Un nombre muy bello-- dijo Cristina viéndoles. Eran hermanos pero no se parecían. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Vas a la escuela? 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟  --No. 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --¿Y este apartamento es de tu mama? 🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟 --No sé.—dijo la niña terminado de ayudar a sus hermanos. No dejo nada de comida para ella. 🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬 Cristina vio nuevamente  la miseria y suciedad del apartamento. Había una nevera con la puerta abierta y a punto de caerse, también una pequeña cocina, una lavadora vieja y  oxidada. Platos de cartón y bolsas abandonadas por todos lados. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 --Debo irme. La comida era para todos. Debiste tomar algo-- dijo Cristina finalizando su excursión al submundo tan lejos de su realidad de clase media alta. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 --Yo encuentro comida por ahí.—explico la niña contenta de ver a sus hermanos alimentarse, después de tantos días. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 --¿En dónde?. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 --En las sobras de los restaurantes. En la basura también se consigue algo —explicó normalmente  la niña, pues su mundo era asi. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 Adiós-- les dijo a todos con la absoluta intención de más nunca volver a tan asqueroso sitio. Lo último dicho por la niña era más que terrible. Comía basura 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏬🏬 Me llamo  Raquel  --  dijo  la otra   niña  enseñando  sus  5 dedos, sucios de comida que acababa de recibir más el sucio anterior, ya parte de su piel;  para indicar que tenía esa edad. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬 Yo soy  Jorge  Andrés--  dijo  el  niño  acercándose enseñando sus tres dedos y también embadurnados de la ensalada de repollo y mayonesa que ella trajo. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏬🏭🏬🏬🏬🏬🏭 Yo tengo ocho-- le dijo Aída, viéndola directamente 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 Y  yo  Quince--  mintió  Cristina  para  sentirse  un poquito importante y sin pensar dijo-- Vendré mañana. 🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 No pensaba volver.  Salió huyendo de ahí. Fue volando a su apartamento. Su intento de tener mascotas para cumplir una vaga idea de responsabilidad social había concluido, ahuyentada por ese terrible olor sumado a esa declaración tan tranquila… Comían basura.  🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭🏭 -1- 🌆🌆🌆🌆🌆🌆🌆🌆🌆🌆🏯🌆🏯🏯🏯🏯🏯🏯🏯🏯  Horas después se bañaba, y se bañaba enjabonándose una y otra vez , para despegarse aquel olor rancio, fuerte, pues le parecía que no se le quitaba con nada. Un aviso de transferencia la trajo a ambientes más agradables. Esperaba que fuese bastante dinero de su padre… 🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏠🏩🏠 Mi  papá   siempre   tan   fiel--   dijo   abriendo   su Facebook,  después  de  comprobar  que  le  mandó suficiente dinero para derrochar-- Varias invitaciones.   Geraldine,  Esther,  la   niña  y  la  gorda  en  el Messenger, en el Twitter, en el Google Mazz, en Skype, Telegram,en el Pin y en WhatsApp, en Skype, en Line, en Instagram y Tik Tok. Comenzó a Chatear desde las 3 PM hasta las 6 de la tarde, tanto en la computadora como en su Tabletphone.  Información básica: El ridículo de Gilbert, pues  le cargaba los libros a Ana Luisa, que era publico y notoria habia pasado mas alla de besitos con Richard. Roger estaba contra el suelo por que la Luisa Graciela se iba a vivir a Canadá con su   familia   y   que   mañana   harían   un   quitz   de matematicas. Ni pendiente. Con  un  impulso  abrió  el  libro  de  prácticas  de matemáticas y releyó las notas “Hipótesis de Rietman. Conceptos básicos”. Tenía un  ejercicio  de  muestra    resuelto.  Lo miró y  remiro, no entendió nada. Simplemente de tantas  veces  verlo  lo  memorizo.  ¿Qué  fue  lo  que explicó  el  profesor?  El  esfuerzo  que  no  entendía. ¿Por qué lo hacía? Si prácticamente tenía el año perdido. El terrible pensamiento de cómo se lo diría a su padre, la  hizo  dormir  sentada  en  la  silla  del   comedor. Nuevamente se despertó. Las 11 PM.  Sin desvestirse tomó una Coca Cola light y se fue a rastras a su cama a dormir. Soñó que veía niños comiendo basura y riéndose. Soñó con su comedor escolar lleno de basura y ella llenando su morral de porquería tras porquería. Soñó que mientras sus amigos enseñaban perros de exóticas razas, tigres de bengalas enanos, gatos y miles de exóticos loros, ella enseñaba una niñita bañada en sucio y comiendo basura… Despertó asustada de la pesadilla. La niñita presentada era ella. Ella misma comiendo basura.  🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬                                                                                               III 🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬🏬 Llegó al  liceo  para  enterarse del  comentario General. El choque de los Heavy Dutty Discotek en un pique contras los negros del barrio. Se estrellaron contra un camión del aseo urbano. ¡Pero qué idiotas ¡  🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰🏰 Destruyeron la GMC Arcadia Turbodiésel eléctrica que  Frank, el jefe de los HDD, recibió de regalo de su papá. También era un amplío comentario que todos la vieron entrar al comedor y llevar comida. Así mismo fue etiquetada en el Facebook. Con una gran cantidad de comentarios.  🌇🌇🌇🌇🌇🏪🏪🌇🌇🌇🌇🌇🏪🏪🏪🌇🌇🌇🌇 -- ¡Que dieta¡..¡Oye, existe Burguer King¡. Aunque comer comida chatarra ya no es moda; bien sirve para resolver.Si quieres pasar por la casa, ahí te tenemos varios potes, etc, etc. 🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱 El profesor extendió las hojas del quitz. Cuando llegó a ella sonrío sarcásticamente. 🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱 --Espero Srta. Takeshi sepa al menos firmar-- le dijo con la misma sonrisa burlona  que siempre  le dedicaba. 🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱🎱 Volteó la hoja, y con asombro vio el examen. Mientras oía la voz del profesor. 📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝 --Es mi regalo. 5 puntos para la evaluación general.  📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝📝 Cristina  no   podía  creerlo.  Era  la  peor  burla  del profesor. Era el  ejercicio resuelto del libro de texto que ella estudió sin comprender la noche anterior. Era su reto. Sabía que nadie revisaba los libros de práctica. Vio a sus compañeros de clases. ¡Patético! Buscaban copiarse. Buscaban soplarse. Otros  trataban  de tapar sus hojas de examen para evitar el •Buceo•  de los otros. Ella     Simplemente    transcribió    el    examen memorizado sin faltarle ni una coma. Aspiraba que no se le hubiese olvidado nada. Algo parecido  “A  que  si  puedo  hacerlo”  la  invadió.  Entregaron   sus   hojas   en   medio   de   susurros   y resultados.  El profesor dio su clase, con todos sentados ahí y ella con la mente en Marte..  Puso esfuerzo en atender. Entendió  que  el  profesor  no  explicaba nada.  Solo  pasaba   por  encima  de  los  ejercicios. Después  vivió  la  clase  de  ciencias  de  la  tierra  y Cristina  por  primera  vez  despertó.   La  profesora hablaba por hablar. No daba clases para nada. Por eso ella     aprobaba.    Era    simplemente    la carísima mensualidad  que  su  padre  pagaba  lo  que  hacía  el milagro.      
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Estuvimos varios años por aqui publicando..Nos tomamos un descanso y volvemos a publicar los mismos relatos.. Principiante ,aficionado a escribir esporadicamente

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta