cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Putrefacción
Reflexiones |
26.06.21
  • 3
  • 4
  • 404
Sinopsis

Simplemente putrefacción, ¿de qué?. Lo que pueda agregar, está de más. Es redundante.

Ahí está el cadáver, criando gusanos parasitarios que lo devoran permanentemente.

Primero salió de las cavernas, cazando animales. Los comía crudos al principio, luego descubrió el fuego y los coció.

Más tarde, se hizo agricultor, fue creciendo en cantidad y calidad. Pobló.

Siempre miró hacia las estrellas, observó el mundo alrededor de su ombligo, pero su visión era limitada, ¿lo era o lo es?

Empezó a abandonar la niñez, comprendió que la cápsula de sus sentidos es limitada. Creyó en Dios y castigó severamente a quien osara hablar y blasfemar. Cocinó también a quienes pregonaban la estupidez sacrílega de la Tierra esférica.

Cada día se acercaba, un poco más, a su destino final. A su muerte.

Peleó guerras santas, aún lo hace. Los gusanos devoradores se fueron acercando más y más, oliendo el hedor de la carne que empezaba a pudrirse.

Luego, creyó que si piensa, existe. Encontró en el cogito ergo sum un punto. Buscó trascender la metafísica de un padre en su trono observando, siempre castigador.

Ocultó su miserable existencia en imperativos categóricos e hipotéticos. Clasificó al mundo. Lo idealizó.

Los gusanos ya empezaron a trepar sus talones.

Sufrió, sufre y sufrirá, porque no comprendió que él no es, que el sufrimiento es.

Luego construyó ordenadores, edificios, automóviles. Devoró la materia hasta la obesidad más mórbida.

Siguió, por su puesto, peleando sus guerras y enfermando.

Es un adolescente rebelde, pero sin causa.

En su magnífica arrogancia, cree saberlo todo, cree poderlo todo.

Los gusanos caen de su piel. Aún no los ve, pues cree estar vivo.

Olvidó que sólo es un cadáver que ya se encuentra en putrefacción.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Me gradué en la Facultad de Derecho de la UNLZ en 2004, cursé la especialización en derecho penal en la UBA y presto servicios en el Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Tengo algunos libros publicados de mi especialidad. Soy amante de la filosofía y de la buena lectura. Me agrada incursionar en la literatura, me parece un medio fantástico para reflexionar sin siquiera darse cuenta de ello. Hoy en día, desconfío de toda autoridad erigida y veo, con cierta claridad, que el "orden social" solo sirve a algunos y esclaviza a muchos más. Lucho, pero lucho una batalla que no puedo ganar solo...

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta