cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
¡Qué mala es la envidia!
Humor |
09.04.19
  • 4
  • 10
  • 139
Sinopsis

¿O exceso de ego?

Ella:

¡Jolín! Esta mañana al llegar a la oficina he visto cómo me miraban los chicos. No es para menos, ¡con lo bien que me queda este vestido apretujado de leopardo, aunque lo lleve con botas camperas! Sencillo, pero elegante. Hace conjunto con el nuevo tinte de pelo que me eché ayer y ¡eso es lo más! 

Ya sé que son las siete de la mañana y quizá sea un poco atrevido para venir a trabajar, pero así me refuerzo la autoestima. Que no me hace falta... Aunque me acerco a los sesenta, ¡estoy super— mega—hiper de flipe!

Ni la repija peloliso que siempre viste ropa de marca me superará hoy. Ella siempre tan sencillita, ¡puag!

Me he fijado como su amiga me repasaba de arriba a abajo, seguro que es lo primero que le suelta al llegar. ¡Si es que no se puede destacar sin levantar envidias!

Bueno, a empezar a trabajar. A ver quien es el primero en venir a incordiar. Soy la que más sabe y todos pasan por mi mesa con preguntas.

 

Los chicos:

¡Por Dios! ¿Os habeis fijado en el modelito que nos trae hoy?

¡Creo que supera a la minifalda negra y corsé de raso con volantes color naranja de anteayer o a la blusa de lentejuelas verde loro con pantalón de raso de la semana pasada.

¡Si aquí vamos la mayoría con vaqueros y zapatillas deportivas!

Mejor no nos acerquemos hoy a su mesa; igual no podemos aguantar la risa, y ¡nos suelta un zarpazo!

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Rafa, no será para tanto! Jejeje! Sería bueno poder vernos con los ojos de otros, no? Un abrazo!
    No siempre coincide la imagen que tenemos nosotros mismos con la que damos a los demás... Yo me veo bien, pero me grabaron hablando por el móvil en la puerta del curro... Lo único que veía era mi barriga moverse de un lado a otro... jaja... Saludos cordiales, Rafa Núñez
    Sí que hace estragos, si! Es un super ego! Gracias por comentar! Saludos!
    Relato curios que muestra la eterna competencia de posesionarse del papel pricipal ...el ego haciendo estragos.
    Pienso similar a ti, Francesc, cada uno tiene su estilo que normalmente va con su forma de ser, unos son de pasar desapercibidos y otros de exhibirse. Unos son de criticar todo y otros de no dar importancia. Esta mujer tiene un estilo y forma de ser que no parece ser del gusto de algunos... Aunque a ella le resbala... Bueno, es una opción válida como cualquier otra en esta vida. Un abrazo!
    Muchas veces la envidia viene por tonterías, y la bola de nieve se hace grande a lo largo del tiempo. La protagonista de tu relato, peca de exhibiocionismo, y eso a mucha gente le sienta mal.
    Hola Vero! En este caso concreto que relato, los chicos son los que más se fijan, también ello ya van entendiendo más de moda! Lo de la amiga de su "rival" es imaginación suya. Si, conozco la película. Saludos!
    Hola Serendipity, me ha faltado la reflexión de las chicas de la oficina. Yo creo que cada vez tendemos más a la sororidad que a la envidia y la protagonista tenía poco que envidiar la pobre. Por cierto, ¿Sabes que hay una peli bastante divertida con tu nombre?
    Hola Carlos! Si que es cierto que la envidia femenina es terrible a veces! Pero también algunas pecan de demasiada autoestima, jeje... Un abrazo!
    Bueno que decir de la envidia femenina, siempre rivalizando por conseguir el mayor número de miradas másculinas...sin olvidarnos de unos chicos que a pesar de ir vestidos de manera informal, su sexo esta super pendiente, de manera obsesiva de las mujeres de cualauier edad
  • ¿O exceso de ego?

    Sin puntos ni mayúsculas.

    Si nacemos sin conocer el miedo, ¿cómo y cuándo lo aprendemos? La imaginación puede ser peligrosa.

    Gracias al Maestro Jovato por la idea del pensamiento oculto. Esta historia es ficción. Creo. Más que humor, es ironía.

    Para celebrar el Día Mundial de la Poesía. Hermosas palabras regaladas.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta