cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
QUERIDO HERMANO
Drama |
18.02.14
  • 4
  • 9
  • 2236
Sinopsis

Una carta cuyo contenido supone un antes y un después.

Querido hermano: 

Siento el tener que involucrarte en esto pero debo confesártelo ya que no puedo más. A pesar del buen trato con el que me acogieron aquí, en España, poco a poco con el transcurso de estos dos meses me he sentido cada vez más perdida, confusa y extraña. Al principio los tres me trataban bien. Me refiero al hombre, Román, su mujer Cristina y su hijo Cristian. Todo era ayuda, palabras de cariño por su parte y el querer hacerme feliz. Pero cuando les vi discutiendo una noche todo cambió. 
Esa noche no podía dormir algo me atormenta. Salí a hurtadillas de  mi cuarto y me dirigí al salón. Cuando me disponía a entrar escuché un lamento, un grito desesperado y el sonido de un cristal romperse en mil pedazos. A continuación escuché como Román le decía a su mujer que desde que yo había llegado todo había ido mal; que su relación se había roto y que su hijo se comportaba de una forma despreciable con los dos. Y que todo era por mi culpa. Cristina intentó defenderme, pero su marido vociferó de tal forma algo inteligible que su defensa quedo reducida al silencio. Y mientras seguían gritándose y despreciadamente yo comencé a llorar muy suave y sintiéndome muy desgraciada. A penas me di cuenta de que Cristian aparecía tan solo vestido con un calzoncillo me aferraba del brazo y me llevaba a la habitación. Luego me tumbó sobre la cama, comenzó a desnudarme, cerró la puerta por dentro y se quitó el calzoncillo. Luego se tumbo sobre mi y comenzó a besarme y a tocarme con movimientos delicados. Yo le pedí que parara pero él no me dejo. Y siguió besándome y lamiéndome el cuerpo  sin que yo pudiera hacer nada por evitarlo. Al final cuando yo ya le dejé hacer se metió  “dentro de mi”; el con un gemido de placer, yo manteniendo  un doloroso y agónico silencio. Poco después se marchó y al quedarme sola de mi mejilla resbalaron dos lágrimas silenciosas. Han pasado nueve semanas desde entonces. Te cuento todo esto por dos razones: por que madre no lo entendería y por que tú siempre has estado a mi lado, comprendiéndome. Por que cuando me han despreciado y humillado tu siempre has estado sin importante el castigo protegiéndome. Por que en tus ojos siempre he visto un paraíso en el que descansar como el agua más pura y cristalina. Y por que eres mi mujer amigo y has pasado prácticamente todos los sufrimientos a los que me han sometido. 
Desde ese día ninguno miembro de la familia me han dirigido miradas de reproche pero en el fondo se que me odian. En silencio, pero me odian. Lo puedo leer en su mirada. En cuanto a Cristian, individualmente hablando, sé que su mente aún perdura el placer que sintió al hacerme suya y siento que algo me recorre el cuerpo, como sí algo intimamente suyo habitara en mi interior. Esta mañana he sentido los primeros mareos y las primeras nauseas. Como no había nadie ninguno de ellos me han visto aunque se que a pesar de quedar a penas un mes para mi regreso debo decírselo. Aunque quizás les destroce la vida deben enterarse. Deben saberlo e intentar comprenderlo. Se que tu harias lo mismo si estuvieras en mi piel. Y tengo que ser fuerte... aunque ya no vuelva a ser la misma. Y ahora... os necesito cerca hermano. Necesito abrazaros a todos. Necesito sumergirme en tus ojos y que tu mirada me asegure que no me abandonareis, que no me guardais rencor, al menos tú.... Y sé que eso me dará nuevos ánimos para continuar. Seguir adelante ... no mirar atrás. Nunca más,

Hasta pronto

Leikha

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas gracias por tu valoración y comentario Lotto!
    Aunque la temática no es mi favorita me he enganchado hasta el final. Se nota que escribes bien, tienes una narrativa envidiable. Quizás haya faltado profundidad como dicen, no lo sé, pero también puede ser que eso habría alargado el relato y le quitaría fluidez. Me repito: muy bueno.
    Muchas gracias por la valoración Pielfria. Debería haber matizado más si se trataba de una inmigrante o una turista te doy la razón. Saludos y muchas gracias.
    Está muy bien escrito el estilo es fluido y la historia atrapa, aunque, más que una violación parece una humillación aceptada, en ambos casos, detestable. Al final no sé si trata de una turista o una inmigrante...Bien.
    Gracias por el comentario y la valoración. Posiblemente siga vuestros consejos y haga una especie de segunda parte.
    Narración muy buena, y está claro que cuando hay que convivir, primero todo es de oro, después de plata, luego de bronce... y al final de hierro, descripción muy dura, pero como dice Shiva, tal vez falte alguna carta más... Chau... y manazos,,,
    Muchas gracias por vuestros comentarios y valoraciones.
    Un relato dramático y sincero. Quizá va a por la lagrima fácil y le falta algo de coherencia en la historia, daría para unas cuántas cartas más creo yo... Aún así consigue enganchar como pretendes. Un saludo!
    Debo de ser yo, pero no me encaja muy bien la violación con el resto, no llego a entender bien la historia. Un saludo
  • Entonces...el bosque tuve que pagar las consecuencias.

    Una carta cuyo contenido supone un antes y un después.

    Nunca se sabe lo que se puede llegar a escuchar a través de las paredes.

    Un accidente y dos historias.

    Relato hermano gemelo de "Rutina y agresividad", relato mio anterior a este.

    Hay lugares, a los que una vez dejados atrás, es mejor no regresar.

    La tormenta, el demonio de los cielos.

    Lo que puede pasar en una noche...

    Llegaba el final y él solo sentía frío.

    Él esperaba a las puertas del cine cuando empezó a nevar.

  • 41
  • 4.44
  • 419

A mis 18 años llevo toda mi vida escribiendo. Amante de la escritura, de la lectura, de la música y de la natación. Estudiante de derecho e ingenuo y soñador por naturaleza. También clarinestista, pianista y guitarrista.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta