cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

28 min
¿Racismo o pobreza?
Reales |
01.08.20
  • 5
  • 3
  • 93
Sinopsis

Divulgativos mundos de Laura en familia

Laura y Leti: "En España hay gran cantidad de destinos perfectos para pasar unos días ideales este verano, tanto si entre nuestras opciones están las grandes ciudades como los pequeños pueblos por los que perderse en la naturaleza. En este último caso en el norte encontraremos pueblos costeros propios de una postal; en las zonas más castellanas, pueblos medievales llenos de historia, y en el sur, auténticos recuerdos del pasado árabe que tiene la Península Ibérica. De entre todos ellos, hay uno que ha sido considerado el pueblo más perfecto de España. Tener el título de el "pueblo más perfecto de España" (según el diario británico The Telegraph) no es cualquier cosa y entre todos los candidatos posibles, esto solo lo puede decir un pueblo andaluz: Gaucín, a 69,1 kilómetros de Marbella y a 127 kilómetros de la ciudad de Málaga. Concretamente, este pueblo se encuentra situado en el Valle del Genal, y por lo tanto es una de las poblaciones que forma parte de la comarca de la Serranía de Ronda. De esta forma, queda encajado en las laderas de las montañas que acogen al río Genal, de ahí su belleza natural. Como suele ocurrir, el pueblo se fue formando de forma estratégica y se encuentra construido bajo el castillo del Águila, para garantizar así la defensa de los ataques. Este castillo tenía una gran importancia puesto que conformaba toda una defensa de entrada por el sur junto con Gibraltar. Su construcción se remonta a época romana y luego fueron los árabes quienes hicieron mayor uso de esta fortificación. De este pueblo lo primero que destaca es el color blanco de sus casas, tan típico de Andalucía como del norte de África. A su vez estas casas se encuentran adornadas con rejas y balcones, obra de artesanos de la fragua y la forja. Todas estas casas se fueron construyendo de manera que se adaptan a la colina y poseen un trazado morisco. La mayor parte de la población vive en el casco urbano ya que existe muy poca diseminación y luego, habría otra parte de la población viviendo en cortijos y viviendas rurales dentro de las propiedades. De estos, la mayor parte viven de la agricultura. De este pueblo el periódico inglés dice que es "la Notting Hill de Andalucía". De la  misma forma de este lugar hacen destacar que "ha sido durante mucho tiempo uno de los lugares favoritos de los visitantes ingleses, como el gran escritor de viajes Richard Ford". Se cree que la historia de Gaucín se remonta a época romana, puesto que en las llamadas "Casas del Abrevadero", situadas a 8 km del pueblo, existen restos de poblamientos romanos. Por aquel entonces los expertos consideran que su nombre romano habría sido "La Venta de Barajabi". Otros creen que su nombre romano podría haber sido "Vesci". En cualquier caso, probablemente los romanos se hubieran asentado sobre un poblado previamente existente y perteneciente a los iberos. Con la llegada de los árabes, llamaron a este lugar "Sajra Guazan" que significa "roca fuerte" o "peña estratégicamente emplazada". La primera noticia que tenemos de los árabes data del año 914. Más tarde llega la Reconquista y con Alfonso VIII empezarían a darse los enfrentamientos de los árabes por la recuperación del terreno. Sin embargo, Gaucín no fue reconquistada hasta 1457 y ello sucedió de la mano del rey Enrique IV. En cualquier caso, el pueblo no pasa a ser definitivamente dominio cristiano hasta el 27 de mayo de 1485, hazaña que se le atribuye al capitán don Pedro del Castillo, el primer alcaide de Gaucín. Como dato curioso, es necesario contar con la Guerra de Independencia este pueblo vivió un acontecimiento muy tormentoso: Gaucín fue invadido seis veces por las tropas napoleónicas y en la quinta ocurrió que asesinaron a muchos de sus ciudadanos y quemaron todos los archivos municipales y parroquiales. Finalmente, durante las guerras carlistas, concretamente en 1836, el General Gómez lleva a cabo una campaña para invadir el territorio. De la misma forma, en 1836, el General Serrano Valdenebro promueva el arreglo del Castillo del Águila. Sin embargo, en 1848 se produce una explosión en el castillo y se abandona la fortificación en cuanto a uso militar... Las lentejas, el té verde, los productos lácteos (light o bajos en calorías), las carnes magras y el arroz integral son, por sus especiales características, alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo y evitan la acumulación de líquidos, si se consumen con moderación y con regularidad. Ahora que pasas más tiempo en casa, no tienes excusa (y menos si conviertes la hora del té verde en todo un ritual con estos chollos de Primark Home). Además, existen otros alimentos, llamados termogénicos que, al ingerirlos, desencadenan una reacción de calor en el cuerpo y aumentan el metabolismo basal durante la digestión. Algunos de ellos tienen compuestos como la capsaicina, la efedrina o la cafeína que facilitan la descomposición de grasa y reducen los niveles de triglicéridos en sangre. Así te ayudarán cada uno de ellos: Lentejas; una porción de lentejas aporta el 35 por ciento de las necesidades diarias de hierro. Cuando tenemos carencia de hierro, el metabolismo se ralentiza porque el organismo no tiene todo el combustible que necesita para funcionar de manera eficiente. Mantener los niveles de hierro es uno de los grandes secretos de las personas que se mantienen delgadas. Té verde; tomar cuatro tazas diarias de té verde puede ser útil para perder peso. Uno de los componentes de esta bebida son las catequinas polifenólicas, de las cuales destaca la galato de epigalotocatequina (EGGG) que contiene antioxidantes que aceleran temporalmente el metabolismo en las horas posteriores de haber bebido una taza. Productos lácteos (light); el queso o el yogurt sin grasas son ricos en calcio y vitamina D, dos nutrientes que ayudan a construir masa muscular y que son esenciales para mantener un metabolismo rotundo. Carnes magras; las proteínas tienen un efecto termogénico alto: se queman alrededor del 30% de sus calorías durante la digestión. Arroz integral; tu cuerpo quemará hasta dos veces más calorías si te cambias al arroz y a las harinas integrales, especialmente aquellas que son ricas en fibra, como el arroz integral y la avena. El jengibre; posee un compuesto que se llama gingerol que actúa como antiinflamatorio natural. Al aumentar la termogénesis, también favorece la pérdida de peso ya que optimiza la combustión de grasa (lipolisis) y aumenta la velocidad del metabolismo. El chile o la cayena; por su contenido en capsaicina aportan sensación de saciedad y favorecen la oxidación de las grasas. Gracias a el aumento de calor que generan, pueden aumentar el metabolismo basal hasta un 25% y este efecto puede durar hasta cuatro horas después de haberlos ingerido. La pimienta negra; contiene piperina, sustancia que sirve como bloqueante de la formación de nuevas células adiposas en el organismo y estimula los receptores nerviosos que regulan la temperatura haciendo que quemes más calorías. Mostaza; acelera el metabolismo por su efecto termogénico y hace que se quemen los depósitos de grasa con más eficiencia. Puede acelerar el metabolismo hasta un 50% después de su ingesta. Son más eficaces las mostazas de color claro. Curry y cúrcuma; además de su poder termogénico son antiinflamatorias y antioxidantes. Para una mejor absorción, te aconsejamos mezclarlos con pimienta negra. Canela; además de su efecto termofénico, sus fitonutrientes mantienen los niveles de la insulina en valores estables. Café; en dosis moderadas la cafeína hace que tus músculos necesiten más energía de la que usarían normalmente ya que aumenta el calor del cuerpo. Además contiene paraxantina que promueve la combustión de las grasas, pero es importante no abusar de ella porque la cafeína en exceso aumenta la secreción de insulina que favorece un aumento del almacenamiento de grasa. El ejercicio, tu mejor baza; aunque esta información sobre los alimentos que contribuyen a acelerar el metabolismo te resultará útil para incluir algunos de estos alimentos en tus menús de forma equilibrada, recuerda que existen tres formas de gasto energético. Uno es el que se produce en reposo y que se refiere a la energía que se emplea en el sostenimiento de las funciones del organismo (respiración, circulación, actividad cerebral...), otro es el gasto energético por la actividad termogénica de los alimentos, es decir, la energía empleada en el procesamiento de la comida. Y otro es el relacionado con la actividad física. Los dos primeros son los más difíciles de alterar. El único gasto que se puede modificar de manera significativa es el relacionado con la actividad física. Por eso los expertos recomiendan la práctica de ejercicio como una de las mejores fórmulas para acelerar el metabolismo. Aunque existen diferentes tipos de ejercicio físico (cardiovascular o aeróbico, de fuerza muscular, de elasticidad muscular), los expertos aconsejan un aumento de la actividad física cotidiana, es decir, aquella que realizamos a lo largo del día y que no es trabajo (utilizar la escaleras en vez del ascensor, etc.) y también planes de ejercicio físico personalizado (caminar, nadar, etc.). Asimismo, debemos incrementar las actividades que impliquen un mayor gasto de energía y limitar el ocio sedentario como la televisión... En la calle, en el súper, en las terrazas. Las palabras coronavirus e incertidumbre se contagiaron antes del confinamiento. Cuando nos han soltado, incluso con más velocidad. La sensación de control de la que disfrutábamos entre nuestras cuatro paredes ha desaparecido con la libre circulación que no es tan libre, en el fondo. El miedo permanecía, en cierta manera, contenido, concentrado en no transmitir o sufrir la enfermedad. Pero ahora campa asalvajado, de boca en boca y dentro de algunos de nosotros. Los seres humanos sufren cuando aquello que creían conocer, de repente muta. Ya sea una pareja, un trabajo o las condiciones de vida del planeta entero. Si encima el origen del cambio viene dado por un bicho del que no sabemos prácticamente nada, nos volvemos majaretas perdidos. Yo, que quiero planificar, controlar y saber qué es lo que va a pasar en mis próximos diez años de vida, me encuentro caminando sobre las arenas movedizas del desconocimiento absoluto. Qué putada. No nos engañemos, la incertidumbre no comienza con el coronavirus, sino en el momento en el que nacemos. Solo hay que mirar alrededor para darse cuenta de que los tsunamis vitales están a la vuelta de la esquina y que lo único que nos queda es surfearlos lo mejor posible. Nuestra obsesión por el control de lo incontrolable contrasta con la ausencia de responsabilidad ante nuestras responsabilidades. Por alguna extraña razón, la mayoría de la población se queda más tranquila cuando su sueldo no depende de sí mismo, sino del prójimo; no cuidamos como deberíamos estos cuerpos serranos que son los únicos que tenemos; nos conformamos con lo que otros están dispuestos a darnos, ignorantes de que pedir lo que necesitamos no es solo lícito, sino indispensable para conseguir nuestros objetivos. Saber que la inmensa mayoría de nuestros pensamientos catastrofistas no se cumplirán jamás, planificar en la medida de lo posible pero desvinculándonos del resultado, perderle el respeto al tan temido fracaso, mover el culo en lugar de permanecer paralizados, temblando ante lo impredecible debería ayudarnos a salir del círculo vicioso de la ansiedad, tan extendida, tan cabrona y tan inútil. El coco, a veces, es traidor y a quien diseñó esa alarma para protegernos del peligro, se le olvidó añadirle un interruptor de apagado si solo sirve para jorobarnos. El estrés era un mecanismo de lo más útil cuando nos ayudaba a huir de los mamuts, pero se convierte en nuestro enemigo cuando de lo que nos aleja es de nosotros mismos. Insistimos en obtener hasta el más mínimo detalle de lo que nos rodea cuando no sabemos nada de lo que nos frena. Deberían enseñar en el colegio cómo manejar los mecanismos del alma y del cuerpo, qué remos usar para navegar en la calma y en la marejada, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Y lo es. Quizás nos ayudaría considerar la vida como lo que es: un inmenso regalo que no deberíamos desperdiciar elucubrando sobre lo que pasó y lo que pasará, porque lo uno es historia y lo otro, visto lo visto, ciencia ficción. Seamos empíricos y basémonos en lo indiscutible: hoy estamos y mañana ya veremos. Elijamos lo que sí y desechemos lo que no. Dice más de nosotros lo que dejamos ir que lo que nos quedamos. Deberíamos darle una patada a lo que nos hace pequeños, tristes y esclavos. Observemos la realidad en su totalidad, tomemos una muestra lo suficientemente grande para que nuestra estadística mental no contemple solo lo negativo. Lloremos a los muertos y alegrémonos por aquellos que han pasado por una gripe leve; ayudemos a los que han visto sus negocios temblar o morir y aplaudamos a aquellos que han salido reforzados; confiemos en que los que han roto con su vida anterior se recuperarán y sepamos que otros no han hecho más que crecer en estos tiempos raros. No le temamos al futuro, lo mejor que nos puede pasar es que llegue (evidentemente, Laura)... Batalla judicial entre Alejandro Sanz y Raquel Perera por un divorcio millonario. El artista y su mujer no se ponen de acuerdo en el reparto de bienes: él asegura que no le corresponde nada y ella pide que se bloqueen las cuentas en común para que no dilapide su fortuna y 40.000 euros de pensión al mes... Feijóo no ha llamado mediocre a Cayetana Álvarez de Toledo. Ha dicho que en este Congreso con tanto ruido y tan poca política es difícil expresar propuestas e ideas cuando lo que hay son tantas descalificaciones, tanto insulto y tanta mediocridad. "A veces uno entra en esa mediocridad y en esa descalificación y se crea un problema en torno a un portavoz". Añadió que a él le ha pasado, como el que dice que tiene muchos amigos homosexuales. La política es para mediocres y sentidocomuneros. Cayetana no va a hablar con una vaca, como Moreno Bonilla antes de ser presidente de la Junta. A Moreno Bonilla, Feijóo lo elogia. A Cayetana, no. Aunque crea que su figura a sea necesaria para "unir al centro derecha". Eso querrá decir para que vuelvan los de Vox. Espinosa de los Monteros mandó a Antonio Papell al psiquiatra e Iglesias habla de normalizar el insulto. Lo peor que le ha pasado a España en los últimos años (Laura también "se moja")... Adopciones internacionales paralizadas por el virus: "Es desesperante, necesito abrazar ya a mi hija Dya"... El sueldo de las españolas cae un 11% con el primer hijo... Ocho de cada 10 puestos destruidos por el Covid en Gipuzkoa estaban ocupados por mujeres... La ONU denuncia la explotación laboral y los abusos a los trabajadores del Arco Minero del Orinoco. Al menos 149 trabajadores han muerto desde el año 2016... Zara hace patria y convierte a Uxío Novoneyra en protagonista de una de sus colecciones. El gigante textil saca al mercado una colección de ropa estampada con un caligrama del poeta do Courel... FACUA pide eliminar el sello 'Responsible Tourism' al poder obtenerse sin control... Trump releva a su jefe de campaña tras no remontar en las encuestas. Los dos últimos sondeos otorgan una amplia ventaja al exvicepresidente Joe Biden... Hagamos como que no leemos esa frase que encabeza el cartel de la película, "De los creadores de 'Frozen' y 'Big Hero 6'", aunque las relaciones sean lejanas y no en los principales autores de 'Zapatos rojos y los siete trolls'. Uno encuentra a Jin Kim, supervisor de diseño de personajes aquí que trabajó dentro de los equipos que diseñaron personajes en 'Enredados', 'Big Hero 6' y 'Frozen II', pero seguro que los de marketing han descubierto nexos más estrechos. Hagamos como que no nos damos cuenta de que por momentos 'Zapatos rojos...' se parece un poco demasiado a nuestra idolatrada 'Shrek'. También juega con elementos de cuentos clásicos, mayormente 'Blancanieves', tiene guiños de humor (aunque menos), sale un príncipe odioso, que en vez de Encantador se llama Príncipe Anodino (perdón, Anodine) y, sobre todo, se centra en el juego entre dos aspectos físicos que caracterizaba al personaje de la princesa Fiona. Pasemos todo esto por alto y agradezcamos que la producción surcoreana se haya animado a estrenar antes que los grandes estudios y que la película, sin aportar nada nuevo, sea simpática y agradable, un buen plan para ir al cine con hijos/as, nietos/as o sobrinos/as. Sí, 'Zapatos rojos y los siete trolls' se ve con agrado. Por sus encantadores monstruitos y monstruazos de madera, por esa escena en que la chica saca sin querer, ay, perdona, la espada Excalibur de su piedra para depresión de Arturo, por sus entonadas escenas de acción (no, por sus intensas canciones quizás no). Su historia lleva al extremo lo relativo de la apariencia física. Blancanieves es gorda, pero si se pone los zapatos rojos mágicos se convierte en "la más bella". Los siete príncipes valientes son apuestos, pero un conjuro les ha convertido en trolls regordetes. El resto ya se lo imaginan (visionado de Laura)..."

Cajón de sastre familiar: ""Llega el Fin del Mundo: las mujeres, los afroamericanos y los gais los más perjudicados". Esta es la broma que, con unas palabras parecidas, publicó The New York Times hace unos años para llamar la atención de sus lectores a propósito de los abusos que se están cometiendo bajo el paraguas de las políticas identitarias. Según Francis Fukuyama, hoy resulta imposible entender el juego político y social si no se hace desde la óptica de la identidad. Identidad y corrección política forman parte de un continuum cuya intersección está completamente difuminada. Me he preguntado varias veces qué fue primero: el fenómeno de la corrección política o el maldito juego de las identidades. A la conclusión que llego —quizá esté equivocado— es que todo empezó a través de la exacerbación de las identidades. Cuando, en 1949, Simone de Beauvoir publicó la segunda parte de su libro El Segundo Sexo, que llevaba por subtítulo "La experiencia vivida", se empezaron a establecer las bases conceptuales de las políticas de identidad. Fue ella, la pareja de Sartre, la primera en decir que había que tener identidad femenina (ser mujer) para poseer la legitimidad que permite decir ciertas cosas. Muchos de los debates que actualmente se plantean no son del tipo "éstos son mis argumentos, pero estoy dispuesto a escuchar los tuyos para ver quién de los dos tiene razón", sino "has ofendido mis sentimientos en cuanto que X, sólo quienes somos X estamos capacitados para experimentar lo que significa ser X". El relato identitario se afianza sobre la idea marxista de opresión. Beauvoir decía que el concepto de mujer era un producto elaborado por los hombres, que solo tenía en cuenta a la madre, la esposa, la hermana, la hija; pero no a la propia mujer, en sí misma considerada. Y lo justificaba al considerar que la mujer siempre ha estado sometida a los representantes del otro sexo. El identitarismo femenino fue el primero, pero al poco tiempo vino el racial —y junto con él, el migratorio— y poco después el relacionado con las orientaciones sexuales. En la intersección entre las décadas de los cincuenta y de los sesenta del siglo XX, eclosionaron los movimientos identitarios negros en Norteamérica y, por reflejo, en Europa y en el propio continente africano, donde se había iniciado un poderoso movimiento descolonizador, que alcanzó su punto de no retorno durante la Guerra de Argelia. Esta contienda fue el mortero en el que por primera vez se amalgamaron las políticas identitarias. En él se vertieron lo negro y lo árabe y, como ya dije, se añadió el componente femenino —que ya llevaba tiempo extendiéndose gracias a Beauvoir y algunas de sus seguidoras—; por último, se agregó el relacionado con la orientación sexual, que ahora se llama género (e incluso transgénero). El racismo, la xenofobia y el resto de conflictos identitarios son un trampantojo: la clave es la posición económica. Como probablemente recuerden muchos lectores, "Adivina quién viene esta noche" es un filme norteamericano rodado en 1967, con una elegante interpretación de Spencer Tracy y Katherine Hepburn, que trata sobre la situación que se plantea cuando la hija de una liberal y acomodada familia de raza blanca norteamericana decide llevar a cenar a casa de sus padres a su novio, un brillante médico e investigador (interpretado por Sidney Poitier); pero, que es negro. A pesar de que el asunto central de la película parece ser el racismo todavía imperante en la sociedad norteamericana de mediados del siglo pasado —y, por consiguiente, los conflictos interraciales—, si se escuchan con detenimiento los diálogos, aparte del tema rotundamente explícito en la alocución que hace el padre de la joven antes de que todos los personajes se adentren en la estancia donde cenarán juntos y se acabe la película, el argumento de peso que permite a los padres aceptar al novio de su hija es el relacionado con la posición social y económica de este último. ¿Qué hubiera ocurrido en una situación así si el novio que la hija presenta a sus padres, de clase alta, hubiera sido un honrado, pero humilde, peón de albañil, o el repartidor de carne, de raza blanca, que aparece en la misma película y que entra por la puerta de la cocina al tiempo que le tira los tejos a la atractiva asistenta negra de la familia? En ese caso —ya sé que estamos hablando de un argumento diferente—, en mi opinión, como decimos los abogados, no habría caso, ni siquiera se hubiera podido plantear la situación porque, por muy liberales que fuesen los padres, no hubieran estado dispuestos a casar a su hija con un cualquiera. Como advierte el politólogo arriba mencionado, "ser pobre es ser invisible a los ojos de los demás seres humanos". En ello radica la verdadera indignidad actualmente en Occidente. El racismo, el generismo, la xenofobia, así como los restantes conflictos identitarios, son un trampantojo. El único principio que de manera indiscutible impera en nuestra sociedad es el que se atribuye al emperador Vespasiano cuando dijo a su hijo Tito "pecunia non olet"; ésto es, el dinero no huele. Jamás he visto a un musulmán, a un negro, a un judío o a un gay ser expulsado de un restaurante o de cualquier otro lugar por motivos raciales, sexuales o religiosos. Más bien al contrario, he podido contemplar a un acaudalado árabe, rodeado de sirvientes y mujeres enfundadas en su respectivo hiyab, chador o burka, acaparar plantas enteras de hoteles de lujo, o varios camarotes en cruceros y transatlánticos, o aterrizar en zonas acotadas de los aeropuertos tras descender de su avión privado; también he coincidido con familias "de color" visitando las tiendas de la calle Serrano de Madrid, de la Via dei Condotti de Roma o de la Avenue Montaigne de París, así como he visto descendientes de africanos en las sastrerías de Savile Row de Londres. Y es conocido que determinadas agencias de viajes procuran atraer la clientela gay por su, en muchos casos, elevado poder adquisitivo o, como mínimo, de gasto. Por tanto, ¿de qué estamos hablando? ¿Hay alguna cosa que hoy no pueda comprar el dinero? Si "Barcelona es bona si la bolsa sona", ¿dónde demonios se encuentra la discriminación? Sin embargo, sigo sin ver obreros metalúrgicos alojados en hoteles de cinco estrellas, fontaneros cenando con frecuencia en restaurantes con al menos una Estrella Michelin, ni a ninguna cajera de supermercado viajando a Sidney para ir a la ópera. Y, en muchos casos, seguro que no es por falta de ganas, porque el refinamiento es algo que se adquiere practicándolo. Incluso los pobres deberíamos tener derecho al buen gusto. La corrección política es una amenaza para las democracias por privarlas del libre intercambio de opiniones. Por tanto, la farsa del supuesto racismo no es más que una manipulación. Descatalogar "Lo que el viento se llevó" ni valida el presunto racismo actual de las sociedades occidentales (que, salvo algún caso aislado, brilla por su ausencia), ni hace desaparecer lo que ocurrió en América hace más de un siglo. Resulta más fácil entretener a la gente con disputas racistas, xenófobas y genéricas que explicarle porqué disminuye el grosor de la clase media. El único lugar del mundo donde ha empezado a crecer es en China, pero por razones muy particulares que ahora no cabe explicar. Un nutrido número de intelectuales norteamericanos acaba de suscribir un interesante documento en Harper’s Magazine que se titula A Letter on Justice and Open Debate. En mi opinión, se trata de un texto muy relevante por dos motivos, a saber: el primero, porque son más de ciento cincuenta escritores y académicos de primer nivel los que lo suscriben, predominantemente de izquierdas, junto con algunos no necesariamente adscritos a ninguna tendencia política y algún que otro conservador; el segundo, porque es la primera vez que se alza la voz de una manera tan clamorosa contra la dictadura de la corrección política. Los abajo-firmantes, entre los cuales se encuentran figuras tan destacadas como Noam Chomsky, Margaret Atwood, Salman Rushdie, J.K. Rowling o Garry Kasparov, llaman la atención sobre lo que unos cuantos llevábamos algún tiempo diciendo desde diversas tribunas: que la corrección política es una de las mayores amenazas para las democracias occidentales por privarlas de algo tan básico como es el libre intercambio de opiniones. El libre mercado de las ideas, según la frase acuñada por el juez Holmes. Ya sé que, en un ejercicio de equidistancia, los autores de esta carta sitúan a ambos lados de la amenaza contra la libertad de expresión tanto a Trump como a la susodicha corrección política; pero lo nuevo es ésto último. Las críticas intelectuales contra el presidente norteamericano se han convertido en una especie de lugar común; lo llamativo es que los intelectuales de izquierda, algunos de los cuales, durante su juventud —voluntaria o involuntariamente— contribuyeron al levantamiento de la llamada "nueva ortodoxia", se hayan posicionado de esta manera tan clara y, sobre todo, abrumadora. Alguien comentó la carta de los intelectuales norteamericanos como si se tratara de una regañina de viejos anquilosados, incapaces de saber manejarse en las redes sociales, contra los jóvenes valores del periodismo, las universidades y la literatura actuales. Pero esto es lo mismo que coger el rábano por las hojas y desconocer lo cercenador que está llegando a ser el extremismo identitario y lo perjudicial que resulta para el progreso de nuestras sociedades. De hecho, como hemos advertido algunos, coincidiendo con Fukuyama, Pinker o Lilla, también firmantes del documento, la corrección política supone un paso atrás respecto de muchas de las conquistas alcanzadas durante los últimos doscientos años. Todos sabemos que Orwell fue el primero en vislumbrar los peligros de la corrección política, que se ha venido construyendo tras el final de la Segunda Guerra Mundial; también fue quien antes que nadie escribió que sustituir una ortodoxia por otra no significa necesariamente un avance (amplia aportación intelectual de Lagun)... MyPlan, la aplicación que elabora un plan de escape para mujeres que sufren violencia de género. En la aplicación, creada en Canadá, se pueden introducir las distintas variables (si hay niños, si se convive con el abusador...) para que genere un plan alternativo que permita salir de la situación de violencia... Willem Dafoe protagoniza el "Gran jardín de flores", cartel del Zinemaldia donostiarra... El virólogo y profesor de Microbiología y consejero científico del Centro Nacional de la Gripe Raúl Ortiz de Lejarazu ha advertido a través de su cuenta en Twitter del peligro que suponen cierto tipo de conductas relajadas frente al coronavirus que se producen por "reuniones sin ninguna precaución" y que seguirán favorenciendo su propagación, a pesar de que se imponga el uso obligatorio de mascarillas. Preocupado por el aumento de rebrotes, ha lanzado un mensaje en la red social, que ha bautizado como las '4B' (Bodas, Bautizos, Bares y Botellones) y poco después ha ampliado a las '6B' (añadiendo Barbacoas y Banquetes). Es decir, los seis tipos de reuniones en las que el virus se contagia con más facilidad. "A los menores les infectan los adultos y adolescentes que se infectan en las '6B' (Bodas, Bautizos, Banquetes, Barbacoas, Bares y Botellones)", ha destacado el virólogo en otro tuit, en el que señala la necesidad de llevar la mascarilla también en ese tipo de situaciones, o imponer "alguna legislación" para regularlas. Además, advierte del riesgo de las reuniones sociales aunque se realicen al aire libre. "Si estás a menos de un metro durante más de 15 minutos hablando enfrente de una persona aumentas las posibilidades de que tus gotas de saliva (no las microgotas) lleguen a mucosas respiratorias (nariz, boca) o conjuntiva del amig@/persona frente a ti", explica. El experto se pregunta: "Cuál es la eficacia de obligar a usar la mascarilla en la calle y en lugares limitados, pero en bares y restaurantes no". Respecto a los bares, Lejarazu critica la legislación, que permite la población acuda a "bares y terrazas sin indicación de aforo ni distancia de seguridad" y advierte que en el mapa de los brotes de coronavirus "el 40% tiene su origen en encuentros familiares". Lejarazu, que se define a sí mismo en Twitter como un "fanático de los virus", en especial "de la gripe y otros virus respiratorios", mantiene en la red social un perfil muy activo, que en los últimos días se ha dedicado especialmente a pedir "coherencia" en las normas y en las conductas destinadas a frenar el avance del coronavirus. Sin despreciar la importancia de la mascarilla, el experto microbiólogo considera que "lo más importante es centrarse en las aglomeraciones en zonas de ocio, en los centros de trabajo o en las reuniones y celebraciones en el entorno familiar. Ahí están los focos de contagio. Si nos seguimos abrazando o saliendo pegados los unos a los otros la mascarilla puede minimizar el riesgo de contagiarnos pero eso no impedirá que siga habiendo rebrotes", recalca (interesante reportaje recogido por Aritz)... Y así estamos..."

Besos mil; Kfm   

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Alimentos termogénicos, aunque ya los conocemos es bueno saber qué hacen en nuestro cuerpo. Natural es querer tener cierto orden en nuestra vida para organizar proyectos, pero con lo que hay, adaptarse es lo más sabio. Qué graciosa la película... parece sacada directamente de TR... y la reflexión del racismo y la pobreza, me parece genial. No es tanto el color o el género como su capacidad y situación en la sociedad. Típico, la llevas siempre y por un descuido te la cargas, cuando hay quien pasa de llevarla en la cara. Un nuevo miembro en la familia, me alego por ti.. bienvenido, Lucas! Besazos, querido Kerman.
    Donde dije "Hoy" quise decir "Oí"... los nervios, ya lo quiero tanto...
    ayer, por los pelos, me libré de la multa por no subir la mascarilla entre toma y toma de un doble descafeinado. Cómo están las cosas por estos lares... ¡Qué susto para mi y para mi economía! El policia fue duramente recriminatorio... Tengo un gatito de 6 semanas recogido... ¡de un contenedor de basura! Hoy sus ligeros maullidos al echar la bolsa. Es rubio y de ojos azules, como yo. Juguetón, de biberón y comida húmeda. Lucas ya ha pasado revisión veterinaria. Agradecido y cariñoso... Besos mil de nuevo, Kfm
  • Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura y los de su alrededor

    Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundillos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura y familia

    Divulgativos mundos de Laura en familia

    Divulgativos mundos de Laura y familia

  • 105
  • 4.57
  • 29

kerman fdez mlez/Gipuzkoa/kermanfdez@hotmail.com/ldo.CcInfc,Psico,BArtes UPV.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta