cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
RAZÓN DE LA SINRAZÓN
Reflexiones |
07.12.12
  • 4
  • 4
  • 913
Sinopsis

¿De qué sirve dialogar? ¿Qué es negociar con alguien? ¿Realmente alguien nos quiere tanto como para escucharnos?

¿De qué sirve dialogar? ¿Qué es negociar con alguien? ¿Realmente alguien nos quiere tanto como para escucharnos?

Me siento decepcionado. En una discusión, ya sea amistosa o no, simplemente usamos nuestra inteligencia y audacia verbal para conseguir que el adversario nos dé la razón, nuestra razón. Razón que conforme va avanzando la discusión, nos damos cuenta que no nos pertenece, pero nos empeñamos en defenderla hasta el final, sea como sea, caiga quien caiga, hasta que nuestro contrincante caiga derrotado y nos otorgue la custodia  de la verdad, sabiendo a ciencia cierta que ninguno de los dos es el legítimo propietario de ésta.Estoy cansado, mi alma flaquece.

Pero, ¿quién dicta quién tiene razón o no?  En el estado que me encuentro, sólo se me ocurre un nombre, Justicia. ¿Pero quién defiende la Justicia? ¿Jueces políticamente correctos y corruptos? ¿La Religión? ¿La familia?.En el fondo, no buscamos nunca que se haga justicia, siempre hay un derrotado en una discusión, simplemente es una lucha cuerpo a cuerpo, en la cual siempre vence el más fuerte, el más poderoso. Está en nuestros genes, no vale para nada nuestra educación, nuestras vivencias. Seguimos comportándonos como animales. La ley de la selva.

Por eso, nadie me convencerá de que no debo hacer lo que voy a hacer (¿quién es tan fuerte como para evitarlo?).Nunca he estado más seguro  de la verdad que me espera, una verdad indiscutible. Por fin tendré la razón de una vez por todas. Nadie, nadie podrá conseguir que me aferre a esta vida. Espero que no falle mi única amiga en estos momentos. Una pistola. Una pistola cargada en mi boca. Posiblemente luego tendréis  todos  vuestra  propia opinión. Era un loco, un suicida. Hablar por hablar. La única verdad que existe, estoy a punto de acariciarla. Mi muerte.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Yo divido este relato en dos partes... la primera en la que estoy completamente de acuerdo en cuanto que siempre queremos llevar la razón incluso aunque en mitad de la discusión nosotros mismos sepamos que no la tenemos... está en nuestra sangre siempre el quedar por encima (yo soy así)... la segunda parte, previsible, la idea muy buena... mi consejo.... nunca apretar el gatillo, porque así.. nunca volveremos a luchar por la razón absoluta y eso... es muy aburrido!!! ja ja ja. Un saludo
    Escribe tus comentarios...El que sea verdad indiscutible no quiere decir que sea agradable. Otra verdad indiscutible es la vida, sin ella no hay muerte. Es cierto que la ley del mas fuerte forma parte de los genes, pero también que evolucionamos, ya no vivimos en cavernas, y aunque lentamente avanzamos. Ante la duda, mejor no apretar el gatillo, le diria a tu personaje. Pero el dedo es suyo.
    Muy buen relato. Quizás un poco brusco el salto del final. Pero la idea es muy interesante.
    ta bueno
  • Dios mío.¿Dónde está el camino por el que acabo de llegar a este lugar?

    ¿De qué sirve dialogar? ¿Qué es negociar con alguien? ¿Realmente alguien nos quiere tanto como para escucharnos?

    Era sábado por la mañana.Hacía mucho tiempo que tenía pensado bajar al trastero a ordenarlo y limpiarlo, así que bajé en chandal, con un cepillo y un recogedor.Encendía la luz y cerré la puerta.¿Por dónde empiezo

    Es hora de acostarse.

  • 4
  • 3.95
  • -

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta