cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
REALIDAD
Varios |
24.11.18
  • 0
  • 0
  • 418
Sinopsis

KJASDF JKHADJLFH LKJ LDKJFALK HJLDHA FLKKA HFA DKJFA HAKDFH KDJF. KJDFKAJ JJJD.

¿Se imaginan si todo lo que sabemos o creemos saber es falso? ¿Si todas nuestras creencias acerca de la vida y nuestra fe fuesen erróneas? ¿Cómo se sentiría el hombre al saber que todo lo que piensa acerca de la vida, del propósito de esta, y de lo que haya después de morir, en realidad no importa para nada?

¿Qué pasaría si la verdad estuviese oculta para todos los humanos sin excepción y que todas las teorías y sabiduría no son más que delirios? ¿Que ocurriría si los ateos estuvieran equivocados tanto como los místicos?

Así pues, de un profundo sueño despertó Haarón, estaba viejo y cansado, le costaba caminar por su edad. Se encontró en una dimensión indescriptible que escapaba de todos los conceptos que tenemos acerca del color y del espacio, simplemente es imposible de describir y ni siquiera imaginar. Todo a su alrededor era algo que el pobre viejo nunca había visto, poco a poco fue perdiendo la imagen falsa que solía tener su cuerpo y adoptó una forma igual de inefable que todo a su alrededor.

Oyó una voz que lo saludó por su nombre, pero no pudo saber quien la producía ni de donde venía pues esta extraña realidad era muy difícil de entender para la mente de este pobre mortal.

- ... Haarón, tú eres el elegido. El elegido para conocer la verdad. Te revelaremos lo que ningún humano ha visto y jamás volverá a ver. - dijo la extraña voz.

El viejo no pudo hablar porque su mente no era capaz de comprender esa dimensión y sus leyes ajenas a todos los humanos.

- Debes estar muy confundido Haarón, pero hemos decidido mostrarte la realidad oculta del ser humano... - dijo la voz.

Y un objeto (decirle objeto es hacer una humana interpretación porque todo lo que había allí era indescriptible e inentendible en su totalidad) proyectó en la mente del pobre viejo una serie de imágenes como si fuesen visiones.

Haarón pudo ver en su mente imágenes del mundo de los humanos, vio a la mayor parte de la humanidad esclavizada por cierto grupo de humanos, que trabajaban duro y soportaban el infierno de estar vivos engañados por sus sueños e ilusiones y por su programación mental, mientras que el pequeño grupo de privilegiados vivían comodamente y ponían su empeño en proyectos ambiciosos desconocidos para el vulgo pero que eran igual de banales e inútiles que las metas de los de abajo.

Fue vislumbrando más imágenes y se dio cuenta de que no importaba si estabas arriba o abajo en ese mundo de los humanos, de igual manera todos ignoraban la verdad acerca de la vida y de lo que había después de la muerte y que todas las teorías y la sabiduría oculta que el hombre había creído descubrir eran falsas en su totalidad, creadas por seres sabios para evitar el sufrimiento del hombre y para darle fuerzas y motivos para que la vida no fuese una carga tan pesada de soportar, estos sabios comprendieron la necesidad de crear estas teorías para tratar de aliviar al hombre y de saciar su curiosidad pero lejos estaban estos sabios de imaginar la verdad.

Finalmente a Haarón se le reveló la verdad en su mente y comprendió una pequeña parte de esta. Los humanos no eran más que algo como un espectáculo o un objeto de estudio para ciertas entidades inefables que vivían tras una barrera que los humanos no podían traspasar por sí solos, pero que observaban atentamente esperando que algo extraño sucediera en el mundo de la humanidad. También se enteró de que aquellos que morían no dejaban de existir pero ya no pertenecían al mundo de los vivos sino que eran reciclados y servían como energía para sustentar a los que estaban vivos, en parte morían porque dejaban su vida humana pero no morían en su totalidad porque se convertían energía. En pocas palabras los humanos eran ratas de laboratorio.

Haarón se entristeció al ver que los humanos no eran nada y que vivían un pequeño infierno lleno de ilusiones. La extraña voz comenzó a hablarle sacándole de su ensueño:

- Fue suficiente Haarón, decidimos revelarte esta verdad solo por mera diversión, nosotros seguiremos observando el mundo de estos seres para ver si ocurre algo interesante. Ahora duerme Haarón... Duerme para siempre...

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Escritor amateur. Les invito a leer mi ebook: https://espanol.free-ebooks.net/ebook/Jag-Tup-Onomatopeya-del-Escupitajo

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta