cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Reflexiones de un alcohólico
Amor |
23.07.20
  • 4
  • 1
  • 126
Sinopsis

"No, no tengo problemas de dinero, siempre me fue fácil conseguirlo, quizás por eso me reconozco arrogante y un poco desagradable". La vida nos lleva por distintos caminos, pero finalmente siempre hay un motivo, una razón…

Traeme mi botella le dije al barman, mientras me sentaba en mi lugar en la barra, el extremo más alejado y en penumbras del bar. Ya hace más de un año que me siento todas las noches en este lugar.

Tony, el barman, prefiere también que este alejado, lo menos visible posible. Lo cierto es que mi aspecto es algo que hace rato dejo de preocuparme, mi ropa como es de marca y de cierta calidad en la oscuridad pasa como algo razonable, aunque hace rato que no visita un lavarropas.

Si me vieras ahora no lo podrías creer, incluso supongo que no me reconocerias. Si, estoy seguro que no me reconocerias, mi aspecto sucio y desalineado. Además estoy mucho más delgado, ni siquiera recuerdo cuando fue la última ves que comí.

Tampoco me reconocerás por que quedo atras, muy atras aquel emprendedor y desafiante hombre de negocios. No, no tengo problemas de dinero, siempre me fue fácil conseguirlo, quizás por eso me reconozco arrogante y un poco desagradable.

A modo de justificación siempre busque la libertad que te da el poder del dinero. Ser yo quien define si es si o no, si es ahora o después, si es acá o allá, y miles de estupideces más.

Libertad, libertad… que curioso buscaba la libertad del dinero y hoy tengo la más cruel de la libertades…  La libertad del “No me importa” Ya nada me motiva, ni tiene importancia, ni me conmociona. No soy sensible ni a la alegría, ni al dolor, ni siquiera puedo sentir compasión.

Soy absolutamente y completamente libre pero terriblemente infeliz… desde que te fuiste.

---o---

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

El universo no es tan inmenso, solo cabemos tu y yo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta