cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Reflexiones sobre el Deseo en plural mayestático
Reflexiones |
25.09.19
  • 4
  • 6
  • 1011
Sinopsis

No es por vanidad o grandilocuencia, pero usé al plural y ahora lo justifico con este título de mierda.

Reflexión mayestática numero 0: Buscamos desesperadamente oír ciertos ecos de personas que ya no están en las que ahora nos acompañan. El deseo es irracional , visceral, nace en regiones oscuras de la psique y no entiende de lealtad. Nos ataca un impulso creativo, que quiere moldear lo que creemos que nos pertenece a imagen y semejanza de lo que deseamos y no tenemos. Otra cosa es que miremos a otro lado y nos mintamos diciéndonos muy seguros que lo que tenemos es exactamente eso que deseamos. No caemos en la cuenta de la contradicción. ¿ Cómo se puede desear algo que ya se tiene? Se viven mentiras continuas. Y la vida sigue... Reflexión mayestática número 1: Nos pasamos la vida creando ficciones para luego devorarlas. Somos devoradores de ficciones. Nos regimos por signos, por símbolos que tapan, que cubren la vida. Nuestro propio lenguaje no es más que una fina capa de aceite sobre un abisal océano. Lo que cubre el lenguaje y sus derivados es la misma vida, con toda su riqueza y toda su simpleza. Sustituimos una vida natural, pura, por una dominada por la técnica, por la máquina, por lo artificial. Hemos perdido todo resquicio de naturalidad.  Las leyes que rigen nuestras acciones, nuestros impulsos, son engranajes colocados en nuestra psique para que un gran monstruo pueda seguir viviendo. El gran Leviatán de Hobbes a mutado a algo mucho más siniestro, mucho más gigante, mucho más monstruoso. Reflexión mayestática número 2: Pecamos al dotar con la presunción de candidez a aquellos objetos que deseamos. Una excusa para no bucear en lo profundo de tales objetos, para no indagar en sus profundas naturalezas, tan comúnmente alejadas de nuestros ideales. Cuando, de repente, en un fogonazo de lucidez, o en medio de una trivial circunstancia tal naturaleza nos es revelada, una afilada lanza nos atraviesa, nos quiebra. Nos rompe. Somos nosotros mismos los deudores y responsabes de los dones y las bonanzas ilusorias con que adornamos los objetos de nuestro deseo, sólo para ajustar el valor de los mismos a algún tipo de patrón ajeno a nosotros. Cánones  sociales, morales, cuentos de hadas. Ilusiones industrializadas. Somos responsables de esas ilusiones y de los efectos que , al contraponerse con la realidad de los hechos, dichas ilusiones producen en nosotros. Reflexión mayestática número 3: A veces contemplamos otros cuerpos como campos fértiles donde sembrar nuestras semillas de esperanza. Lugares donde el deseo seminal crezca y se desarrolle. Fantaseamos con los posibles retoños que esos cuerpos nos proporcionarán. Momentos de éxtasis sexual, risas, caricias, o también seguridad, cariño, comprensión y escucha. Tiernos vástagos que nos proveerán de dicha y bienestar. Cuando convertimos el cuerpo ajeno en un campo aún en barbecho que previsiblemente nos dará frutos en un futuro cercano, no lo hacemos a la manera del poeta con sus símiles y metáforas y otros recursos artísticos o literarios. No. No se trata de una bella e inocente metáfora. Se trata de algo más perverso, más bestial. Dejándonos arrastrar por instintos que la consciencia no permite aflorar, lo que hacemos en realidad es reificar al otro ser. Cosificarlo. Convertirlo en un medio para nosotros. Para nuestros fines.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 290
  • 4.14
  • 661

Tan solo una sombra de camello sobre la arena

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta