cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Refranes
Humor |
09.08.10
  • 4
  • 5
  • 1452
Sinopsis


Después de un riguroso estudio científico en torno al refranero popular español llego a la siguiente conclusión: los refranes más conocidos y populares de este, tienen una influencia nefasta en nuestro comportamiento social. Dicha influencia entra en acción en muchos comportamientos de nuestra vida cotidiana de una manera involuntaria, escapando totalmente a nuestro control. Con amino de romper este influjo malévolo que nos corroe, me propongo a divulgar lo más destacado de mi estudio.
Observemos pues los siguientes refranes:

“A caballo regalado no le mires el dentado”. Aparentemente inofensivo y didáctico, pero la verdad de este refrán se da a concer en la época de rebajas. Sin saber porque, acabas acaparando todo tipo de aparatos, ropa o utensilios que jamás hubieras pensado poseer por el mero hecho de creer que son un “regalo”. Tal vez este refrán sería más útil a la gente de la siguiente forma: “a caballo regalado no le mires el dentado, pregúntate si alguna vez lo has necesitado”

“Burro grande ande o no ande”. Viene de perlas a esta cultura del escaparate donde vivimos. Aquí lo importante es aquello que puede impresionar.Si todo lo que mostramos al mundo lo hacemos de una forma llamativa,nadie se plantera el valor o la utilidad de lo hemos mostrado.

“Quien bien te quiere te hará sufrir”. Simplemente debería ser exterminado con todo aquel lo pronuncie. Curiosa la relación que se establece entre amor y sufrimiento, pero no menos curioso, es la manera que tenemos de excusar las fechorías de aquellos que” bien nos quieren”. Refugio de maltratadores y listillos que se alimentan del mal ajeno.

“Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Lo malo no deja de ser malo por mucho que lo conozcas. Aquí se intenta destruir la necesidad humana de buscar, diciéndonos:
-quieto no te muevas, no vaya ser que lo empeores.
Ejemplo:
Manolito duerme todos días con la cabeza apoyada en un cactus, igual que lo hacen sus progenitores y toda persona que habita en su comarca. Todos tienen unas heridas tremendas en sus rostros provocadas por las espinas, pero nadie les da importancia, ya que es lo normal cuando se duerme sobre un cactus. Un día llega a la comarca un personaje peculiar vendiendo un extraño producto. Este artilugio sirve para apoyar la cabeza mientras se duerme, lo llama almohada. Es evidente que será mucho más cómodo reposar la cocorota en la almohada que el cactus pero aun así, el individuo se fue de la comarca sin vender una sola almohada. Manolito le pregunta a mama y a papa:
-¿Por qué no compramos las almohadas del forastero? Saltaba a vista que no tenían espinas y sería mas cómodo dormir sobre ellas, ¿no entiendo como no las compramos?
-Que ingenuo eres manolito…ya sabemos que dormir sobre un cactus duele por culpa de sus espinas, pero es lo que visto toda vida. Estamos muy acostumbrados y conocemos su dolor, por lo tanto, tenemos la certeza de que nada malo nos puede pasar. De esa dichosa almohada no conocemos nada de nada. ¡A saber cuál es su verdadera naturaleza! Era obvio que parecía muy cómoda y relajante pero, ¿quién sabe si dentro de ella se escondía una bomba? Dime manolito qué es mejor: ¿dormir sobre tu cactus tranquilo y seguro?, ¿o hacerlo cómodamente sobre esa almohada, temiendo que tus sesos se esparzan por toda la habitacion?

-Gracias mama, gracias papa, me voy rápido a dormir sobre mi cactus. Ya nunca me enfadare cuando se me metan las espinas en los ojos. ¡Si me quedo ciego como el tío Luis!, me reiré mucho. Yo por menos no soy tan estúpido como los tienen almohada. ¡Seguro que sus ojos están bien!, ¡pero ni se imaginan que su cabeza en cualquier les puede explotar! ¡Jajaja!

“Más vale pájaro en mano que ciento volando”. Parece lógico y coherente, pero no es más que una oda al conformismo y a la esclavitud de tener que alcanzar la meta. Un pájaro en tu mano carece de valor, ya no puede volar. Tan solo te recuerda que una vez fuiste capaz de alcanzarlo. Yo prefiero ir tras ciento volando, aun teniendo la certeza, de que nunca jamás podre atraparlos. Pero quién sabe si gracias a mi dichosa manía de ir tras ellos, con el tiempo, lo mismo aprendo a volar……..

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Pobrecillos los refranes, tan fáciles de refutar. Ya nadie los usa, a menos que se haga añadiendo cierto tono de descreimiento. Como ejercicio no está mal. Es verdad que la historia del cactus desequilibra el conjunto. Es correcto pero le falta humor.
    Muy fino el análisis de alguno de nuestros refranes más populares ( la historia de manolito es un tanto generalizadora, pero también aleccionadora, una fábula "nieztchiana" sobre el uso y la justificación que le damos a las costumbres más irrisorias) Por otro lado, en la frase "Simplemente debería ser exterminado con todo aquel lo pronuncie." creo que se te ha olvidado un "que" entre "aquel" y "lo". Por lo demás , creo que muchos de estos refranes, como muy bien has ejemplificado en la historia de manolito, no sirven sino para justificar costumbres basadas en la vagueza, el conformismo, y en general el miedo a lo extraño y todo lo que se salga de la norma a favor de lo cómodo, de una existencia sin aderezos.
    Veo un par de "pegas".Encuentro que hay una descompensación entre los comentarios de unos y otros refranes. En general los analizas en unas pocas lineas y al llegar al del cactus te extiendes de tal forma que el comentario podría tener entidad por si solo. Terminas un poco de repente, es como si estuviera sin rematar. Pero el caso es que me he reido mucho. Me han encantado las conclusiones de Manolito.Pobre tio Luis :)))
    Realmente aguda tu apreciación del refranero. Cultura popular, le llaman. Un pueblo educado en el conformismo y el gergarismo, acaba pariendo perlas como las que nos acabas de desmenuzar aquí tan bien. Los del catus y las almohadas debería leerse en los colegios al empezar el curso: incrementaría algo el sentido crítico de los educandos. Un abrazo, amigo, z.
    jajajjja... bueniisimoo

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta