cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
Regálame una margarita, por favor.
Poesía |
26.09.19
  • 4
  • 0
  • 488
Sinopsis

Entierra nuestro amor, entiérrame, por favor. Y embellece mi dolor con esta flor.

Regálame una margarita, por favor.

Son especiales, me recuerdan a ti. 

Me recuerdan a tu pureza,

a tu malcriada e impura naturaleza.

Obséquiame el divino privilegio,

no me deshonres ni condenes al sacrilegio.

Fui tuya en dulzura e inocencia,

fui tuya y ahora lo sé a consciencia.

Porque hubo cosas mías que se hicieron tuyas,

y tantas cosas tuyas que se hicieron mías.

Eres creador y destructor,

eres la cura y el redentor.

Obséquiame esa flor de tu jardín,

hazme por vez última reír.

Y si algún día vuelves, vuelve a mí.

Pero si un día te vas, no vuelvas más.

Decide ya, y dame esa flor.

Dame el obsequio de nuestro adiós.

Entierra nuestro amor,

entiérrame, por favor.

Y embellece mi dolor con esta flor.

Embellece mi tumba y declama tu adiós.

Régalame una margarita, por favor.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Te escribo para no olvidarme de que tengo que olvidarte.

    Hablemos de esperanza, de paz, de amor, de orden. Hablemos de las cosas buenas que llenan el corazón de las personas, de esas pequeñas decisiones que se toman cuando el camino se cierra, cuando la verdad duele.

    Sabes que eres un alma vieja cuando todo te sorprende y aun así, no esperas nada de la vida, porque la vida misma se manifiesta ante ti.

    Poema a la vida.

    El mundo está al revés.

    Los ruiseñores cantaron, la melodía se dejó escuchar a través de los cipreses y los árboles frutales que rodeaban el jardín, algunos colibríes volaron de flor en flor buscando algún néctar que sustraer para alimentarse. El césped mojado por la brisa matutina se iluminó de repente por los rayos del sol, que dejaban caer sobre él un manto amarillo de luz. La escena era celestial, un pequeño paraíso en algún rincón del mundo. El canto de aquellos pájaros era apacible, pero triste. Anunciaba un nuevo día; una nueva oportunidad para hacer las cosas de forma distinta y mejorada.

    Somos cauces perdidos que sin mucho pensar siempre llegan al mar.

    Soy una adicta.

    ¿Lo sientes? Te estoy soltando.

    Y callo, ¿sabes? No porque me falten respuestas que darte, sino porque prefiero el silencio educado que una oración infame e hiriente.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta