cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
RELATOS DE LA DIVISION AZUL (INTRODUCCIÓN)
Históricos |
01.05.07
  • 3
  • 2
  • 1695
Sinopsis

0. PREÁMBULO

Piedralaves, Ávila, 20-01-2004

Allí estaba de pie, impasible, mientras el viento helado le cubría la cara de ligeras ventiscas de nieve que venían de la sierra. Pese a los ochenta y dos años que tiene ahí está, con el rostro cubierto de arrugas, su boina calada a un lado, y su interminable colilla de tabaco negro en la comisura de los labios, mientras sus ojos lastimados por el brillo de la nieve quedan vidriosos por el recuerdo de los de allá arriba.

Sus piernas parecían no poder sostenerse sobre el bastón que le ayudaba a caminar, tenía una pierna maltrecha después de una batalla, me contó una de las veces que le sonsaqué algo de ésta historia, antes de que pensara en lo poco de lo que le quedaba de estar en este mundo y me contara en una noche de hoguera y orujo en pleno Invierno, la mayor de las historias que me han contado nunca sobre algo que me parecía mítico y que ahora me parece tan cercano. Miraba con una mirada que había visto muchas cosas que hubiese podido dejar de verlas con buen gusto, pero también con la mirada cansada que da la vida de fatigas y lamento y, ¿por qué no?, también de trabajo, esfuerzo y dedicación.

Para que “el viejo” llorara de aquella manera tenía que ser algo de gran importancia para él, el abuelo de muchos y padre de tan pocos. Estaba paseando cerca del altar que se encuentra en el Cementerio, un poco más abajo del pueblo, mientras su mirada vaga se distraía con las nieblas que surcaban el valle para poder agarrarse por algún pico de la Sierra de Gredos, pero de repente su vista se fijó en una pequeña inscripción de una lápida roída por el tiempo, oculta entre mármoles blancos y grises casi nuevos. Era una lápida con alguna grieta y un poco de musgo crecido por las lluvias otoñales y que todavía aguantaba con firmeza a las heladas invernales. En ella se podía leer, pese a todo, una inscripción que me perforó el cerebro después de la tensa mueca de aquel viejo cascarrabias; “CAÍDOS POR LA PATRIA Y LA GRACIA DE DIOS”, eran letras talladas a mano en la propia piedra, una inscripción que algunas personas le creaba odio ferviente, pero que a otros como “el viejo” le podía poner a llorar como a un niño.

Debajo de esas letras había el dibujo de un casco de acero con flechas saliéndole a ambos lados, era el escudo de la División Azul, esos españoles que fueron a luchar al lado de los nazis en tierra soviética en la Segunda Guerra Mundial. Entonces le miré con una mirada acusadora, mezquina y ruin.

- Al menos yo no maté a hermanos porque pensaban de otra manera como hicieron aquí tres años antes y muchos después llenando esta tierra de fosas comunes con españoles más grandes que el Generalísimo y sobre todo mucho más patriotas que él.-

Me dijo con voz autoritaria como si hubiera adivinado mis pensamientos. Eso me hizo recapacitar un poco, pues si lo decía alguien que las había pasado canutas con un Máuser a la espalda y un puñado de balas en el bolsillo, pasando innumerables penurias y dando tripazos por la orilla del Lago Ilmen, el Río Voljov y Krasny Bor entre nieve y hielo, sin poder tomar un poco de sopa caliente después de dejarse reventar por los soldados rusos, pues pienso que tenía razón, que narices.

Pero lo que más me dolió fue descubrir los nombres que en esa inscripción aparecía, los nombres de los camaradas fallecidos en combate y que vendieron caras sus pieles por un puñado de alemanes bastardos, solía decir
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta