cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

6 min
Respuesta a la crítica de Alma de blues
Reflexiones |
18.11.16
  • 4
  • 20
  • 1135
Sinopsis

Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando, tras abrir como todas las mañanas esta página web, me encuentro con un texto dirigido a mi persona, y más aún cuando, tras leerlo, observo que encierra una explícita censura hacia mi actuación en este virtual espacio.

Tiene razón la señora o señorita “Alma de blues” cuando constata que yo no he publicado ningún solo relato en esta página. Eso es obvio. Y no lo he hecho por la sencilla razón de que nunca he escrito ninguno. Soy un lector empedernido, suelo dedicar cada día más de dos horas a la lectura, es algo que me apasiona, hasta el punto que a lo largo de mi ya dilatada vida puedo ufanarme de haber leído centenares de libros. Ahora bien, que me apasione la lectura no significa que sepa escribir literatura. Y la verdad es que no sé hacerlo, nunca he sabido enfrentarme a la tarea de diseñar una historia y desarrollarla en frases hilvanadas, es algo para lo que no me siento capacitado y, por consiguiente, nunca me ha dado por hacerlo. Puedo escribir, y de hecho lo hago casi a diario, informes, memorandos, dictámenes, etcétera, pero tengo demasiado respeto a la literatura como para emprender una labor creativa en su seno. Del mismo modo, también soy un apasionado admirador de la pintura, sin que asimismo me haya dado nunca por posar pincel alguno sobre un lienzo.

Hará algunas semanas descubrí por casualidad este espacio y me sorprendió gratamente la lectura de algunos relatos, por lo que decidí registrarme y participar en él, aportando mi granito de arena, aunque no fuese en calidad de escritor. Es por ello por lo que casi todas las mañanas, durante la media hora más o menos larga que dedico a tomar un café en mi despacho, me empleo en leer algunos de los textos insertados y comentarlos en función de mi particular saber y entender.

Respecto a tales comentarios, sólo puedo decir que mi intención al verterlos  ha sido siempre con ánimo constructivo, no con un fin hiriente como parece haber entendido la señora o señorita “Alma de blues”. Así, cuando he detectado algún tipo de mala praxis literaria, la he hecho constatar sin demasiados ambages, aunque, como digo, no para ridiculizar o hundir al autor (nada más lejos de mi ánimo), sino sólo para que éste pudiera tomar nota y, si a bien lo tuviera, corregir tales errores en futuros trabajos. No veo sinceramente nada ultrajante en ello, más bien diría todo lo contrario…. Si, por ejemplo, compruebo que un relato adolece de errores ortográficos, de falta de puntuación, de deficiente prosodia, etcétera, lo expongo para que su autor pueda corregirlo si así lo desea. O si entiendo que la sintaxis es deficiente por un abuso de frases cortas separadas por puntos y seguidos, lo hago constar asimismo. O, entrando en el terreno de la lírica, si observo que un poema no guarda los cánones métricos mínimamente exigibles, o que incurre en demasiados ripios, aliteraciones, rimas basadas en tiempos verbales u otros defectos de estilo, entiendo que es honesto advertirlo para que así el poeta de turno pueda corregir  tales lacras en ulteriores trabajos. Eso me parece una labor constructiva, no destructiva.

Eso sí, del mismo modo que he podido llevar a cabo este tipo de comentarios, tampoco me han dolido prendas en elogiar aquellos otros textos que me parecieron bien confeccionados, algunas veces con verdadero entusiasmo, pues he de confesar que he leído en esta página relatos verdaderamente buenos, algunos ciertamente magistrales, y cuando así ha sido, mis comentarios no escatimaron aplausos. Vaya una cosa por la otra.

Respecto al tema de las valoraciones, he de confesar que yo personalmente preferiría no tener que valorar ninguno de los relatos que leo, ya que pienso que poner puntos (estrellas en este caso) a algo que se hace por mera afición no conduce a nada. Sin embargo, es obligatorio valorar antes de poder comentar, por lo que no queda más remedio que hacerlo, son las reglas. Hago aquí un inciso para sugerir a los administradores de este lugar que permitan la opción de poder comentar los textos sin tener que valorarlos previamente, sería algo beneficioso en mi modesta opinión.

Pero, en fin, dado que es obligatorio por el momento valorar para poder comentar, he procurado siempre que mis valoraciones fueran en consonancia con mis comentarios.  Niego sin embargo que estas hayan sido bajas, como afirma la señora o señorita “Alma de blues”, pues la gran mayoría de mis notas oscilan entre las cuatro y las cinco estrellas, esto es, el notable alto y el sobresaliente. Si hablásemos en términos porcentuales, diría que las valoraciones de tres estrellas que haya podido hacer no supondrían ni un 15% del total, y menos de tres estrellas no recuerdo haber valorado a nadie, tal vez uno o dos relatos a lo sumo. De hecho, he sido muchas veces bastante generoso en este aspecto, pues siempre tiendo a tirar por lo alto y he concedido a menudo una valoración de cuatro estrellas a textos a los que en realidad no hubiera otorgado más de dos o tres a lo sumo. En definitiva, que no creo que mis notas sean bajas en líneas generales. Insisto en cualquier caso en que preferiría poder comentar sin tener que emitir antes  calificación alguna.   

Vuelvo a decir que mi intención ha sido siempre constructiva, pero tras los reproches recibidos por parte de la señora o señorita “Alma de blues”, creo que me abstendré de seguir comentando los trabajos aquí publicados, salvo los de aquellos usuarios que así me lo pidan. En todo caso, quienes deseen que no  comente sus escritos, no tienen más que decirlo aquí mismo y por descontado que me abstendré de hacerlo, faltaría más.

Yo creo que una buena crítica resulta en el fondo más positiva que un aplauso vano, pero eso es sólo mi opinión; si los usuarios de este lugar prefieren un espacio donde todo sean flores y laudatorias, panegíricos y matrículas de honor, entonces yo me retiraré sin más, pues no comparto esa visión de la literatura.

Saludos a todos y mis más sinceras disculpas a quienes haya podido molestar con mis intervenciones.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buenas tardes, muy buenas palabras. Yo valoro mucho las criticas constructivas ya que nos sirven para ir aprendiendo y mejorando. Un saludo y si no te has pasado por mi perfil te animo a que lo hagas cuando puedas y leas (al ser posible en orden ya que si no pierde historia) mis historias que voy publicando que componen un pequeño libro que escribi. Saludos y gracias de antemano.
    Algo me dice que si escribieras, lo harías muy bien. Quien se queje, él o ella verá, porque aquí estamos para pasarlo bien y, sobre todo, aprender. Por mi parte me gusta que comentes mis textos: una crítica sincera a tiempo quita muchas tonterías, jeje, empezando por los vicios de escritor. ¿Qué haríamos sin los buenos lectores? ¡No existir! Un saludo, amigo.
    Te quiero agradecer por haberte dado el tiempo de leerme y además de darme tan buen comentario al respecto que sin duda me hizo feliz. ¡En serio muchas gracias! Por cierto, es autobiográfico de alguna manera pero el trastorno alimenticio que mencionas, queda descartado, saludos~.
    Cometa, creo que los que más tienen derecho a criticar a un escritor son los lectores, ya que a éstos van dirigidas nuestras obras. La tuya es una falacia: el nunca haber escrito un relato no impide comentar su forma, sobre todo si eres un lector asiduo como JLuis y sabes del tema.
    JLuis Cuesta, solo quiero agradecerte tu comentario y valoración sobre El impulso de escribir. Y te invito a que con toda confianza leas mis otros relatos y critica todo lo que quieras. Un respetuoso abrazo para ti.
    Un excelente critico eres amigo .
    Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar mi pequeño relato. Son valoradas las críticas de un lector empedernido. Saludos.
    Ciertamente es más facil escribir algo criticando a los demás que escribir de verdad, deberías probarlo
    Será todo un placer conocer tu opinión sobre mis relatos, cuando tengas tiempo y ganas, léelos y escríbeme todo cuanto te plazca. Un cordial saludo y muchas gracias por tu fantástica labor en esta web.
    Hola, me gustaria contactarme con vos y que me ayudes en mi labor de "creador" dado que soy una persona sin experiencia. Agradeceria si me dejas una casilla para contactarme. Desde ya, muchas gracias.

Soy un lector empedernido y aunque nunca me he atrevido con el noble arte de la escritura, me encanta leer todo tipo de literatura

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta