cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Revisando la conquista
Reflexiones |
13.04.19
  • 4
  • 6
  • 119
Sinopsis

Navego en el cambio interior incontrolable, casi impredecible que seduce cada parte de mi poniendo en duda cualquier afirmación pasada.

Después de unos días de crisis, histeria y enojo contra mi propia persona logre advertirme a esta revolución. Encontrando la solución en un aislamiento espontaneo.

Me niego a sentir algún tipo de movimiento hormonal, no deseo confundirme ni enredarme en cualquier persona, llamando a esto “ Amor”. Ni pienso pausarme, ni dejarme para después.Y entre tantas idas y vueltas, entre tantas nuevas ideologías surge un caparazón que evita este contacto innecesario.

Quiero sentarme para analizar el entorno, la gente que va y viene sin lograr quedarse en mi. Parece que algo no los convence o no los entretiene, parece que tengo un par de defectos bastante notorios. Aún no se que genera todo este abandono, el cuento se repite en la mayoría de mis relaciones, llegan hasta un punto y luego algo no los llena. Se marchan dejando un vacío, una intriga, un dolor.

Siempre me pareció algo absurdo que para conquistar lo que deseamos tengamos que fingir lo que somos, ponernos nuestro mejor disfraz, callar lo que no se desea escuchar, tener que ser quien divierte y hacer lo imposible para convencer que nos elijan. Y he caído en este juego, he conseguido lo que deseaba y luego logre darme cuenta que la persona que amaban no era realmente yo. Creo que por eso se marchan.

Esto lo aplicamos a todo, queremos agradar todo lo que se pueda para sentirnos mejor. Tenemos una cara distinta para nuestros familiares, otra para nuestros amigos, otra para los amores pasajeros y la más distorsionada se la damos a quien amamos. Y la verdad propia se olvida, se termina perdiendo, como en este momento. Pues no logro darme cuenta quién estoy siendo, si alguna vez fui real o solo estoy en el proceso de inventarme.

Me pregunto si es necesario crearme, parece como si fuera un proyecto que no se finaliza nunca, mientras junto mas habitos y creencias que van distorsionando mi ser.

Quiero sentir un sentimiento que este lleno de verdad, de la mía, de la otra persona y hundirme en el. Capas lo que estoy buscando no existe y estoy apostando mi tiempo en soledad en este desafío. Pero aun así una parte de mi está esperando sin prisa a alguien que disponga de una sola cara y que pueda leer la mia.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 45
  • 4.58
  • 106

"No me complico mucho, no me estanco. Quien quiera celeste que mezcle azul y blanco"

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta