cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Revivir
Reflexiones |
26.11.16
  • 5
  • 1
  • 788
Sinopsis

Esas sensaciones extrañas que sentimos en muchas ocasiones y que no sabemos ni como controlarlas ni como pararlas.

Puedes decir que estás bien, y nadie te cuestionará. Pero ella te mirará sabiendo que mientes. Que mientes por mentir, y tú te sentirás mal. Hará que te sientas dolido, muerto, fusilado, enano. Hará que te duela la barriga, y los ojos de aguantar las lágrimas, la garganta se volverá a irritar y una arcada te subirá desde el estómago hasta la garganta. Y lo aguantarás. Porque la seguirás mirando. Seguirás observando sus ojos. Y ella los tuyos.

Cambiaréis de tema, y ella poco a poco se olvidará. Tú no.

Ojos lagrimosos, ojos rojos. La política de Rajoy que derivará a la muerte de Castro y al complot de Barberá, pero tú no escucharás. Tu sólo sentirás dolor en todo tu cuerpo. El cansancio. Hombros caídos, pensamientos en alza.

Puede que aun siga pensando en lo que pasó.

Puede que ya no quiera volver a hablar.

Puede que poco a poco, se olvide de ti, cómo se olvidó de mí y como yo me olvidé de todos.

Menos de ella.

Puede que tú, te olvides de ella para llegar a acordarte de mí.

Puede que ella nunca se olvide de ti, como lo hizo de mí.

Puede que ella realmente te llegue a amar, cómo yo la ame a ella, y cómo tú me amaste a mí.

Puede que sea sólo mi deseo interno, que ella se olvide de ti y vuelva a mí.

Puede que sólo la quiera ver olvidar, para yo poder olvidar.

Puede que yo sólo quiera olvidar. Porque el dolor es más fuerte que mil balas en el estómago. Es más fuerte que ver a alguien morir. Es más fuerte que no poder controlar lo que sucede, y ver el mundo derrumbarse pedazo a pedazo.

Es más doloroso que ver tu propia muerte reflejada en una sátira propia de un escritor demente que calcula tú vida, para que tú sufras y otros rían.

Así que, por favor, deja de reír que moriré y tus risas sólo avivarán la llama que no siento por ella y sí por ti.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 26
  • 4.53
  • 349

Escribiendo cosas imaginarias en un mundo real.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta