cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
rimando bajo la lluvia
Poesía |
15.04.19
  • 4
  • 1
  • 390
Sinopsis

frases, rimas y poesías que se cultivaron caminando y pensando bajo la lluvia

Me gusta ver la lluvia a mi lado en el día más soleado y buscar la luna entre la nada, en la noche más nublada.

Me niego a ser el techo que te cubra de la lluvia, si por consecuencia te tapo las estrellas.

Soy una lluvia de meteoritos esperando chocar en vano contra el planeta más cercano,        Soy una lluvia de estrellas esperando estrellarme y estallar contra una opuesta lluvia de estrellas.                                                                                                                    Soy una lluvia de ideas, pero de feas y raras ideas, para que te vayas haciéndo la idea.

Suelo hacer que desde el suelo y sin alas, mi vuelo sea hasta el cielo.

Mientras llovía yo veía cómo la tierra el agua de lluvia se bebía. Y mientras la tierra bebía y bebía ella se reía al darse cuenta que yo mi vida de hace rato que no la vivía.

Atado a la tormenta, atormentado en cualquier lado. El lodo del lago me recuerda que somos solo magos vagos haciendo estragos.

Sigo vivo escuchando el latido, viéndo ese rojizo sufrido, que se habrá ido cuándo el sol se haya levantado y vestido.

No es que la lluvia no hable, es que escribe encima de la tierra su mensaje indescifrable.

Donde estuve fui una lluvia sin nube. Todo lo que digo tiene un futuro incierto, como una lluvia repentina en el desierto. La rebeldía fluye por mis venas, hasta que el desierto se quede sin un granito de arena.

No me merecen ni el cielo ni el infierno, le dije a la vida quizá en otra muerte vamos a vernos, quizá en algún frío de verano o en algún calor de invierno.

La noche es un beat silencioso del ritmo de un mundo sin melodía. El segundo beat llega al mediodía, que me suena como a cigarrillos, melomanía y melancolía.

Las nubes hacen música con la lluvia y algunos ya aprendimos el lenguaje de su intensidad.

Toda la vida siendo leal hasta en la tempestad y aún hay gente que duda de mi lealtad.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta