cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Rojo Escarlata
Amor |
15.10.16
  • 4
  • 1
  • 662
Sinopsis

¿El color rojo o la mezcla de todos?

—Tara, la tierra roja de Tara. Algo que amas mucho más que a mí. Tara. Tara. Tara— Repites junto a  Escarlata O´Hara. Y te echas a reír. Y tu risa contagia a la mía. Trato de continuar la frase, pero sólo me sé el principio, así que la sigo en un bucle infinito, sólo por hacerte reír de nuevo. Nunca fui un cinéfilo, pero sí un adicto a tu sonrisa, en cualquiera de sus formas.

El reloj marca las 17.37, pero fuera ya está cayendo el sol. Si no fuera por la luz del televisor, nosotros también estaríamos prácticamente a oscuras. Aprovecho esa media oscuridad para observar sin ser visto, para divagar por mi mente, insaciable de preguntas sin respuesta.

Mientras Escarlata resurge de sus cenizas, mi mente la abandona a su suerte y se fija en ti. Te imagina desconocida. Creo que añora la emoción de verte por primera vez. Quiere estrenar sus oídos con tus batallas de vida y estremecerse con un simple roce de manos. Me pide descubrir el fuego en tus ojos brindando con unas copas de gin tonic. Quiere que seas como una ciudad por descubrir, a la que sólo conoces por los documentales de gente que arriesga y nunca pierde.

—Red, ¿Si te vas qué haré yo?— Me preguntas con una exagerada interpretación.

Y mi mente vuelve de nuevo contigo y me dice que no se arriesgaría a desconocerte si lo que está en juego eres tú. Por un instante, tal vez eterno, olvidaría la curva exacta de tu sonrisa perfecta, el adictivo sabor de tus besos y  mi lugar favorito de tu cuello. Quizás nunca sabría que tienes miedo a las alturas, aunque eso no te impida volar, ni que amas a los perros viejos, aunque todos te parecen bonitos. Que eres la actriz más pésima y graciosa del planeta. Al fin y al cabo, olvidaría que ya intenté olvidarte una vez,  y en ese abismo casi muero de oscuridad…

— ¿Cómo que qué harás? ¿Pues irte a tu tierra roja de Tara, no?— Te contesto entre risas, mientras le digo a mi mente, que para qué quiero sólo la tierra roja, si todos los colores están contigo. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 15
  • 4.53
  • 325

"En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible" -A. Camus-

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta